Asuntos periodista con políticos

Home » De Primera » Sindicato condena despido de periodistas por asuntos políticos. ... El sindicato dijo que la información que tiene del periodista Espinal es que ha cumplido con sus funciones y no ha violentado ningún ley o normas institucionales, por lo asume que su desvinculación se ha tratado de una persecución en su contra. ... Concepción trabajo periodista con formación en asuntos políticos. - se necesita contratar un o una periodista para desarrollar labores de comunicación en el ámbito Preguntar al pueblo sobre asuntos de políticos Pablo Gómez Posted on 28 agosto, 2020 La ciudadanía vota cada tres años, y se le vuelve a preguntar hasta nuevas elecciones. Periodista con formación en asuntos políticos. Chile. Solicitar en el sitio web de la empresa. Periodista con formación en asuntos políticos. ... Job Description: Se necesita contratar un o una periodista para desarrollar labores de comunicación en el ámbito de la política. Puede o no tener experiencia, no obstante, se requiere persona ... Prohibidos de igual modo están el contenido ajeno a asuntos oficiales de la agencia; expresiones a favor o en contra de personas que figuren como aspirantes o candidatos, partidos o comités políticos de cualquier tipo, recomendaciones sobre cómo votar en un evento electoral, y “cualquier otro contenido que no pueda ser interpretado ... Cónsul de Asuntos Políticos y Prensa ... gestionar la relación política de México con países de Europa del Norte. ... *Periodista Independiente Cubano🇨🇺 *Activista por los Derechos ...

Resumen Semanal de Noticias III

2020.09.14 00:48 guillepaez Resumen Semanal de Noticias III

Hola a todos, bienvenidos al resumen semanal número 3. Antes de empezar con las noticias queremos agradecerles a todos por el buen recibimiento de la semana pasada y la buena onda que nos transmitieron para seguir laburando. Fueron genial todos los comentario y, awards, nunca había recibido ninguno y se me llenó de cositos el post. Incluso hubo algunos que se coparon y nos donaron unos cafecitos. Mil gracias. Ahh estes es un proyecto que estamos haciendo en conjunto con u/churros_cosmicos, asi que los créditos también son para él. El texto es muy largo así que acá tienen el video en youtube.
Bueno, prepárense porque si la semana pasada fue intensa esta la va a hacer parecer como si hubieran sido noticias de Noruega. Acá vamos.
Ni siquiera tuvimos que esperar al lunes para los platos fuertes, porque el DOMINGO ya teníamos adelantos de lo que se venía.
Llega el LUNES, y empezamos a bailar:
De nuevo, tengo que aclarar que todo esto pasó antes de que llegara el MARTES, que se los resumo ahora:
Pasamos al MIÉRCOLES:
JUEVES, que venga un poco de tranquilidad por favor:
El VIERNES si fue tranquilo:
Antes de pasar a los números del covid queremos compartirles algunas noticias que no son del carácter de este resumen pero que son tan buenas que no pudimos dejarlas pasar.
Pasando a los números de COVID, esta semana fue la peor en lo que va de la pandemia. Si bien podríamos decir lo mismo de cualquier semana ya que hace desde la primera de junio que cada semana supera a la anterior en cantidad de contagiados, en esta tenemos números realmente alarmantes a nivel mundial.
Si se aguantaron todo esto, muchísimas gracias. Acá les dejo el link del cafecito por si alguno nos quiere dar una mano. Cualquier comentario es más que bienvenido para mejorar y hacer un producto de calidad.
Gracias!!!
EDIT: Link a todas las noticias
submitted by guillepaez to argentina [link] [comments]


2020.08.19 23:30 macana144 "La Historia Oculta de la Transición" sobre Rodolfo Stange

24
LA GUERRA VERDE
General —le dice Luciano Fouillioux al director de Carabineros, Rodolfo Stange, mientras el helicóptero se desliza por la soleada mañana de la Sexta Región, en dirección al Cachapoal—, ya habrá visto que la prensa está anunciando que el fallo del ministro Milton Juica en el caso de los degollados está por salir. Aunque se trate de carabineros en retiro, sería bueno que nos reuniéramos para ver las posibles consecuencias de esto.

—Cómo no —dice el general—, me parece una buena idea.

Fouillioux lleva 14 días como subsecretario de Carabineros, un cargo al que llegó después de haber trabajado en la campaña de Eduardo Frei al lado de Edmundo Pérez Yoma, y todavía no imagina la crisis que está por desatarse. En realidad, nadie en el gobierno la vislumbra, aunque un manto de desconfianza ha comenzado a rodear las relaciones con el general Stange desde que los hombres de La Moneda creyeron sorprenderlo en una maniobra para mantener de facto a su subdirector, el general Alfredo Núñez.

En el intertanto, Fouillioux ha tratado de tender puentes hacia el mando de Carabineros para superar esa tensión inicial, y tal vez por eso esta mañana, la del 25 de marzo de 1994, el general Stange lo ha invitado a inaugurar el nuevo cuartel policial de Quinta de Tilcoco.

Y como a Stange le interesa la propuesta del subsecretario, en la mañana del lunes 28 lo recibe en su despacho de calle Zenteno. Pero ahora abundan las versiones acerca de que la resolución del ministro Juica involucrará también al general director en la sórdida trama de los crímenes ejecutados en 1985, que figuran entre los más despiadados de la historia.

—General —dice Fouillioux—, habrá visto lo que se dice ahora...

—Sí —dice Stange, con cierta desaprensión—, pero no hay nada de esto. No se preocupe, porque mis asesores ya me han dado las seguridades de que yo no vengo en las resoluciones del ministro.

La seguridad del general conduce el diálogo hacia el problema de qué hacer ante las probables condenas de los otros oficiales envueltos. Aunque ya están en retiro, Stange se muestra complicado por esas inculpaciones. Por mucho que se sostenga que no hay envolvimiento institucional, es un hecho que se ha mantenido en contacto con ellos, que los ha apoyado en su defensa y que resiente las acusaciones de abandono que algunos de ellos le formulan.

El subsecretario entiende; el mando jerarquizado supone también un compromiso con los subalternos. Por eso empeña su prudencia cuando le propone que Carabineros realice una declaración reconociendo la gravedad del delito. Stange queda de pensarlo. Al día siguiente responde que los generales rechazan la idea. “Están un poco duros en esto”, agrega.

Lo que el subsecretario no sabe es que las confianzas están quebradas hace ya mucho tiempo en Carabineros a propósito del caso de los degollados. Varios de los procesados se han acogido a la ley de arrepentimiento eficaz y algunos miran con ciego rencor la pasividad del mando para investigar el asesinato del coronel Luis Fontaine, el principal de los acusados en su condición de ex jefe de la Dicomcar. Peor todavía: uno de los jefes implicados, el mayor Guillermo González Bettancourt, ha grabado una reunión en la que Stange les explica el apoyo clandestino que les prestará y los insta a ocultar información ante el juez. Juica ha interrogado al general sobre la cinta y Stange ha reconocido su participación, explicando el contexto en que se dio y negando que quisiera obstruir el trabajo de la justicia.

Pero Juica no le cree. Y aprecia que, en todo caso, más allá de su opinión, hay una verdad lapidaria: el mando policial no ha mostrado el menor interés en investigar los crímenes.

En verdad, el general Stange podría difícilmente ignorar la opinión del ministro
Juica. En fecha tan anterior como 1992, ya tuvo la certeza de que el juez se dirigía no sólo contra los autores materiales de los asesinatos, sino también contra los mandos superiores por su nula colaboración en el proceso.

A fines de marzo de aquel año, cuando Juica se aprestaba a dictar sus primeras encargatorias de reo, el general inspector Mario Morales realizó una discreta gestión destinada a saber si, como se rumoreaba en ambientes judiciales, el ministro podría involucrar al general director. Cuando algunos abogados se lo confirmaron, el general eligió un domingo para ir, vestido de riguroso civil, a ver al propio ministro a su casa de calle Lyon.

Juica fue crudo. Había perdido toda confianza en Stange desde que, habiéndole dado la justicia la posibilidad de investigar él mismo los crímenes, se había iniciado una amplia opera­ción de encubrimiento con obvia anuencia de los superiores: negativas para presentar a los sospechosos, ocultamiento de documentos, destrucción de recintos, extravío de vehículos e incluso instructivos para que los hombres concurrieran a declarar con disfraces. No, le dijo el ministro a Morales, no se podía seguir hablando de inocencia: Stange debía ser procesado por obstrucción a la justicia.

Morales informó al general subdirector, Gabriel Ormeño, y habló luego con el ministro Enrique Krauss. El procesamiento del general director, le dijo, y su eventual destitución por ello, significaría que numerosos generales, incluido él mismo, se verían forzados a renunciar. Krauss, que calibró la gravedad de la crisis en un momento en que el Presidente Aylwin estaba fuera de Chile, habló con Juica. El 2 de abril de 1992 el ministro en visita dictó encargatorias de reo contra trece carabineros, incluyendo al anterior general director, César Mendoza. Stange no apareció en la nómina.

Stange conoció las gestiones por Ormeño. Se había salvado en el filo. Pero cuando el mismo general Morales declaró a los periodistas que sentía estupor y dolor por el hecho de que se confirmara la participación de policías en los asesinatos, Stange se encargó personalmente de reprocharle el desprestigio que causaba a la institución. “Los generales opinan que usted nos está poniendo de rodillas”, le espetó.

Morales comenzó a entrar en una extraña situación. Había hecho casi toda su carrera de oficial superior, desde teniente coronel hasta general inspector, como jefe de gabinete de Stange y su pequeño grupo de ayudantes había reducido a cero la influencia del otrora poderoso Consejo Asesor Superior. Sin embargo, desde 1986 —un año después de asumir ese puesto— había estado en la mira de los servicios de seguridad y la CNI había emitido informes oficiales que lo sindicaban como filo DC. Las acusaciones no le hicieron mella bajo el sólido paraguas de la Dirección General, pero sabía que la parte más sombría del régimen militar lo estimaba peligroso. Paradójicamente, la misma influencia hizo que el gobierno de Aylwin lo considerase como el “duro” en la sombra de Carabineros durante toda su fase inicial. Pero en 1992, en lo que pareció una obvia preparación para sucederlo a la hora de su retiro, Stange lo trasladó a la Dirección de Orden y Seguridad, donde Morales, académico y sofisticado, trabó rápidamente una relación de confianza con Krauss y el subsecretario Belisario Velasco.

Cuando formuló sus declaraciones sobre el caso de los degollados, Morales ya estaba bajo la sospecha de ser demasiado cercano al gobierno, una versión que parecía alentada con especial empeño por su superior inmediato, el general inspector Alfredo Núñez, que ya era candidato a ocupar la Subdirección si ella quedaba vacante. Ni las gestiones ante Juica y Krauss ni los puntillosos informes al general Ormeño modificaron ese panorama. Peor aún, el propio Ormeño, que hasta entonces era considerado el más cercano a Stange, entró en una rarísima posición de soledad, como si el solo conocimiento de los hechos lo hubiese tocado con la desconfianza.

En octubre del mismo año, los generales se enteraron, por consultas directas del ministro Krauss —que incluso les mostró el oficio—, que Stange había propuesto el pase a retiro de Ormeño, Morales y el general Fernando Cordero, amigo de escuela de Morales y primo de Krauss. Sin embargo, cuando se lo preguntaron, Stange dijo que no había tal cosa.

Ante la inaudita situación, y aprovechando su relación casi diaria, Krauss le anunció a Morales que el gobierno rechazaría su retiro. Morales dijo que en tal caso sería mejor que tampoco se fueran Ormeño y Cordero, un gesto que Krauss debió agradecer por la defensa de su primo, que él no podía hacer. Pero cuando el ministro conversó con el Presidente, llegaron a la conclusión de que no podrían mantener forzadamente a un subdirector; por lo demás, tampoco confiaban en Ormeño, a quien identificaban como cabeza del lobby que había impedido el traspaso de Carabineros al Ministerio del Interior.

El lugar de Ormeño fue ocupado por Núñez. Morales siguió activo, pero fue transferido al Consejo Asesor Superior, el órgano que él mismo había contribuido a anular. En los meses siguientes soportó un callado infierno: seguimientos, sumarios, anónimos y rumores sin fin. Como el tercero en la línea de mando, a fines de 1993 podría asumir la Subdirección, puesto que Núñez completaría su tiempo de servicio. Pero, entendiendo que en tales condiciones sería inviable, anticipó su retiro voluntario para noviembre de ese año.

En cualquier caso, Stange supo lo que opinaba Juica. Por eso ahora, en 1994, su confianza resulta doblemente extraña.

(En 1998, cuando el Presidente Frei proponga al ministro Juica para ascender a la Corte Suprema y la derecha se alinee para tomar venganza por el proceso a Stange, el general (R) Morales, ahora director de Gendarmería, le recordará al ex director general y ahora senador el favor prestado por Juica en 1992. Stange se retirará de la sala y no participará en la votación contra el juez.)

En la tarde del miércoles 30 de marzo de 1994 el gobierno recibe los detalles del fallo que Juica dictará al día siguiente: además de sentenciar a 15 carabineros y un civil, propone el procesamiento, a través de la justicia militar y por incumplimiento de deberes militares, de dos oficiales superiores y cinco generales, de los cuales el único activo es Stange.

La primera crisis de gran magnitud provoca un movimiento frenético en el gobierno de Frei. El comité político se reúne en la mañana del 31 con el Presidente y con un grupo de abogados y acuerda la estrategia oficial: defender la soberanía de las decisiones judiciales y confirmar la prescindencia del gobierno. La declaración es redactada durante la reunión y Germán Correa recibe el encargo de leérsela al general Cordero. Y el subdirector de Carabineros, asesorado de cerca por el general inspector Manuel Ugarte, pide algunos cambios de tonalidad y sugiere ciertas líneas.

Stange se ha ido a pasar el fin de Semana Santa a su fundo en Puerto Montt, a orillas del Maullín. En la tarde partirá a Huelmo, en la misma zona, el ministro
Pérez Yoma. Stange lo ha invitado a tomar té el viernes 1º: ahí podrán conversar más libremente de este problema.

Cuando la declaración ya ha sido afinada con Cordero, los ministros concuerdan en leer el texto y no responder preguntas. Lo hará el ministro Correa. La protesta sotto voce del director de Comunicación y Cultura, Pablo Halpern, cae en el vacío: el ministro secretario general de Gobierno, Víctor Manuel Rebolledo, tiene un avión a la espera en Cerrillos para llevarlo a la ceremonia de aniversario del diario El Día de La Serena.

Pero justo antes de bajar a enfrentar a los periodistas, Correa advierte que hace pocos días ha habido un incidente porque el subsecretario Velasco se negó a responder preguntas y los periodistas de “La Copucha”, la sala de prensa del palacio, se han rebelado. En un caso como éste, dice, será imposible no contestar. Y la pregunta más obvia será si el gobierno pedirá la renuncia a Stange. Lo que puede responder, agrega, es que no tiene esas atribuciones y que el general debe evaluar con su conciencia la situación, siguiendo la tesis, ya concordada, de que hay que dejarlo en la estacada.

La conferencia de prensa se desarrolla exactamente según lo previsto y Correa agrega a la declaración su ensayada respuesta. Al concluir, llama al general Cordero y le describe la conferencia, incluyendo el añadido.

—¿Qué le parece, general?

—Por lo que usted me dice, ministro —expresa Cordero—, creo que no debería haber problemas. Estoy con varios generales aquí, que lo han oído por el citófono abierto, y piensan lo mismo.

Correa deja el ministerio a las 21.30. Es el último. Todo está resuelto.

A sus espaldas estalla una tormenta. El general Stange, informado en Puerto Montt de los detalles, considera la respuesta de Correa como una provocación para insinuarle la renuncia. Una nueva declaración toma forma, con un rechazo a las palabras del ministro y un respaldo cerrado al jefe. La leerá al día siguiente el mismo Cordero, rodeado de todos los generales. Y cuando Stange regrese a Santiago, lo irán a buscar en masa al aeropuerto.

El té con Pérez Yoma queda cancelado.

El lunes 4 de abril el comité político se vuelve a reunir. Parece que sus bríos se hubiesen renovado tras el fin de semana largo. Sólo Correa protesta porque en esos días se ha quedado incomunicado de los demás ministros. En el acalorado debate se separan posiciones: Pérez Yoma y el canciller Carlos Figueroa opinan que se debe exigir a Stange su renuncia tras el acto limítrofe con la insubordinación realizado por sus generales; Correa y Genaro Arriagada se muestran más prudentes: no se puede hacer eso sin tener las facultades; Rebolledo tiende a compartir esta última posición. Pero el clima emocional del episodio los envuelve a todos. Con su vehemencia usual, Pérez Yoma toma el teléfono y llama al subsecretario Fouillioux:

—Cítame a Stange para las 3 —brama, y luego murmura—: le vamos a pedir la renuncia...

—Pero, Edmundo —alcanza a decir Fouillioux—, ¿tú crees...?

—Nada. Cítamelo no más.

A las 15 horas, Stange llega a las oficinas de Pérez Yoma, que lo recibe a solas. La situación es muy mala, general. La acusación del ministro Juica es de una gravedad tremenda, y más encima sus generales han sacado esta declaración insolente, y montado un show, primero al leerla y después en el aeropuerto. El gobierno, empezando por el Presidente, cree que debe renunciar.

Stange se defiende con dificultad. El ministro lo advierte abrumado, respirando con dificultad, como si la arritmia que sobrelleva se agudizara. Le parece que está a punto de acceder. Pero de pronto, con germánica bonhomía, Stange le pide tiempo para meditar hasta el día siguiente.

Esa tarde, Pérez Yoma regresa a La Moneda convencido de que la crisis dará al gobierno un triunfo resonante.

—Está listo —anuncia—. Sólo falta que Eduardo le dé el empujoncito.

Pero a la misma hora, Stange ha iniciado consultas con el auditor de Carabineros, Carlos Pecci, y con el abogado Pablo Rodríguez, recién contratado para su defensa en los tribunales. Ambos creen que una dimisión en estas circunstancias equivale a una autoinculpación, y que debilitaría en forma decisiva la defensa judicial.

A primera hora del martes 5, Stange ordena llamar al jefe de la Agenda Presidencial, Miguel Salazar, para que se le facilite la sala de prensa y un podio para dirigirse a los periodistas tras su encuentro con el Presidente. Salazar rechaza la idea, y lo respaldan Rebolledo y Halpern: esa tribuna es para ministros y subsecretarios, y además en este caso hay demasiados riesgos envueltos. Pero Pérez Yoma y Fouillioux están convencidos de que la petición confirma que Stange anunciará su dimisión, e insisten en que se le faciliten las cosas.

A las 9.30 lo recibe el Presidente. El general inicia el diálogo con un extenso balance sobre su período al frente de Carabineros, el modo en que el Cuerpo ha contribuido a la reconciliación y los planes que tiene para el futuro cercano. Luego explica su posición ante el proceso de los degollados y por qué considera injusta la imputación de Juica. Añade que está seguro de que finalmente será exculpado.

Frei responde que el gobierno estima demasiado grave el cuadro que se ha creado. Pero el diálogo avanza con lentitud y ambigüedad entre los dos hombres poco verbales. Por fin, cuando Frei plantea la posibilidad de la renuncia, Stange responde que no puede hacerlo hasta que no demuestre su inocencia. “Y vendré a verlo después, para ver si opina lo mismo, Presidente”.

Después de 80 minutos, Stange sale del despacho y pide un baño para refrescarse. Mientras se encamina a la sala de prensa, el Presidente llama a Correa y le informa de la negativa del general. Demudados, los ministros se reúnen a esperar lo que Stange dirá a los periodistas. Y sienten vértigo cuando lo oyen declarar:

—Yo-no-re-nun-cio.

Se ha declarado la guerra. En su siguiente encuentro, unos días después, Pérez Yoma se lo dirá en términos brutales a Stange, con gritos que quebrantarán los sutiles tabiques de su gabinete:

—Usted, general, no sólo fue a orinarse en la casa del Presidente, sino que además a hacerlo con ostentación.

—No era la intención, ministro, cómo se le ocurre —dirá Stange, afligido—. Si se ha interpretado así, me arrepiento de veras.

—Mire, general: yo no le creo. Conmigo, desde ahora ya sabe a qué atenerse. No se lo voy a perdonar.

Los jefes policiales perciben en la misma noche del 5 que la situación es crítica. Un general, Osvaldo Muñoz, llama al diputado Aldo Cornejo, que es estrecho amigo de un hermano del general Ugarte, para pedirle que interceda ante el gobierno. Más tarde, el general Cordero opta por un acercamiento más frontal y le pide al subsecretario Fouillioux que se cree una mesa de conversaciones, ojalá con él mismo.

Pérez Yoma autoriza el paso y a partir del miércoles 6 Fouillioux y el jefe del gabinete político del ministro, Gonzalo García, inician una ronda de extenuantes reuniones con los generales Cordero, Ugarte y Pecci. En la noche de ese primer día, la propuesta oficial de que Stange tome vacaciones hasta conocer el dictamen definitivo de la justicia y luego pase a retiro es aceptada en principio. Pero Stange duda y pide tiempo para reflexionar.

El viernes 8 responde: no. Los negociadores del gobierno, exasperados, amenazan a Cordero con sacar la crisis a la luz pública e incluso exponerse al Consejo de Seguridad Nacional. Esa noche les llega el oficio que informa que Stange toma vacaciones por 30 días a contar de esa fecha. Pero no hay compromiso de renunciar. El mando subrogante queda en manos de Cordero.

Mientras los 30 días vuelan, el gobierno se enfrenta al riesgo de quedar de nuevo sin solución. Fouillioux se empeña a fondo con el general Cordero y obtiene una propuesta: un permiso administrativo por 60 días, con un propósito decoroso: digamos, el estudio de un plan de modernización, encargado por el propio Ejecutivo.

Pero en la primera semana de mayo, Pérez Yoma recibe la información de que, concluyendo sus vacaciones, Stange retornará sin completar su permiso administrativo, que ya está cursado. El lunes 9 lo recibe para volver a discutir el asunto. Y, otra vez en tono duro, el ministro le propone llegar a un compromiso para que se retire una vez que concluyan el proceso y los permisos especiales. Sin el argumento de la defensa de su honor, Stange declara que debe pensarlo. Y el martes 10 Pérez Yoma recibe un oficio que le informa que el general director reasumirá el mando el día 17.

El ministro estalla en cólera.

Pero para entonces, el gobierno sabe que en la cúpula policial se han quebrado las confianzas. Durante la ausencia de Stange, Cordero ha dado ostensibles señales de ejercer el mando en plenitud y ha mantenido un diálogo asiduo con el gobierno. A medida que le han dicho que Cordero parece aspirar a reemplazarlo, Stange se ha preocupado de subrayar que no ha delegado sus facultades; pero desde la distancia es difícil controlar la situación. De modo que el regreso anticipado parece menos un desafío al gobierno que un esfuerzo por frenar a sus subordinados.

A su turno, los carabineros han percibido que también el gobierno está embarcado en una disputa intestina por el manejo de la crisis. La semana anterior, el ministro Correa ha recibido del director de Seguridad, Isidro Solís, la versión de que el general Juan Salinas, muy cercano a Stange, puede proponer una negociación. Correa ha planteado el tema al Presidente, pero éste no le ha respondido nada y más tarde el ministro del Interior ha sabido que el ministro de Defensa sigue a cargo del conflicto. La falta de definición ha llevado a Correa a redactar una renuncia que se propone llevar un sábado a Cerro Castillo, donde el Presidente pasa el fin de semana. Pero lo ha detenido la opinión de Ricardo Solari: si renuncia ahora, tendrá que explicar por qué. Y no puede hacer tal cosa en medio de una crisis.

Correa se resigna y en la semana del 9 de mayo recibe de Solís la propuesta del general Salinas: Stange esperará la resolución final del juez y renunciará seis meses después, con todos los honores del caso.

El viernes 13, la gestión de Correa llega a oídos de Genaro Arriagada, que propone reunirse de urgencia, esa misma noche, en casa de Pérez Yoma, con Correa. Y allí, a gritos, descalifica la operación:

—¡Movidas paralelas! ¡Y con generales de tercer orden! ¡Están poniendo en peligro al Presidente! ¡Esto debe cesar de inmediato!

Correa entiende que la violenta embestida de Arriagada echa a pique el intento. La conexión Solís queda desactivada. Y con ella, el retiro pactado.

El lunes 16, antes de que se consume el anunciado regreso al mando, Pérez Yoma se reúne nuevamente con Stange. No puede volver, le dice, porque su permiso no ha sido anulado. Si quiere hacerlo a la fuerza tendrá un conflicto administrativo. Debe salir, y ahora las facultades que delegue deben quedar por escrito, para que no se repitan las desavenencias de los últimos días. El general quiere estudiarlo con sus asesores.

Pero el ministro, que ya ha aprendido a leer estas dilaciones, le advierte que no terminará la reunión sin que se haya zanjado el asunto de las facultades. Fouillioux y el general Pecci las pueden estudiar. Y mientras los dos funcionarios se dan a esa tarea, el propio Stange se integra para supervigilar lo que Pecci está cediendo. Esa noche queda redactado el decreto de subrogación que confiere a Cordero 10 de las 17 facultades privativas del general director.

Al día siguiente, el jefe de Comunicaciones Sociales de Carabineros, el mayor Camilo Salinas, filtra a la radio Chilena la versión de que Stange reasumirá en plenitud cuando regrese del permiso. En La Moneda hay un estallido de ira; la fuente es identificada en cosa de minutos. Fouillioux recibe la orden de pedir medidas severas al general Stange.

Y cuando está hablando con él, suena el teléfono presidencial: Frei exige que el mayor Salinas sea removido de su cargo. Fouillioux transmite el enojo del Presidente palabra por palabra, y Stange responde que Salinas dejará el cargo mañana, y muy pronto la institución. Sólo cumplirá lo primero.

A comienzos de junio, el ministro de la Corte Marcial declara que no hay fundamentos para procesar a Stange. A petición del propio mando de la policía, la investigación de la justicia militar ha sido llevada por un juez civil. Claro que se trata del ministro Alfredo Pfeiffer, bien conocido en la comunidad alemana que ha defendido a Stange.

El 17 de junio, de regreso en Santiago, visita a Pérez Yoma para entregarle el primer borrador del plan de modernización, un grueso volumen que el ministro deja a un lado sin casi mirarlo. Lo que le importa es otra cosa: como todavía hay recursos pendientes tras el fallo de Pfeiffer, el permiso debe continuar.

Stange está de acuerdo. Pero unos días después pide una nueva audiencia con el ministro. Carabineros ha escuchado que el gobierno estudia un incremento de remuneraciones para los uniformados y el general quiere asegurarse de que el ministro conozca sus necesidades en direc­to. Pérez Yoma la pasa a Fouillioux y mira a Stange con extrañeza:

—General —le dice—, ¿le pedí yo esto?

—No, ministro, pero como estamos hablando del plan de modernización...

—¡Qué plan de modernización! Me importa un bledo esa huevada, lo que me importa es que usted se vaya. ¿Lo entiende? ¿Con cuántas neuronas funciona usted, general? Y ahora me trae una propuesta de aumento de sueldos, que no-le-he-pe-di-do: ¿se imagina lo que voy a hacer con ella?

La crudeza del ministro carga de tensión el ambiente. Stange, que no quiere perder la compostura ni la educación de que se enorgullece, contesta algunas formalidades y se va.

—Lo voy a volver loco —se agita el ministro—, juro que lo voy a volver loco.

El 18 de julio Stange regresa al mando y entrega la versión final del plan de modernización, redactada por una comisión que ha encabezado el general (R) Núñez, marginando por completo a Cordero. El plan queda arrumbado en Defensa y el gobierno se las arregla para filtrar a la prensa que el general director sigue en su cargo sin la confianza del Presidente. Frei aprueba esa estrategia; ya ha hecho plenamente suya la tesis dominante en el equipo político: a derrota política, victoria moral.

Las señales se despliegan de inmediato. Un día después se rechaza el permiso para que Stange concurra a una reunión en Lima de la Organización Internacional de la Policía Uniformada. En pocas semanas se rechaza también la petición de fondos para que Carabineros sea el anfitrión de un Congreso Mundial de policías, en octubre. Pérez Yoma deja de asistir a todas las ceremonias de Carabineros.

El 31 de agosto la Corte Suprema sobresee definitivamente a Stange. Sólo entonces modera el ministro de Defensa su trato hacia el general. En septiembre visita las escuelas de Suboficiales y de Carabineros, invita a los generales a un almuerzo y aprueba los ascensos de oficiales subalternos. Pérez Yoma tiene una razón adicional para su nuevo enfoque: ya sabe que habrá cambio de gabinete y que con Figueroa en Interior podrá afinar una estrategia de pinzas contra el jefe policial. Por eso también se anticipa a autorizar un viaje futuro de Stange a Egipto y plantea que, ya sin urgencia y ante sus recientes quebrantos de salud —arritmia, hipertensión, una operación a la próstata—, se retire en 1995, tal vez en abril, para el aniversario de la institución.

Cuando en octubre el general lleva la propuesta del nuevo alto mando, que incluye los retiros de Cordero y Ugarte, Pérez Yoma está preparado.

—No, general —le dice—, tal como han estado las cosas, lo mejor es que usted siga con su mando tal como está.

Stange vacila, pero le parece razonable. El anuncio, a fin de año, tiene un efecto devastador: mientras los generales se sienten respaldados, los coroneles ven brutalmente frenadas sus carreras por un mando objetado.

En febrero de 1995, tras retornar de su viaje a Egipto, Stange comienza a analizar la fecha de su retiro con la asesoría del general Pecci. Varias reuniones con Pérez Yoma acercan los criterios, aunque en todas ellas el general deja siempre pendiente la respuesta final.

A comienzos de marzo, en el avión que lo trae de regreso de otro viaje, esta vez a El Salvador, Stange les comenta a dos empresarios que podría retirarse el 27 de abril, la fecha propuesta por Pérez Yoma. La noticia se filtra rápidamente a la prensa.

Y el 23 de marzo el general llega a la oficina de Pérez Yoma con semblante pesaroso: ante las versiones que se están publicando, no puede irse en la fecha planteada, porque otra vez parecerá que lo están echando. Pero el ministro, que ya conoce en detalle el origen de los rumores, está decidido a no darle tregua. Si quiere corremos la fecha, general, pero usted me firma ahora su renuncia, en blanco. Stange protesta por la exigencia: querría hablar con el Presidente, para explicarle... Cómo no, general, pero no hay audiencia sin este papel firmado. El ministro le extiende un oficio sin fecha. Stange guarda silencio. Parece sorprendido.

—Me gustaría llevármelo. Necesitaría pensarlo...

—Ah, no. No otra vez. Usted no sale de esta oficina mientras no firme —corta Pérez Yoma.

Tras un largo forcejeo, Stange accede a firmar para que el documento sea entregado al Presidente, que lo recibe como el trofeo más valioso de su ministro de Defensa.

En el acuerdo, sin embargo, parece implícito que Stange podrá pedir aplazamientos razonables. Tras el primero —el del 27 de abril— parece posible que se realice el 2 de agosto, cuando cumple 10 años al mando. Pero como esta versión se desliza una vez más a la prensa, hay un segundo aplazamiento, por tres meses más: de ese modo podrá presidir el Congreso Mundial de policías, que ahora sí se realizará en Santiago, en los primeros días de octubre. Aprovechará esa ocasión para un último desplante ante la prensa: la fecha de su dimisión, declara, la decidirá por sí mismo.

Concluido el Congreso, el 7 de octubre, Stange anuncia el retiro en una ceremonia oficial. El 14 entrega el mando al general Cordero, que será acompañado por el general Ugarte como nuevo subdirector.

Un año más tarde, el general (R) completará los sondeos para postular como candidato al Senado por la Décima Región en la lista de la UDI. Mientras esté en ello, el general director Cordero se encargará de remover del alto mando a todos los hombres que más respaldaron a Stange en sus 18 meses de resistencia a la voluntad presidencial. En menos de dos años no quedará ninguno.
submitted by macana144 to chile [link] [comments]


2020.06.09 21:38 kong-dao No importa el color, importa el género: humano.

Hace unas pocas semanas atrás los medios de comunicación, gobernantes del mundo y comunidades científicas de lo único que se hacían eco era de la pandemia llamada COVID-19, había invadido (casi) todos los países...hace unas semanas sobrevino el silencio, practicamente, absoluto para poner el foco de las cámaras en el asesinato de un joven llamado George Floyd...como si nunca antes hubieran pasado, los ciudadanos del mundo tras despertarse de un sueño profundo (o pesadilla) se encontraron con una revolución... una vez más, en el Norte de America.
Las naciones de América son jóvenes, por ejemplo, Estados Unidos se independizó en 1819 (hace 201 años a fecha de hoy, y, casi, 100 años antes de terminar la 1er Guerra Mundial en 1918) donde 42 años después, en 1861, uno de los mayores lideres políticos norteamericanos asumió la presidencia para abolir la esclavitud, su nombre era Abraham Lincoln. Fueron estas mismas intenciones la que lo llevarían a ser asesinado días después de pronunciado su discurso.
El 28 de Agosto de 1963 Martin Luther King Jr. pronunció:
Hace un siglo, un gran americano, bajo cuya simbólica sombra nos encontramos, firmó la Proclamación de Emancipación. Este trascendental decreto llegó como un gran faro de esperanza para millones de esclavos negros y esclavas negras, que habían sido quemados en las llamas de una injusticia aniquiladora. Llegó como un amanecer dichoso para acabar con la larga noche de su cautividad.Pero cien años después, las personas negras todavía no son libres. Cien años después, la vida de las personas negras sigue todavía tristemente amenazada por los grilletes de la segregación y por las cadenas de la discriminación. Cien años después, las personas negras viven en una isla solitaria de pobreza en medio de un vasto océano de prosperidad material. Cien años después, las personas negras siguen languideciendo en los rincones de la sociedad americana y se sienten como exiliados en su propia tierra. (...)
En 1968, 5 años más tarde, sería también asesinado por ir contra el status quo, pidiendo igualdad como Abraham Lincoln Cien años antes.
El 3 de Abril de 1964 otro exponente de los derechos humanos, Malcom X, alzó la voz abogando por los derechos de la comunidad afro-americana en Norte America:
(...) que hablemos así no quiere decir que estamos en contra del blanco, pero sí quiere decir que estamos en contra de la explotación, que estamos en contra de la degradación, que estamos en contra de la opresión. Y si el blanco no quiere que seamos antiblancos, que deje de oprimirnos y de explotarnos y degradarnos (...) No, yo no soy norteamericano, soy uno de los 22 millones de negros víctimas del norteamericanismo. Uno de los 22 millones de negros que son víctimas de la democracia, que no es más que hipocresía en mascarada... yo hablo como víctima de este sistema norteamericano y veo a Estados Unidos con los ojos de la víctima. No veo ningún sueño norteamericano; veo una pesadilla norteamericana.Fue el voto del negro el que instaló a la nueva administración en Washington. Tu voto necio, tu voto ignorante, tu voto malgastado fue el que instaló en Washington una administración que ha promulgado toda clase de leyes inimaginables, dejándote último, y que encima de todo obstruye (la aprobación de la ley de derechos civiles) Y tus líderes y los míos tienen la osadía de andar aplaudiendo por ahí y hablando de cuánto estamos progresando, y hablando de qué buen presidente tenemos...De manera que ya es hora de despertar en 1964. Y cuando los veas salir con esa clase de conspiraciones, hazles saber que tienes los ojos abiertos. Y hazles saber que hay otra cosa que también está abierta...Y si no... deberías regresar a la plantación algodonera, deberías volver a esconderte en el callejón. Ellos reciben todos los votos de los negros y, después de recibirlos, el negro no recibe nada a cambio. Lo único que hicieron al llegar a Washington fue darles buenos empleos a unos cuantos negros importantes. Esos negros importantes no necesitan buenos empleos, ya tenían trabajo. Eso es un camuflaje, es un truco, es una traición, un teatro.El Tío Sam tiene las manos empapadas en sangre, empapadas en la sangre de los negros de este país. Es el hipócrita número uno de este mundo...Entonces digo que al predicar el nacionalismo negro no nos proponemos hacer que el negro revalorice al blanco, sino que el negro se revalorice a sí mismo. No hagas cambiar de ideas al blanco; no es posible hacer que cambie de ideas, y todo ese asunto de apelar a la conciencia moral de Estados Unidos... La conciencia de Estados Unidos está en quiebra. Hace mucho, mucho tiempo que perdió toda conciencia. El tío Sam no tiene conciencia. Ellos no saben lo que es moral. No trataron de eliminar el mal porque sea un mal ni porque sea ilegal ni tampoco porque sea inmoral; lo eliminaron solamente cuando amenaza su existencia. De manera que estás perdiendo el tiempo si apelas a la conciencia de un hombre que está en bancarrota moral como el Tío Sam.
El-Hajj Malik El-Shabazz (Malcom X) también sería asesinado un año después del discurso...
En 1994, Nelson Mandela asumía como presidente de Sudafrica y dió un discruso donde también denunciaba la discriminación racial del pueblo africano, reclamando justicia, solidaridad, compasión, erradicasión del sexismo y muchas otras características que faltan en aquellos imperios colonialistas.Actualmente Africa es uno de los continentes donde las más grandes atrocidades humanas acontecen, una región donde el color de piel es más oscuro que el de sus colonos explotadores de mujeres y niños, donde la pobreza y el hambre se atrincheran en cada casa, donde las enfermedades como el HIV, malaria y tuberculosis cobra miles de vida cada mañana, dónde mujeres son violadas por soldados y esposos asesinados junto a sus hijos...esto pasa hoy, 2020 ¿y qué medio de comunicación se hace eco de eso?
Pero el color negro no es el único afectado, también está el "menos negro" y amarillos de Asia, donde millones de personas viven en condiciones insalubres, algunos durmiendo en pequeños cubos que llaman "ataudes", región donde activistas y periodistas son asesinados y la trata de personas son moneda corriente superando las 23.5 millones de victimas entre las que se incluyen menores de China, Pakistan, Bangladesh, Tailandia e Indonesia ¿y qué gobernante "twitea" sobre eso?
En America del Sur y Centro América, los blancos, negros y morenos, son víctimas de la violencia y el narcotráfico que existe entre fabelas, villas o barrios de clase extremadamente baja, las guerrillas o guerras entre pandillas de maras, la pobreza y el hambre (igual que en Africa y Asia) azota cada hogar mientras la corrupta clase alta sigue desgarrando la poca dignidad que le queda a aquella denigrada sociedad ¿y qué red social habla de eso?
No importa si la persona es negra, blanca, amarilla, verde, azul o violeta, alta, baja, gorda o flaca, lo que importa es el género: humano; uno que no tiene color ni nación y mientras siga siendo pisoteado por las leyes de burócratas, el analfabetismo, el hambre, la enfermedad, la discriminación y la barbarie, seguirá dando rienda suelda a los que lucran con ello.
He leído que el Co-fundador de Reddit decidió dejar su posición a un hombre de color negro, sin embargo eso no significa que él o el sucesor sean personas honestas.
He leído que el candidato a presidente Biden se reunión con la familia del joven asesinado, sin embargo eso no significa que el político sea solidario.
He leído la (poca creíble) noticia de que IBM quitará el reconocimiento facial por la discriminación a la gente de color, sin embargo eso no hace a la empresa más sincera.
He leído que Amazon apoya el "Black Lives Matters", sin embargo la empresa de Jeff Bezos sigue explotando a sus empleados en las fábricas.
He léido que Twitter censuró un twit de Trump por copyright, sin embargo no impide que sigan subiendo las acciones vendiendo los datos de usuarios.
He visto y leído bastante como para darme cuenta lo fácil que es entrtener a la gente con la televisión e internet mientras el mundo se sigue yendo a la mierda, mientras la clase media y baja se pelea entre ellos cuando en realidad debería estar luchando contra las clases (altas) dominantes, porque, de nuevo, no es una cuestión de color, es una cuestión de clases donde todas las vidas importan.
No se deje engañar por el marketing televisivo y web, estas noticias no son nuevas, son tan antiguas como la colonización y la esclavitud.

Edición: errata
submitted by kong-dao to DeepMinds [link] [comments]


2020.06.04 18:32 dtovaru RESEÑA EL OLVIDO QUE SEREMOS

EL OLVIDO QUE SEREMOS - Héctor Joaquín Abad Faciolince
Héctor Joaquín Abad Faciolince es escritor, traductor y periodista. Nació en Medellín en 1958, inició sus estudios de medicina , filosofía y periodismo en su ciudad natal y finalmente estudió lenguas y literaturas modernas en la Universidad de Turín . Se desempeñó como columnista de la revista Semana , hasta abril de 2008 y actualmente es columnista y asesor editorial del diario El Espectador. Colabora también con El País de Madrid, el NZZ de Zurich y otras publicaciones nacionales e internacionales. Sus novelas han sido traducidas a distintas lenguas, entre ellas inglés, portugués, italiano, chino, francés y alemán. Ha sido reconocido por obras como asunto de un hidalgo disoluto (1994), fragmentos de un amor furtivo (1998), basura (2000) y su obra cumbre el olvido que seremos (2006). Con esta última ha ganado premios como casa de América Latina de Portugal y el Premio Wola-Duke en Derechos Humanos.
El olvido que seremos no solo es una novela con ámbito político- religioso, sino que también es un homenaje a su padre Héctor Abad Gómez el cual es asesinado en Medellín durante la violencia que vivió Colombia en los años 80 y buena parte de los 90. Abad en su libro nos narra sin ningún temor ese amor incondicional que le tuvo a su padre y que volvió a sentir cuando tuvo hijos, este amor entre padre e hijos se hace presente en cada página y deja entrever el alma del autor, por otra parte, podemos ver como abad cuenta los motivos de que su padre no guardaba plata en su billetera y la manera tan injusta de que el mayordomo de la finca se aprovechaba de él, su padre pensaba mucho en todos aquellos muchachos que no tenían nada para comer.
A modo de anécdota Abad cuenta lo que hacía cuando su papá no lo podía llevar a la universidad el cual era su lugar de trabajo y cuando lo llevaba este rogaba para que entraran a la morgue y Héctor pudiera ver un cuerpo, manifiesta de igual forma como sus compañeros de clase se burlaban de él por la manera tan efusiva que abad Gómez lo saludaba y que uno de los momentos más inolvidables fue como su papá en un libro titulado “Manual de Tolerancia”, escribió que es bueno mirar a sus hijos para que después su bondad se vuelva felicidad y como abad en unos años lo cree y lo pone en práctica.
En esta novela comenta como un día el bus del colegio lo dejo y el para no entrar a su casa pues sabía que su padre lo regalaría se fue solo hasta el centro, y como por esta irresponsabilidad casi es atropellado y como su mamá al llegar a la casa le pego largo un regaño puesto que ya se había enterado de lo sucedido, también cuenta cómo eran los viajes con su abuelo a la finca y como nuestro escritor en vez de desarrollar lo que los colombianos denominamos “mamitis” desarrollo “papitis” y como Abad Gómez siempre le preguntaba cómo se había portado su abuelo en vez de preguntarle cómo se había portado él.
Para el año 2015 Héctor Abad Faciolince fue protagonista en el documental “Carta de una Sombra” la cual junto a la compañía de su familia y gente allegada a su padre reconstruyeron todos los momentos que vivió Abad Gómez como médico, ensayista, luchador por los derechos humanos y especialista en salud pública, actualmente el olvido que seremos con ayuda del director español Oscar Fernando Trueba es la película más esperada por los colombianos la cual será lanzada este 2020 y está nominada en el festival de cine de Cannes en Berlín y dejará ver por una pequeña grieta al espectador observar el nervio más íntimo del autor y tal vez lleguemos a identificarnos con él.
submitted by dtovaru to CineClub [link] [comments]


2020.05.27 02:26 alforo_ Pitito Pichili cogió su perol

Pedro Luis Angosto 26/05/20
Nacido a las siete de la tarde del día primero de abril de 1949 -diez años de paz- Álvaro Pitito Pichili, tal como consta en el Registro Civil, fue conocido desde su más tierna infancia como Pititito por sus progenitores y amigos. Creció en un ambiente sano y serio. Criado por una niñera filipina con excelentes referencias, sus padres, generalmente la madre, se despedían de él todos los días a las ocho de la tarde después de comprobar que había cenado correctamente y orado como Dios manda. Muy mono al decir de familiares y vecinos, su vida fue programada desde el primer día para que en el futuro pudiese llevar sin menoscabo los apellidos familiares que tanta gloria habían dado a España.
Conocedor de las gestas de aquellos que derrotaron a la hidra masónico-comunista gracias a las enseñanzas de la instructora que le atendió durante los primeros años de vida, pronto supo apreciar la grandeza del Caudillo al contemplar el Valle de los Caídos en aquellas divertidísimas excursiones familiares que terminaban con una opípara merendola en Miraflores o Cercedilla. Alumno un tanto revoltoso del Colegio Calasancio de la calle Porlier, dirigido con eficacia jesuitica por los frailes escolapios, terminó el bachillerato en el Buen Consejo, colegio que los Padres Agustinos tenían por la zona de Reina Victoria y que gozaba de un merecido prestigio. Entre tanto, los veranos alternaban entre la casa de la Sierra y las playas de Alicante y Santander, sin olvidar el mes de campamento en uno de los muchos lugares de recreo y formación física y espiritual de que disponía la Organización Juvenil Española en todo el país.
En casa sólo entraban Ya y ABC, periódicos preñados de magníficos escritores y periodistas que deleitaban con su pluma a los mayores y sirvieron a Pititito para saber lo bien que iba todo en España y lo mal que estaban las cosas fuera de nuestras fronteras. Alguna vez se colaban El Alcázar o Arriba, pero el carácter moderado de su padre no comulgaba demasiado con ellos. Pasó el tiempo, Pititito se hizo mayor y quiso estudiar una carrera de provecho que gustase a su familia. Aconsejado por un pariente catedrático de la Escuela Superior de Ingenieros Navales -única existente en España pese a que Madrid no tiene mar, cosa, por otro lado, insignificante-, Pititito inició los estudios superiores dedicando mucho más tiempo a la tuna que a peritarse en Física y Mecánica. Nada pudo hacer el tito debido a la negativa del chaval, empeñado en llevar una vida licenciosa que, en cierto modo, era bien vista por su progenitor, con cierta admiración. Tiempo tendría de enderezar sus pasos. Y así fue, años después, sin demasiadas ganas, comenzó la carrera de Leyes en la Fundación CEU San Pablo administrada por la Asociación Católica de Propagandistas que tanto debe al padre Ayala y al cardenal Herrera Oria.
Al cabo de unos años, sin demasiado esfuerzo pero sin pausa, Pititito obtuvo la Licenciatura en Derecho y pasó a trabajar en el bufete de unos amigos de la familia especializado en llevar asuntos del Instituto Nacional de Industria, en cuyo consejo de dirección terminaría antes de cumplir los cuarenta años.
Casado con Cuca, una chica del barrio a la que conoció un verano en la Playa del Sardinero, montó casa con doble puerta, una para ellos, otra para el servicio, aunque ya no entraban mujeres procedentes de Filipinas, sino de Santo Domingo o Colombia, siempre con magníficas referencias documentadas por personas de moral irreprochable. Pititito y su familia aceptaron la democracia de mala gana y durante años siguieron acudiendo a las manifestaciones de la Plaza de Oriente con loden, que después sustituirían por el chaleco azul marino o verde pescador que hoy tanto nos gusta. Suscritos al ABC desde su fundación, Pititio la canceló cuando el periódico pasó a pertenecer al grupo Vocento. Creía que era muy moderado y que había traicionado los principios que lo habían consagrado entre los de su clase. Fue entonces cuando, al calor de los nuevos tiempos, decidió entregarse con fruición a la lectura de El Mundo, Libertad Digital y, con el tiempo, OKDiario. Del mismo modo que su familia había adorado a César González Ruano, Luis de Galinsoga y Manuel Aznar, Pititio confió el cuidado de sus entrañas a Pedro J., Jiménez Losantos, Alfonso Rojo y Eduardo Inda, representantes del periodismo más veraz y responsable.
La transformación del INI en el SEPI no tuvo consecuencias para su vida. Continuó trabajando en Hispasat sin que eso le impidiera ser llamado por la Universidad Juan Carlos I para dirigir un Máster propio sobre Nuevas Tecnologías ni asesorar a diversos gobiernos de la Comunidad de Madrid en cuestiones sanitarias y educativas.
La vida iba sobre ruedas, una casa espléndida en Madrid, otra en la sierra, otra en la costa donde asiduamente se reunía toda la familia, una SICAV, los siete hijos estupendamente colocados, operaciones bursátiles a corto gracias a la información de amistades, en fin, no se podía pedir más. Para colmo de felicidad, Cuca, su esposa, de acuerdo con los padres Escolapios, había fundado un rastrillo para ayudar a los más pobres y uno de cada dos domingos hacían entrega a los necesitados de su generosidad rodeada de los aplausos y la admiración de todos.
Sin embargo no hay bien que cien años dure y la elección de Zapatero como Presidente del Gobierno traería consigo un desasosiego no vivido desde el fracaso del golpe de Estado de 1981. Las leyes que reconocieron el matrimonio entre personas del mismo sexo, la que pretendía ayudar a los dependientes pobres, la ampliación de la ley del aborto, la posible subida de impuestos, la modificación de la ley del suelo y la reforma del Estatuto de Cataluña le depararían un nivel de malestar tan extremo que por primera vez en su vida decidió emplearse en el activismo político participando entusiasmado en las protestas contra el Estatuto, los homosexuales, el aborto, los dependientes, los impuestos y cuantas decisiones supusiesen ampliar derechos y poner en cuestión los suyos.
El colmo llegó cuando a principios de marzo de este año comenzó a extenderse una epidemia desconocida a nivel mundial. No importaba nada que el Reino Unido, Francia, Italia, Bélgica, Suecia, Holanda y Estados Unidos estuviesen pasando por una crisis tan aguda como la española, con el mismo dolor, con las mismas carencias, con iguales contradicciones, aciertos y errores, lo único importante ahora era la libertad de España vapuleada otra vez por la hidra social-comunista apoyada desde el exterior por Irán, Venezuela, Cuba y San Marino. Sólo imaginar en la posibilidad de que los daños económicos y sociales ocasionados por la crisis tuviesen que ser sufragados por todos de acuerdo con sus ingresos y patrimonio, le hacía enloquecer. Perdió el sueño, dejó de jugar al golf, incluso de vez en cuando se le vio aparecer por el SEPI, lo que sin duda alarmó a sus vecinos. Fue entonces, y sólo entonces, cuando preguntó a Margarita Eugenia qué era una cacerola. Enterado, salió a la calle con un cucharón y se dedicó a golpearla sin descanso, esperando la llegada del Salvador. Aquello era una fiesta, sobre todo cuando se supo que un comandante de la Guardia Civil había emitido un informe, que contenía muchas opiniones de OK Diario, sobre la incidencia de las manifestaciones del 8 de marzo en la expansión de la pandemia. Comenzó de nuevo a ser feliz. https://www.nuevatribuna.es/opinion/pedro-luis-angosto/pitito-pichili-cogio-perol/20200526174110175344.html
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2020.03.11 14:07 alforo_ Vox y el inmerecido prestigio de lo maldito

Se escucha y se lee a todas horas. Es la cansina letanía de los afligidos, los temerosos, los convencidos del desastre, los moralmente escandalizados. «Oh, ¿has oído lo de Abascal? ¡Qué horror». «¡A mí me dan miedo!». «Uf, ¡qué malos son!». «Ah, qué peligro para la democracia». «Ay, dios mío, ¿qué va a ser de nosotros?». «Se lo van a cargar todo». «No van a dejar nada». «No respetan nada». Y todo esto, gimoteado siempre con el mismo timbre dramático.
Pues yo no lo tengo claro.
Quizás sería mejor respirar hondo y cambiar el tono. Es probable que ya hayamos dado con el contenido para hacer frente a Vox, cuyas mentiras están más que demostradas, pero nos falte encontrar el registro adecuado.
¿Algo más de autosuficiencia? ¿Cierto recurso a la ironía? ¿Un desdén justificado por la superioridad técnica de la política democrática sobre la gañanía dedicada al esparcimiento de bazofia? Seguramente todo eso sea mejor que seguir cayendo en provocaciones una tras otra, que seguir presentándonos como espejo de virtudes morales por contraste con los chicos malos de la ultraderecha. ¿Acaso hay algún anzuelo que no hayamos mordido? ¿No es obvio a estas alturas que así –censurándolos moralmente, etiquetándolos con mohín remilgado, sin bajar al barro de los hechos– reforzamos el vínculo entre el partido y sus seguidores? ¿Por qué alguien querría dejar de pertenecer al grupo de los peligrosos, al grupo de los que son respetados sin respetar nada?
Le estamos regalando a Vox nada menos que el prestigio de lo temible, de lo prohibido, de lo maldito. En la economía de la atención, quien porta la vitola de provocador tiene mucho ganado. Es una respuesta insoportablemente torpe que ha convertido a Vox en una especie de partido guay.
Rescato aquí una reflexión que compartió conmigo Guillermo Fernández, sociólogo especialista en extrema derecha europea, atento observador del fenómeno populista y sus derivadas: «Al demonizarlos moralmente, también los ensalzas, como si fueran genios del mal. ¡No lo son! Son políticos amateurs. Mucho de lo que Vox consigue lo consigue a pesar de Vox. Hay que quitarles el aura. Lo mejor que se puede hacer ante Vox es, entre comillas, normalizarlo. Me refiero a no tratarlo como un asunto moral, sino como un partido. Gente como Ortega Smith o Santiago Abascal están muy cómodos confrontando la pregunta moral. Lo que hay que hacer es mirar el programa y hacer críticas, como con cualquier otro partido»[1]. Equilicuá.
Vale, Vox tiene algo a favor que hace muy difícil detener su vuelo: el viento de cola. Pero también tiene algo en contra: en las alas llevan el plomo de su propia incompetencia. Ahí es donde hay que marcar con el subrayador amarillo. En el ínfimo nivel político de Vox. En que sus propuestas, más que peligrosas, son ridículas e irrealizables, por no mencionar lo zafiamente que las defienden sus dirigentes. Dirigentes entre los cuales, por cierto, abundan los tramposos, buscavidas y caraduras. Es difícil encontrar uno solo que haya acreditado una trayectoria digna de confianza. Observemos la trayectoria profesional de Rocío Monasterio. La trayectoria judicial y empresarial de Francisco Serrano. ¡La trayectoria política de Santiago Abascal! La trayectoria, sin adjetivos, de Ortega Smith. Eso es Vox. ¿Eso va a poder con la democracia española?
El avance de la ultraderecha es un problema serio. Pero Vox no es un partido serio. ¿No sobra a veces solemnidad en la respuesta a un artefacto político tan pueril? Tiendo a pesar que aquí, en España, deberíamos felicitarnos por que la inevitable llegada de la internacional nacionalista –por usar la divertida expresión paradójica que engloba a los Trump, Bolsonaro, Le Pen, Salvini, Abascal y compañía– se haya canalizado a través de una filial tan poco agraciada como Vox. Sí, eso es lo que vengo a decir: por fortuna, nos han tocado Vox y Santiago Abascal, una ultraderecha llorona y carpetovetónica, ayuna de carisma y talento, que ni siquiera es capaz de adelantar al PP de Pablo Casado.
No digo, claro, que adoptando una actitud menos moralizante, menos dramática, más irónica y distante, vaya a quedar conjurado el problema. Pero sí que, como regla general, estaría bien un punto más de socarronería y un punto menos de alarmismo. Me apoyo en lo que he visto. Se da la circunstancia de que Vox entró vía Andalucía, lo cual me ha dado algo de tiempo extra para examinar su modus operandi. Aparte de comprobar que sus diputados tienen serias dificultades para hilar discursos dignos de una cámara de representación popular, o para presentar una PNL que no parezca la redacción de un escolar, he observado algo: les divierte ver a su alrededor cundir la indignación, adoran que a su paso haya un murmullo de fascinado temor. Es de lo que viven, básicamente. Y hemos caído en esa trampa. Entre todos les hemos acabado dando a los voxeros aire de bad boys, les hemos concedido el atractivo propio de los rebeldes. Y no.
No son peligrosos. No son fuertes. No son audaces. No son estrellas del rock. Y no dicen nada nuevo, ni rompedor, ni desafiante. Sólo mezclan un popurrí de consignas trumpistas –¡un muro en Ceuta!–, mantras de la extrema derecha europea –¡ideología de género!, ¡islamización!– y cánticos aguardentosos del militarismo nacionalcatólico. Hace falta más –desde luego, debería hacer falta más– para doblegar a la democracia española.
Es una torpeza proclamar miedo o escándalo ante Vox. No sólo porque el miedo es la materia prima de la política ultra, sino por una razón de índole más psicológica. Cuando identificamos a los de Vox como los que dan miedo, nos estamos identificando al resto como los que tenemos miedo. Y si ofrecemos a la gente la disyuntiva entre ser lobo o ser cordero, muchos elegirán lobo. A veces no somos conscientes de la cantidad de gente que se siente solidaria con el fuerte, y no con el débil. Los abascales se pasean hoy con chulería porque disfrutan del prestigio que en todos los patios de colegio tiene el abusón.
No, Abascal no es un hombre de acción, como se vende, ni un rompedor de tabúes de la corrección política. Es un disciplinado correveidile de la derecha beata de toda la vida. Es un profesional de la política, enchufado de chiringuito de Aguirre, un resentido del PP, con una trayectoria plana y carente de épica, que ha tenido la suerte puntual de estar en el momento justo en el lugar oportuno. Un político de diseño que ha dedicado más tiempo al cuidado personal que a la elaboración de un discurso político. Ya está. No es nadie, no ha hecho nunca nada. Y jamás ganará, porque la mayoría de la sociedad española jamás lo votará. Eso es Santiago Abascal. No es un villano de cómic, es una caricatura.
El desafío a la democracia no es por Vox, un partido que ofrece un lamentable nivel de pericia política, con un líder que se pone a sudar en cuanto tiene que dar más de media explicación y una corte de gregarios que no saben más que imitar con grosería castiza lo que han visto hacer a otros con éxito antes que ellos. El desafío de la ultraderecha está en pie a pesar de Vox, quizás el intérprete más torpón que podía tener la pegadiza partitura populista. Su ventaja es que lo tienen (casi) todo a favor, empezando por un sinfín de medios de comunicación fascinados por su aureola. Pero ni con todo a favor serán capaces de ganar. Es su sino: perder una y otra vez.
Quitémosle algo de hierro. Vox sólo es la franquicia local de una gran cadena de política basura que se ha encontrado sin merecerlo con un pico de demanda. Nada con lo que una democracia convencida de serlo –he aquí el quid del asunto– no pueda lidiar. Sin escándalo, sin miedo, sin drama. Y sin prisa. Porque han llegado para quedarse.
Nada de particular
Sería una anomalía, casi un milagro, que en España no hubiera un Vox. Están más que estudiados los factores que alimentan el éxito de este tipo de productos ultraderechistas en medio mundo. La digitalización –y en breve la robotización– hace moverse el suelo bajo los pies de millones de trabajadores, cada vez más precarios y atemorizados, abiertos al sencillo recurso de culpar al extranjero de sus desvelos. La crisis de los grandes partidos ha retirado un cortafuegos contra los nuevos mesías, que se abren paso con plataformas políticas sin implantación territorial pero con potencia de fuego mediático. Los cambios de composición demográfica de países fundados sobre una base monoétnica han conducido a una rebelión contra el pluralismo. El boom de las redes sociales, la reducción de la intermediación, las noticias falsas, la segmentación de las audiencias y el consumo aislado de información sesgada en la propia cámara de eco se confabulan para allanar el camino a los instigadores del descontento, que triunfan con un mensaje que combina el «yo soy el pueblo» con el señalamiento de culpables fantasmales fácil de identificar (Washington, Bruselas, la inmigración…).
Prolifera la mentira. Es lógico que prosperen los mentirosos. Es pura normalidad. No la agravemos convirtiéndolo en algo extraordinario.
Vox no ha inventado nada. Cumple uno a uno todos los elementos del catálogo de comunes denominadores de la ultraderecha, identificados en libros tan variados como Facha. Cómo funciona el fascismo y cómo ha entrado en tu vida, de Jason Stanley (Blackie Books, 2019), Anatomía del fascismo, de Robert O. Paxton (Capitán Swing, 2019), Instrucciones para convertirse en fascista, de Michela Murgia (Seix Barral, 2019), y Antifa. El manual antifascista, de Mark Bray (Capitán Swing, 2017). Por el nacionalismo desbocado y el idealismo revisionista, por el victimismo permanente y la obsesión por el orden, por la discriminación por razones culturales y religiosas, por el rechazo a la diversidad sexual y a la mediación intelectual, por todo ello Vox es un partido ultraderechista canónico, de manual. No hay en Vox nada nuevo, ni original. Sus dirigentes se limitan a aplicar con poca brillantez la estrategia Bannon: polarizar, dividir, atraer toda la atención, marcar la agenda –a base de mentiras, si es preciso–, señalar unos culpables fácilmente identificables e inundar el espacio público de estridencia demagógica. Por último, una vez generada la sensación de caos, sólo queda ofrecer la identidad como refugio seguro ante un mundo bajo la tormenta. Y recoger las ganancias, engordadas a su vez por el cabreo popular que suscita el pico de nacionalismo catalán.
No son genios, ni mucho menos. Al contrario. No hay más que ver en acción a los voxeros de primera línea para darse cuenta de que, por regla general, abundan más los mediocres que los cráneos privilegiados. Se limitan a explotar sin demasiada pericia una fórmula simple pero eficaz, que se beneficia de la endogamia y la polarización en el consumo informativo, del creciente tirón de la identidad nacional como motor del voto y del descontento popular ante la precariedad y la incertidumbre. Nada sofisticado.
Lo que ocurre no deja de ser lógico. En un mundo que gira a velocidad de vértigo, significativas capas de la población buscan referentes que transmitan seguridad, fortaleza, fuerza, claridad de ideas, un faro en la tormenta… Y a llenar ese vacío acuden, en ademán salvador, los Trump, Bolsonaro, Salvini o Abascal, fingiendo que saben lo que hay que hacer. Pero no lo saben. Y nos corresponde desenmascarar su farsa y su negligencia, no alimentar su aura presentándolos como villanos terribles con un plan secreto para dominar el mundo. No son gran cosa. Sólo les ha tocado un buen momento. No prosperan por sus propios aciertos, sino por los errores ajenos. No estaría de más dejar de cometerlos. Y el primero de todos ellos es sobrevalorar a los nuevos apóstoles del «Estado del malestar».
Dejó dicho John Adams, segundo presidente de Estados Unidos, que las democracias únicamente mueren por suicidio. Así que el combate contra el avance de la carcoma ultraderechista sólo puede fracasar si se abandona. Hay muchas tareas por hacer y muchos frentes por cubrir. A todos –a los que nos sigue importando esto de la democracia, me refiero– nos toca reivindicar la complejidad frente el embate diario de los simplificadores, como con tanto acierto viene explicando el filósofo Daniel Innenarity. Además, es siempre imperativo «disputar el marco», si se me permite esta expresión algo cursi pero efectiva, para no pegarnos todo el día como bobos comprando los temas de Vox: que si la «invasión» de inmigrantes, que si el «pin parental»… Los partidos liberales y conservadores –no sólo ellos, pero sí fundamentalmente ellos– tienen la obligación extra de evitar el contagio de las ideas ultra y el crecimiento de la llamada «zona de aquiescencia», en sintagma de Pippa Norris. Y luego está la responsabilidad específica de los medios, que obligaría a un artículo aparte.
De modo que no habrá héroes salvadores ni recetas mágicas para bajar del pedestal a los nuevos profetas del resentimiento. Sólo compromiso colectivo, convencimiento democrático, resistencia a la mentira… y paciencia. Mucha paciencia. En cambio, la tentación de los atajos está ahí. Y ya hemos identificado el más socorrido: la crítica moral, la proclamación universal del miedo. A base de repetirla, los hemos convencido incluso a ellos. Han empezado a sentirse temibles. Y a infundir cada vez más temor. Ojo con las profecías autocumplidas. Hay que romper el círculo vicioso. Empecemos por un poco de ironía, una sonrisa maliciosa y quizás algo de desdén. No son para tanto. Si los miramos con detenimiento, más que al miedo mueven a la risa.
Ángel Munárriz (@angel_munarriz) es periodista del diario Infolibre.
https://www.infolibre.es/noticias/politica/2019/11/15/la_ultraderecha_llego_para_quedarse_ideas_lecciones_para_desafio_democratico_largo_plazo_101008_1012.html
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2019.12.10 19:04 alforo_ El hipnotismo social

Hipnotismo social es un término que Tolstoi utilizó en su época para mostrarnos cómo el Poder manipula a las masas para someterlas. Y aunque hace dos siglos del autor de Guerra y Paz, La guerra ruso-japonesa o de La verdadera vida, el concepto está aún más vigente que entonces, cuando no existía la televisión y se leía poco, pero existían bien asentadas las dos fuentes principales del hipnotismo: el estado zarista y represor y los popes “ atontadores”. Hoy tenemos el neoliberalismo destructor social y medioambiental como enfermedad senil del capitalismo, los gobiernos -servidores del becerro de oro en todas partes-como enfermedad senil de la política, las Iglesias seniles como tapadera moral del conjunto y los grandes medios como narcotizantes activos y activistas para hacernos creer entre todos que el mundo está bien como está. El hipnotismo colectivo está servido. Para que “El Sistema” -en cualquiera de sus expresiones- pueda existir y dirigir en su propio beneficio a millones de personas capaces de pensar, hasta el punto de que un número multimillonario de personas se identifiquen con él, necesita poner en marcha un bombardeo publicitario y propagandístico permanente. Aquí intervienen los innumerables sub-sistemas al servicio de las superestructuras de los poderes políticos, religiosos y económicos para atraparnos en sus redes como inocentes pececillos, porque conocen, desde luego, nuestras debilidades. Las estudian, y luego las explotan a su favor.Para eso las encuestas, los medios de persuasión de masas mal llamados “ de comunicación” colegios y universidades, curas, tertulianos….y los silencios interesados de todos sobre cualquier asunto que pudiera deslucir al conjunto. Aquí todas las piezas deben encajar lo mismo que en un puzle, y las disonancias nunca son bienvenidas, razón por la cual se pretende asociar “antisistema” con “presunto delincuente”, algo que cala sin duda en la médula emocional de los ingenuos y desinformados. Las masas, pues, deben ser adiestradas para desconfiar de cualquier opinión discrepante de las versiones oficiales que pudiera despertarlas del hipnotismo. Si, por ejemplo, el Estado nos dice que restringe nuestra libertad para protegernos del terrorismo, debemos creer que es verdad, y si la Iglesia nos dice que María subió al cielo con cuerpo y todo y es la madre de Dios (y por tanto en un plano superior al mismísimo Creador ) debemos creer a la Iglesia. Contradecir al primero por restringir libertades y derechos puede ser hasta delito; a los segundos, pecado mortal. Ay…
Todos queremos vivir en libertad y tener la capacidad de decidir si no hemos sido seducidos por alguien hasta el punto del atontamiento. Vivir libre es una ley espiritual grabada en nuestra conciencia por el Dios Libre, que nos hizo originalmente a Su imagen y semejanza.Pero si no es posible rescatar nuestra libertad encarcelada por el miedo y los “ mantras” inducidos desde fuera a nuestra conciencia, añadidos a nuestros propios defectos autoprogramados, ¿ podremos gozar de libertad externa?…Se precisan ambas condiciones, pero cuando no existen solemos empezar por reclamar equivocadamente a quienes creemos que tienen en su poder nuestra libertad aparente. Pero ¿qué sistema social, religioso o político puede regalarnos aquello que en realidad poseemos “ de origen”, que por derecho nos pertenece, que es tan propio de nuestra condición espiritual como las hojas lo son del árbol? ¿Por qué pedir libertad justamente a los mismos que tampoco la tienen más que en apariencia y que están ahí para restringir la nuestra para que podamos serles útiles?…Nadie puede darnos aquello que no tiene, ni quedarse con lo que no es suyo.Asumamos nuestra libertad. Eso es todo.La demás, la externa, vendrá necesariamente. Para liberar a un esclavo no basta con quitar sus cadenas físicas; es preciso que elimine las que encadenan su conciencia al miedo, a considerarse inferior que el esclavista, y cosas de esa índole.
Quienes ofician en nombre del Sistema para “ajustar las piezas hipnóticas de nuestro sometimiento” insisten en hacernos creer que desean lo mejor para nosotros los políticos, militares, jueces, periodistas, expertos en esto y aquello, diplomáticos, representantes eclesiásticos o de multinacionales, y otros apéndices medianos y menores de cualquier César de este mundo y de sus aliados. Si acaso, desean lo mejor para sí mismos, para mantenerse en el sitio que están y del que no desean ser desalojados: a la derecha del César de turno, y no a la derecha de Dios.¿Cuántos de ellos se ponen frente al César cuando es injusto, violento, manipulador, mentiroso, inmoral, o decreta la guerra?… Ellos han elegido su bando, sí. Pero ¿ debemos seguir un juego que no es el nuestro?… Porque el nuestro estar despiertos para evitar que el hipnotizador duerma a quienes pueden pedirle cuentas. http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/529322
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2019.10.18 18:52 macana144 [2005] Ex Presidente SOFOFA: "Tengo la impresión de que Chile no va a cambiar mientras las elites no suelten la teta. Y creo que va a ser muy difícil que las elites políticas y económicas se decidan a soltarla"

Hace poco se cumplieron 14 años de cuando un miembro de la élite reconoció públicamente el problema de Chile, y dado que es algo complejo dar con el artículo original, lo dejo acá dado el contexto de estos últimos días.

Felipe Lamarca: "Chile no va a cambiar mientras las elites no suelten la teta"

El ex hombre fuerte del grupo Angelini y ex presidente de la Sofofa advierte que hay que corregir urgentemente el modelo económico de mercado y democratizar la política. Acusa una complicidad entre las elites políticas y económicas para mantener todo igual y las insta a cambiar para terminar con la desigualdad y para que el mercado funcione con más competencia y menos concentración de poder.
Claudia Alamo
Fecha edición: 09-10-2005
Felipe Lamarca está en su casa y anda de ciudadano por las calles de Santiago. Hace seis meses que dejó la presidencia de Empresas Copec y afirma que rechazó las ofertas de la derecha para ir como candidato a senador, porque no le interesa la política partidaria ni parlamentaria. Dice que sí lo motivan los temas políticos, económicos y sociales del país.
En todo este tiempo fuera del mundo de los negocios, el ex presidente de la Sofofa ha elaborado una crítica frontal a la forma en que el mercado está operando y a la falta de democracia, que -a su juicio- impera en la política chilena. Tal vez lo sorprendente es que ese crudo análisis viene de un hombre que estuvo casi 20 años a la cabeza del mayor holding empresarial del país y desde muy joven -cuando era estudiante universitario- se planteó siempre a favor de la lógica de mercado. Hoy considera que lo que todos llaman "economía de mercado" no es tal, porque la competencia ha desaparecido de la mano de las grandes fusiones y de la concentración económica. Es por eso que apunta directamente sus dardos hacia las elites económicas y políticas, que, según él, están muy cómodas en el esquema actual y tienen muy bajos incentivos para corregir aquellas cosas que no funcionan bien, como la falta de competencia y la desigualdad en los ingresos y las oportunidades.
Hoy todos hablan de superar pobreza y mejorar la redistribución del ingreso. ¿Cómo observa esa discusión? ¿Será una preocupación real en la elite o sólo un tema de campaña?
No tengo duda de que existe una cierta complicidad entre las elites políticas y económicas. Ellas están de acuerdo y eso ha significado cosas buenas para el país. Hemos tenido importantes acuerdos en materias económicas y sociales y el país ha podido progresar. Pero también tiene cosas malas. La elite económica le rinde pleitesía a la elite política y, por su parte, los políticos dicen: "¡Qué buena es nuestra elite económica!", porque el país surge y estamos súper bien en la escala mundial.
¿Cuál es el lado malo de esa complicidad?
En que todos dicen que tenemos un problema social objetivo, que hay un malestar en la gente, se habla mucho, pero hacemos poco. O sea, parece ser de buen tono, es políticamente correcto hablar del tema social, pero a la hora del diagnóstico profundo, de tomar las medidas concretas, de hacer las cosas, las elites hacen poco.
¿Les falta sensibilidad para resolver los problemas sociales?
No, es más bien una complicidad que se ha dado fuerte en estos años por las condiciones históricas del país. Cuando llegó la democracia, había temores de lado y lado y es ahí donde se empieza a construir esa complicidad. No sólo para ir asentando la democracia, sino que también para ir avanzando como país. Y como eso funcionó bien y dio resultados, hoy nadie quiere cambiarlo.
¿Pero cuáles son esos temas sociales que la elite no recoge?
Pongamos las cosas en contexto. El término de la Guerra Fría, la caída del Muro de Berlín, la globalización, han llevado al mundo a otro derrotero. Gracias al avance de la ciencia, de la economía, de la política, existe una especie de cultura del respeto, de la dignidad. Y dentro de esta cultura más democrática, el tema de la desigualdad es un asunto muy profundo. Y en el caso de Chile, el problema es durísimo y la desigualdad va a empezar a ser cada vez más crítica. No se trata sólo de una desigualdad en el ingreso. También lo es en los tratos laborales, en la desigualdad frente a la justicia, a las alternativas, frente al empleo. Aquí el país crece a un 6%, pero ¿cuánto creció el empleo, cuánto creció tu salario? Algo pasa en el sistema que no está funcionando.
¿Hay que corregir el modelo?
Absolutamente: hay que corregir el modelo. Es urgente hacer reformas. No encuentro que haya un mejor sistema económico que el de mercado, pero el mercado se basa en la competencia y ésta supone que todos compiten para equilibrar las cosas, los precios. Pero como el mundo se ha ido concentrando, la competencia se ha ido terminando.
O sea, la tendencia al monopolio ha anulado la competencia.
Claro. Tanto en Chile como en el mundo uno ve que hay sólo tres empresas por rubro. Eso se ve en farmacias, en los supermercados y en muchas otras áreas. En la universidad me enseñaron que cuando había uno solo se llamaba monopolio; cuando había dos era un duopolio y cuando eran más se llamaba oligopolio. Y aquí estamos en los "polios" tanto en la política como en la economía. El problema es que hoy estamos ante la paradoja de que el mundo va hacia la democracia, pero en Chile hay menos democracia en lo económico y también en lo político.
La conciencia ética
¿Ve voluntad de parte del empresariado para hacer cambios en el modelo?
No mucho todavía. Son culturas que se van creando. Es como decir: "Me fue bien, entonces me voy a comprar la empresa del lado y ahí veo qué porcentaje del mercado controlo. Y si le agrego un servicio más, sobre los mismos gastos, tengo una rentabilidad mayor". Así es como los empresarios y los ejecutivos se van metiendo en esta dinámica. Porque a medida que te va bien, te vas convirtiendo en un prohombre de la sociedad. Entonces, cuesta mucho cambiar. Pero, por otro lado, va cundiendo la idea de que no podemos seguir con este malestar social, con esta tremenda desigualdad y que es cada vez más urgente corregir el modelo.
¿Por qué? ¿Cuál es el riesgo?
Que cuando las cosas siguen, explotan.
¿Y podría darse una explosión social como en Argentina, en que la gente salga a las calles y diga: "No más..."?
Estamos lejos de llegar a eso, pero uno podría acercarse a muchas cosas de ese tipo. Porque cuando eres consumidor y la cuenta de tus servicios básicos no calza, siempre eres tú el que tiene que arreglar el error de los otros. La gente empieza a tener la sensación de que permanentemente se lo afilan. Esa cuestión es súper mala. Entonces, tenemos que corregir el modelo para que efectivamente haya libre competencia. No más fusiones. Uno sabe que cada nueva fusión es más desempleo. Y así vemos cómo todos los empresarios chicos y medianos están desapareciendo. ¿Y qué hacemos? ¿Los ayudamos o dejamos que vayan siendo comidos uno a uno? Aquí necesitamos una comisión antimonopolio fuertísima. Y así como hay un poderoso empresario, también tiene que haber un poderosísimo defensor de los derechos de los consumidores. Tiene que imperar una ética distinta.
¿Cómo introduce la ética en el mercado?
En que uno tiene que ser ético y equitativo en sus decisiones. Sé que provocar los cambios es difícil. Todos tienen algo que defender, pero es urgente hacerlo. Tenemos que ir generando una cultura equitativa distinta en el país. Tiene que haber mayor conciencia ética.
¿Es correcta la manera en que el gobierno ha defendido a un empresario como Andrónico Luksic?
Ese es un tema distinto. A mí me cae muy bien Andrónico. Tengo una buena amistad con él y espero que le vaya bien en su proceso, que haya justicia y equidad. Ahora, dado ese problema, el gobierno tiene que ser muy cauto. El gobierno tiene relaciones diplomáticas con Perú, tenemos problemas pendientes, y en la medida de lo razonable y de lo justo, si el gobierno tiene que hacer cosas, que las haga, pero hay que mantener los planos.
¿El gobierno ha sido cauto?
No lo sé. No conozco el proceso. Si es menester, el gobierno puede prestarle toda la ayuda necesaria a Andrónico Luksic y si hay algo que le parezca injusto, arbitrario o discriminatorio de parte del Perú, el gobierno puede representarlo. Pero en la causa misma del juicio y si ésta está funcionando por los cánones regulares correctos, es un tema de un ciudadano independiente. Y el gobierno no tendría nada que hacer en ese caso. Creo que tenemos que mantener el asunto en planos distintos.
¿Por qué?
Porque Chile tiene que preservar sus relaciones con Perú de la mejor forma posible, no sólo porque es un país limítrofe, sino porque tenemos una historia y mucho futuro con ese país. Piensa tú que entre Chile y Perú manejamos gran parte del cobre del mundo y también manejamos gran parte de la línea de pescados y de las proteínas del mar del mundo, entre muchas otras cosas más. Entonces, una alianza entre Chile y Perú debiera ser una cosa bienvenida para ambos pueblos.
Lamarca, ¿autoflagelante?
Su crítica el modelo suena un poco autoflagelante. El horizonte económico se ve bien aspectado, todos celebran la proyección del próximo año, está bajando el desempleo...
No me siento autoflagelante. Soy un independiente que observa mucho y veo que hay mucha gente que no está bien, sobre todo los sectores medios que están viviendo muy apretados y al lado uno ve unas tremendas utilidades. La desigualdad se va a transformar en un problema nacional. Tenemos un problema de poderes que afectan a la democracia, porque al irse concentrando, también vas concentrando el poder. Y eso te da también un enorme poder de negociación con el consumidor, con los trabajadores, con tus eventuales competidores...
Durante 20 años usted trabajó en el grupo Copec, que para muchos representa esa concentración económica del país que usted considera inapropiada. ¿Cómo se entiende este cambio en su forma de ver las cosas?
No hay ningún cambio en la forma de ver las cosas. Los seres humanos nacemos en un tiempo y en un espacio determinado, y lo importante es que tratemos de vivir de acuerdo con lo que pensamos. Uno quiere cambiar muchas cosas, pero no puede cambiar el mundo. Entonces, no hay ninguna inconsecuencia. Puedes preguntar en Impuestos Internos, en el sector público, y en Copec cómo fui yo. Si traté de hacer las cosas lo más éticamente posible, si intenté aplicar lo que digo. Y si ves todos mis artículos en La Tercera, verás que hay una línea consistente desde siempre.
¿Pero hay algún punto de inflexión, algún episodio que marcó su interés por la desigualdad?
No. Siempre he pensado lo mismo y lo he escrito en innumerables columnas. Muchas veces dije cosas muy duras. Así que no hay ningún cambio en mi pensamiento. La necesidad de que impere la ética en el sistema de mercado y en la vida de los negocios, y que las cosas sean más equitativas está siempre presente.
¿Qué medidas concretas podrían implementarse ahora?
Lo que he dicho: tenemos que tener un zar de la libre competencia, una defensa potente al consumidor. Hay que pensar en una ética distinta en si uno le va a pagar, por ejemplo, a su empleado o contratista, mantenga una cierta proporcionalidad en eso. Creo que debería haber más conciencia y que los tribunales económicos actuaran más en conciencia que en derecho estricto; fijarse muy bien cuando vienen las fusiones y analizarlas detenidamente. En fin... que no le hagas al otro lo que no quieres que te hagan a ti. No puede ser que quieras que te paguen al contado y tú pagas a seis meses, y puedes hacer eso porque tienes un cierto poder de negociación que otro no tiene.
¿Cómo toman este discurso los empresarios? ¿Lo aceptan o lo resisten?
Si hay algo que ha cambiado, es que las cosas son más abiertas, más diversas, y la gente tiene menos temor a expresarse. Como en todas las cosas en la vida, hay gente del mismo sector empresarial que te encuentra razón y otra que piensa que estás equivocado.
¿Hay un corte generacional en esto?
En alguna medida, sí. La gente más joven es más proclive a tomar estas ideas y conceptos sociales de ética y de igualdad. Eso es cierto. Uno encuentra mejor eco en la gente más joven que en aquellos que vivieron la Guerra Fría.
¿Ahí se ubican los neofácticos?
Los periodistas han hablado de los neofácticos, pero creo que sólo son generaciones de reemplazo y es algo que sucede naturalmente. Es obvio que las generaciones de reemplazo van trayendo más ideas nuevas.
La lámpara del Municipal
Dice que hay que democratizar también la política. Concretamente, ¿a qué se refiere?
Este país está dividido en dos grandes bloques producto del sistema binominal. Reconozco que ese sistema político modera y equilibra. Pero de repente uno se da cuenta de que siempre son los mismos. Muchos de los actuales candidatos a parlamentarios van en su tercera reelección. Son los mismos, son los históricos, los fundacionales. Dentro de esos conglomerados no hay democracia. Después, yo miro a gente como Andrés Allamand, a quien le tengo un gran aprecio, pero me habría gustado que tuviera un competidor.
¿Para que la competencia lo legitimara?
Evidente, porque a partir de eso que pasó en Valdivia con Allamand se puede dar la misma en todas las demás regiones. Y podemos terminar con parlamentarios semidesignados. Entiendo que acabamos de eliminar la figura de los senadores designados... Entonces, es urgente meter más democracia a la política. No puede ser que si tú o yo nos queremos inscribir, tengas que pagar ese impuesto político que les cobran a los independientes que es la condición de reunir 30 mil firmas y no sé cuántos problemas más. Es un tema que hay que discutir. Yo no quiero que me obliguen a votar siempre por los mismos.
Probablemente, para cambiar el modelo la derecha tiene que sensibilizarse con la necesidad de corregirlo. ¿Hay espacio para ello?
La Alianza no ha sido capaz de plantear alternativas razonables ni imaginativas para que el mercado opere de verdad.
¿Cree que, de alguna manera, la derecha se siente obligada a defender esas parcelas de poder?
Bueno, el decil más alto de nuestra sociedad se lleva gran parte de los ingresos y ese decil tiene mucho que ver en las decisiones de la derecha. Ahí hay un problema serio que mucha gente lo piensa, pero que nadie se atreve a decirlo, porque hay muchas conexiones económicas, de amistad, políticas. El enredo es demasiado grande. Es gente que teme decir algo porque puede perder la pega o teme que le pase cualquier otra cosa. Al final, es más cómodo estar donde estamos. Pero lo que sí tengo demasiado claro es que aquí hay un problema de desigualdad que no da para más y hay que entrar a corregirlo.
O sea, ¿el chorreo no funciona?
Funciona a gotas. Eso es lo que, desgraciadamente, ha demostrado la concentración. Porque si estuviéramos en un sistema de mercado con competencia, que funcionara bien, el chorreo sería una realidad. Pero en un sistema que sólo tiene de mercado el nombre, pero todos los poderes están concentrados, el chorreo funciona a goteo. Y tan así es que crecimos a un 6,2, ¿y hacia dónde chorreó el 6,2?
¿Y cómo se mejora esto?
Tenemos que preocuparnos del tema; terminar con esta elite que se pone de acuerdo y que lo pasa bien. Esa imagen se cristaliza en esos grandes eventos que se hacen en el Teatro Municipal, donde todos van de invitados, porque pagar es rasca, y te encuentras con todos los empresarios y con todos los políticos. Ahí está la elite de Chile. Si se llega a caer la lámpara del municipal, queda el desparramo. Ellos están felices, pero qué pasa con el pequeño almacenero, con el viñatero chico o el panadero.
Pero usted también es parte de esa elite, ¿o no?
Por supuesto. Pero tengo derecho a disentir y a decir lo que pienso. Aunque es difícil, muy difícil... Tengo la impresión de que Chile no va a cambiar mientras las elites no suelten la teta. Y creo que va a ser muy difícil que las elites políticas y económicas se decidan a soltarla.
submitted by macana144 to chile [link] [comments]


2019.09.28 21:32 Enchilada_McMustang "El nuevo oscurantismo: La ofensa nuestra de cada día" por Oscar Larroca

El nuevo oscurantismo: La ofensa nuestra de cada día
Óscar Larroca
(Nota publicada en número 52 de "La Pupila")
Historia
"No existe la censura moral, solo la ideológica" Federico Fellini
La censura significa, ni más ni menos, la imposición de límites a la libertad de expresión. Antes bien, esa expresión puede estar habitada por la nobleza o ser denigrante y apologética de delitos. De todos modos, la censura a cualquiera de esas posibilidades expresivas será impuesta por sujetos con poder que han asumido la voluntad de silenciar todas las ideas contrarias a sus intereses, normas o convicciones religiosas. Esas ideas, controversiales y pasibles de ser censuradas se transmiten a través de la oralidad, la escritura o la imagen, siendo las artes (literatura y pintura, principalmente) los blancos preferidos por tiranos de diverso linaje. En efecto, al pincel, la pluma y la voz, se agregó un elemento tutelar: la tijera.
Podemos determinar los distintos tipos de censura en función de quienes la invocan: estatal y directa (como la llevada adelante por genocidas de la talla de Hitler y Stalin), estatal e indirecta (mediante recursos de amparo, decretos y leyes consensuadas en defensa de la minoridad y de una «moral media» pública), religiosa y directa (como la ejercida por la Santa Inquisición), y civil y directa (protagonizada por organizaciones civiles profascistas, organizaciones «familiares» provida, o colectivos de adscripción).
La censura moral estuvo ligada a las religiones monoteístas, las cuales han participado activamente durante siglos en la fiscalización de todo material producido por escritores, artistas visuales y dramaturgos. Así, se hizo tristemente famosa la «hoguera de las vanidades» organizada por Savonarola: un acto pedagógico y purificador hacia el pueblo florentino. Algo análogo a lo que en el transcurso de las centurias otros opresores han hecho usando también hogueras, potros de tormento, campos de exterminio, «justicias infinitas» y «guerras santas».
El argumento más utilizado a la hora de justificar la censura es la ofensa. En la Inglaterra del siglo XIX se pusieron de moda algunos eufemismos y circunloquios bajo ese fundamento. Llegó a ser impensable utilizar en sociedad la palabra leg (pierna), breast o su plural breasts (senos). Para que nadie pensara en las piernas, las de los pianos (piano legs) se disfrazaban con telas, y las patas de las mesas estaban cubiertas con largos manteles. Según el investigador G. Rattray Taylor, era incluso inaceptable preguntarle a una mujer en una cena: «May I serve you a leg of chicken?» («¿Le puedo servir una pierna de pollo?»). Tampoco se podía decir trousers (pantalones), mejor pues: femoral habiliments (prendas femorales).
En los países de habla hispana los rodeos léxicos se emplearon frecuentemente hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX. Los genitales, por obra y gracia del pecado original, se convirtieron en «partes pudendas», «las vergüenzas», «las partes menos honestas» y «las partes». Con la aparición de la censura como institución jurídica, los jueces debieron ser más precisos en la tipificación de las obras que incurrían en esa nueva figura delictiva. En principio, esta obligación legal y política por definir aspectos asociados a la ofensa o la discriminación fue asumida por el trabajo concreto (ad hoc) de los juristas que tienen por cometido trazar los límites de lo que es socialmente aceptable. Hasta el segundo tercio del siglo XX su trabajo consistía, en algunos casos, en determinar si el vello púbico podía ser mostrado en una escena cinematográfica, o cuándo exactamente un pene debía ser declarado en erección.
La Iglesia y el Estado han recorrido un imbricado y azaroso camino desde las persecuciones en tiempos del Imperio romano, pasando por el césaropapismo bizantino, las teocracias y el galicanismo, hasta los modernos Estados-nación, en los que el gobierno asume la totalidad del poder temporal en beneficio de la moral pública y la cohesión nacional por sobre la pluralidad de intereses y credos.
Volviendo al tema de la censura moral, en 1930, la Asociación de Productores Cinematográficos de Estados Unidos (MPPA) aprobó un código pudoroso, más conocido como Código Hays por el nombre de uno de sus mentores intelectuales, Will H. Hays, y conocido también como «La censura cinematográfica de Hollywood». Su marco regulatorio fiscalizaba las siguientes temáticas: crímenes, blasfemias, alcohol, danza, y, por cierto, el vestuario, la sexualidad y el desnudo. Hasta 1956 el código permaneció inalterado, pero entre ese año y 1963 tuvo sus modificaciones, inevitables, hasta su desaparición definitiva.
Medio siglo más tarde, la censura regresa de la mano de grupos que fomentan la corrección política y la defensa a todo aquel espectador que exprese haber padecido algún tipo de ofensa. Curiosamente, esos grupos pertenecen a movimientos políticos organizados vinculados a la izquierda, a la inversa de lo que sucedió históricamente donde los perseguidores estaban vinculados a corporaciones derechistas. Esta voluntariosa disposición de purificar de la plaza pública a los ofensores en nombre de «la verdad», se parece demasiado a la ideología totalitaria, hoy ejecutada por quienes ayer estaban comprometidos con la emancipación del sujeto. Obsérvese que estos colectivos progresistas son muy abiertos ante aquellas obras artísticas que evoquen el sadomasoquismo, la ingesta de drogas, la promiscuidad o la genitalidad (lo cual, en principio, habla acertadamente de quien no antepone «lo moral» por encima de la estética). A decir verdad, no manifiestan demasiados reparos ante la representación de la crudeza, la performance violenta o la pornografía. Solo disparan sobre la producción simbólica, por ejemplo, cuando el relato ofende a una raza (por ausencia, por contexto o por humor) o cuando ofende a la mujer (si el personaje es demasiado femenino, estereotipado o sumiso). También colocarán la mira sobre el autor de acuerdo a las acciones que llevó adelante en su vida privada.
“Dibujitos animados racistas y machistas”
Algunos colectivos afines a las minorías étnicas pidieron a Netflix que retire de su grilla la serie Friends, por considerarla racista y misógina. Al mismo tiempo aterrizaron en Hollywood para exigir a la industria del cine que incluya, para la elaboración de sus personajes de ficción, la diversidad racial, antropomórfica y sexual. Hay series para adolescentes como Popular (cuyo autor es Ryan Murphy, el libretista de Glee) en la que sus personajes son negros, coreanos, indios, latinos y descendientes de las tribus nativas de Norteamérica. También hay una cuota para adolescentes petisos (Zoey 101, de Nickelodeon) y otra para individuos transexuales. La señal FOX Premium anunció el comienzo de Pose, la primera serie subtitulada al español con lenguaje inclusivo («nosotres», «estimades amigues», etcétera). En Netflix sobreabundan los documentales apologéticos sobre drogas y las series con personajes homosexuales, pero al mismo tiempo la empresa cuenta con un «coordinador de intimidad» (un eufemismo para esquivar la palabra «censor»).
Con respecto a la «visibilización de la diversidad», esta no pasa por llevar a la ficción un personaje de cada etnia, género, cultura o talla corporal. La literalidad es patrimonio de la realidad (o de una parte de ella) pero no es un atributo de la ficción. Precisamente, esa cercanía con lo real ha provocado que algunos espectadores confundan simulacro con realismo, ficción con literalidad y humor con blasfemia. A tal punto que varios jóvenes estadounidenses exigieron a las autoridades de FOX y a los guionistas de la serie animada Los Simpsons que suprimieran de la serie al personaje Apu por considerarlo un estereotipo ofensivo hacia la raza india. Es decir, por un lado, existe un reclamo para que se habilite una cuota étnica y racial, pero por otro lado, si los guionistas incurren en alguna «broma cruel» (el italiano mafioso, el policía corrupto, el clérigo pedófilo, el indio lleno de hijos, la mucama mexicana) se evoca la etiqueta de la ofensa y se exige su retiro. En el año 2019, la empresa Disney decidió eliminar de Toy Story 2 una escena donde asoma un aparente hecho de acoso sexual. La escena transcurre dentro de la caja donde se encuentra Oloroso Pete y dos muñecas Barbie. Esto es lo que dice el muñeco: «Ustedes dos son de verdad idénticas. Puedo conseguirles un papel en Toy Story 3». Tras esta frase, el personaje mira a la cámara y advierte que lo están grabando: «Perdón. ¿Es la toma? Bueno, chicas. Fue un verdadero gusto. Y cuando quieran que les dé consejos de actuación será un placer ayudarlas». La escena hace referencia a lo que en Estados Unidos se conoce como casting coach, o «casting sábana» en el Río de la Plata, acoso denunciado por muchas actrices.
“Libros machistas para niños”
Una escuela pública de la localidad española de Sarriá (Barcelona) ha retirado de su biblioteca 200 títulos porque no son del agrado de los defensores de esta nueva agenda de derechos. «Cuentos emblemáticos como La leyenda de San Jordi, Caperucita roja o La bella durmiente son ejemplares de historias tóxicas en perspectiva de género». La censura se ha llevado a cabo después de un «análisis exhaustivo de su contenido» […] «Se ha concluido que la mayoría de los personajes femeninos son secundarios y se les atribuyen tareas de cuidados o maternidad o tienen roles relacionados con el amor» (sic). De hecho, solo el 11 % de los libros han sido considerados «positivos en perspectiva de género». Vale entender que estos personajes «positivos» carecen de relieve y conflictos: no tienen, por ejemplo, atributos vinculados al cuidado doméstico (de hermanos o ancianos), ni están vinculados a la maternidad («un estereotipo impuesto por el patriarcado y la heteronorma», dicen). La institución alega que «los cuentos que son sexistas pueden contribuir, a la larga, a actitudes machistas o, incluso, de violencia de género». Es decir, si un niño lee el «sexista» La bella durmiente, puede provocar que acabe siendo un maltratador de mujeres.
La crítica literaria española Ana Garralón se pregunta qué harán con los títulos censurados: ¿Acaso quemarlos, como hacían los nazis y los comunistas con los libros que consideraban incorrectos? La Constitución española ampara en su Artículo 20 el derecho a la creación literaria y prohíbe expresamente la censura previa, por lo que los censores se apresuraron a precisar que Caperucita roja finalmente no sería retirado, «si bien no había pasado el test» (sic).
Para Garralón, censurar libros destinados a los niños es una práctica tan arcaica como la historia del libro y de la pedagogía. A fines de la década de 1990 varios lectores se quejaron de que en el bestseller ¿Dónde está Wally? «aparecía una mujer en topless». Un poco de escándalo fue suficiente para «vestirla» en su siguiente tiraje de imprenta. Todo este control y amenazas veladas repercuten en los hacedores de libros: escritores, editores e ilustradores. La ambigüedad, necesaria en la literatura, empieza a evaporarse. El humor, que se basa en la parodia y en ridiculizar, es uno de los grandes ausentes. Y nadie quiere que le acusen de ofender a los demás.
En la década de 1980 se comenzó a utilizar en una universidad estadounidense el término «políticamente correcto» para evitar las ofensas, acaso como un reflote involuntario de los eufemismos creados por los ingleses a mediados del siglo XIX. En lugar de decir «negro» se debe decir «persona de color» o «afroamericano», entre otras recomendaciones de un muy extenso listado que busca suavizar los calificativos considerados como humillantes. En 1990, el comediante estadounidense James Finn Garner publicó un libro donde aplicaba esta norma. El volumen se tituló Cuentos infantiles políticamente correctos. El de Caperucita roja comienza así: «Érase una vez una persona de corta edad llamada Caperucita Roja, que vivía con su madre en la linde de un bosque. Un día, su madre le pidió que llevase una cesta con fruta fresca y agua mineral a casa de su abuela, pero no porque lo considerara una labor propia de mujeres, sino porque ello representaba un acto generoso que contribuía a afianzar la sensación de comunidad.»
Garralón observa que la literatura en general y los libros para niños en particular se empiezan a leer bajo una mirada hipersensible. Blancanieves es considerada inmoral por convivir con siete enanitos y, desde luego, se persigue a las princesas por perpetuar «modelos patriarcales» (excepto las que se «deconstruyen»: no se depilan las axilas y eructan). Como se sabe, paralelamente a la censura ejercida por «otro más poderoso» debemos considerar la autocensura: reflejo voluntario o involuntario en el autor como consecuencia de estos sojuzgamientos sociales. Por lo tanto ¿cómo escribir sin temor ante esa vigilancia en un mundo que está leyendo todo de manera literal?
En Alemania, un clásico como La pequeña bruja, de Otfried Preussler, está siendo revisionado para que se suprima del texto a dos personajes: un niño disfrazado de esquimal y otro de niño negro. La editorial negocia duramente con los herederos, quienes se defienden diciendo que el autor no era racista. Pero eso no será relevante: la policía del pensamiento tendrá la última palabra.
No importa la procedencia del escritor ni lo que hayas escrito, dice Garralón. Si el autor osó escribir la palabra «negro» para referirse a un personaje de piel negra, toda su obra será cuestionada. Los valores estéticos no son tomados en cuenta. Cada grupo, además, tiene una legión de «escritores» que inspeccionarán los cuentos (los libres de derechos de autor) para readaptarlos según sus consignas. El caso más reciente es una versión de El Principito, titulado La Principesa. Las autoras indican que, además de ser una traducción de género, «se reescribe con una mujer protagonista que viaja a planetas donde los oficios son desempeñados indistintamente por hombres y mujeres, donde los animales reciben un trato más amable que en la obra original y la rosa se ha transformado en un clavel» (sic). No es posible imaginar qué cosa podría haber respondido Antoine de Saint-Exupéry ante la frase «…los animales reciben un trato más amable que en la obra original…».
“Arte machista para adultos”
Hasta aquí, un ligero resumen de lo que acontece en el mundo editorial. ¿Pero qué sucede con aquellos artistas que nos han legado una obra artística extraordinaria pero sus vidas privadas son objeto de condena? En los últimos dos años, Gustave Courbet, Auguste Rodin, Pablo Picasso, Charles Dickens, Albert Einstein, James Joyce, Steve McQueen, Robert Crumb, Mick Jagger, Morgan Freeman, John Belushi, Quentin Tarantino, Jorge Lanata, Alfredo Casero, Ricardo Darín y Osvaldo Laport han sido algunos de los muchos creadores, políticos, actores, periodistas y hombres de ciencia señalados como misóginos.
En el Reino Unido, la Manchester Art Gallery retiró una pintura del prerrafaelista William Waterhouse, Hilas y las ninfas (1896), para «abrir un diálogo en torno al papel de la mujer en el arte». En España, doce mil personas firmaron un manifiesto para que se retirara de una muestra transitoria la pintura Térèse soñando (1938), de Balthus: una jovencita que deja ver, de manera provocativa, su ropa interior.
La lista no se detiene allí. Woody Allen ha sido descalificado como depravado y señalado como un sujeto execrable que mantuvo una relación incestuosa con su hija adoptada, mientras Kevin Spacey fue denunciado como acosador. El documental Leaving Neverland (Dan Reed, 2019) aborda en sus casi cuatro horas de duración los abusos sexuales perpetrados por Michael Jackson. Si bien todas estas conductas deben ser evaluadas y condenadas en los estamentos legales correspondientes, los activistas intentan desplazar el repudio hacia las creaciones artísticas de los acusados. Así, los detractores han presionado a las instituciones culturales, sellos cinematográficos y cadenas de distribución para que las obras de los nombrados fueran quitadas de las galerías (Pablo Picasso), se les rescindiera sus contratos cinematográficos (Woody Allen, Kevin Spacey) o se los purgara de alguna serie de dibujos animados (Michael Jackson). Resta saber quiénes son los mentores principales que —acechando bajo el argumento del oprobio y las prendas de la diversidad— contribuyen con cuantiosos recursos económicos para que toda esta cacería planetaria sea simultánea, sistemática y organizada.
“Racismo”
En mayo del año 2019, la escuela secundaria George Washington de la ciudad de San Francisco decidió invertir 600.000 dólares para destruir una serie de trece murales que cubren 150 metros cuadrados y narran la historia del primer presidente estadounidense, George Washington. El autor de las obras, Victor Arnautoff, fue un artista soviético que había emigrado a Estados Unidos y que en la década de 1930 pintó murales en edificios públicos para la Administración de Trabajo del gobierno, un proyecto de Franklin Roosevelt para darle empleo a artistas desempleados por la Gran Depresión. En los murales de Arnautoff, Washington les da órdenes a sus esclavos, los exploradores matan indios y el prócer aparece rodeado de sirvientes.
La escuela eliminó esas pinturas, no porque defiendan la idea de un prócer impoluto, sino porque «la presentación de minorías solo como víctimas es una agresión a nuestro alumnado. Queremos brindarles a nuestros alumnos un ambiente seguro» (sic).
En Uruguay, en el año 2018, se suscitó una polémica a propósito de un cartel en el que se muestra a una mujer negra amamantado a un bebé blanco. El afiche respondía a la convocatoria anual que hacen los organizadores de la fiesta de la Patria Gaucha, en Tacuarembó. El MIDES, a través de la ministra Marina Arismendi, lo consideró «racista y retrógrado» («Nos atrasa un siglo y medio», dijo la ministra). Del mismo modo que alguien podría haberse visto afectado por alguna razón genuina (tatarabuelos negros y esclavos), también se podría ver un homenaje a la relación desinteresada entre una nodriza y un niño que necesitaba alimento. Se podrá refutar que quienes así opinan tienen una mirada ingenua y pastoril a propósito del sufrimiento que padecieron los esclavos. Sin embargo, podría haber tanto racismo en quien pide que se retire la figura de la mujer negra, como en quien utilizó la estampa de la misma mujer para promover un evento folclórico.
La Diputada por el Partido Nacional, Gloria Rodríguez Santo (una legisladora de piel negra), escribió lo siguiente: «Es en esa imagen del “ama de leche”, quizás por nuestro orgullo de ser afrodescendientes, que vemos un mensaje mucho más profundo y positivo que a la época o a las prácticas nefastas a las que pueda retrotraer.»
En Londres, la guionista británica Karla Marie Sweet se quejó de que no entendía la ausencia de actores negros en la exitosa serie de HBO Chernóbil, basada en la tragedia ocurrida en 1986 en la central nuclear de la Ucrania soviética. Sweet explicó en Twitter que se sentía «decepcionada» al ver «un programa exitoso con un elenco masivo» que invisibiliza a «las personas de color» (sic). En respuesta, uno de los comentaristas le respondió: «No había personas “de color” porque en esa zona de la ex Unión Soviética el tipo racial predominante es el blanco-rubio». Luego de ese intercambio, la guionista restringió el acceso a su cuenta. Pero, como señalé más arriba, la censura está dirigida no solo a la obra, sino también a sus autores. Si esos creadores, además, tienen un oscuro pasado en sus vidas privadas, tanto mejor. En este momento de revisionismo, un grupo de historiadores descubrió —hurgando en documentos y testimonios de su biografía— que Mahatma Gandhi llegó a abrazar el racismo durante su juventud. El objetivo es desacreditar sus acciones y echar por tierra su consagración como sujeto pacifista y líder de masas.
“Ciencia racista y misógina”
Según relata el crítico Jorge Barreiro, un grupo de estudiantes de la Universidad de las Artes de Filadelfia pidió que no se dejara hablar, y que se despidiera, a la profesora —y feminista— Camille Paglia, una de sus académicas más prestigiosas, por sus críticas al feminismo hegemónico, a la teoría posmoderna del constructivismo sociocultural —personificado, según ella, en Foucault y Derrida— y a su oposición a la discriminación positiva en favor de las mujeres por considerarla una forma de minusvalorarlas. El rector se negó, finalmente, a las pretensiones censoras de los estudiantes. En algunas universidades australianas las carreras de los astrónomos y astrofísicos no dependen solo de sus méritos académicos, sino también de sus identidades personales —varón, blanco y heterosexual corren últimamente con desventaja— y de sus antecedentes en asuntos de «diversidad». Para aspirar a cargos y recursos —en astronomía— se exige al interesado que escriba una «declaración sobre diversidad» (sic).
A la psicóloga y socióloga estadounidense Linda Gottfredson le cancelaron una conferencia en la Universidad de Gotemburgo por sostener cosas tan «inauditas» como que hay evidencia de que algunas pautas conductuales no obedecen solo a construcciones sociales, sino también a factores genéticos. Se le comunicó que su invitación había sido anulada debido a las protestas de otros investigadores que sostenían que «las conclusiones no igualitarias» de Gottfredson contravenían las normas éticas del organizador. Pero la coerción hacia quienes piensan distinto no se suscita solo con la ciencia; el oscurantismo también afecta a principios democráticos y de igualdad largamente arraigados en nuestra tradición republicana, como la presunción de inocencia, el derecho a un juicio imparcial, y a la libertad de creación artística, que ya se suponía a resguardo de los imperativos religiosos o morales. La carrera académica del profesor y abogado Ronald S. Sullivan Jr., el primer decano negro de la historia de Harvard, llegó a su fin cuando las autoridades de la universidad anunciaron que no le renovarían su mandato. Su pecado fue el de haberse sumado al equipo de defensa de Harvey Weinstein, el productor de Hollywood acusado de abusos sexuales y que disparó la creación del movimiento #MeToo. Los estudiantes consideraron que Sullivan «ya no era de fiar como académico» (sic). Se deduce que, para las autoridades de Harvard, una conquista civilizatoria como la presunción de inocencia —rubricada en la Constitución— y el derecho a disponer de abogados defensores, son meros detalles que deben sacrificarse en el altar de la lucha contra el sexismo.
Hay muchos más ejemplos de descalificación moral hacia los científicos «heréticos». La prueba más categórica es la reciente creación de la revista Journal of Controversial Ideas, para que los académicos que escriben sobre temas controvertidos (¿habrá algún tema científico que no haya sido controvertido en algún momento?) puedan publicar… anónimamente. Entiéndase bien: se está empujando a quienes tienen el genuino derecho a discrepar a que lo hagan, pero desde las sombras.
Uno de sus promotores, el profesor de filosofía de la Universidad de Oxford, Jeff McMahan, recordó que «Las amenazas de fuera de la universidad suelen provenir más de la derecha. Las amenazas a la libre expresión y a la libertad académica en el seno de la universidad suelen provenir de la izquierda».
Según Barreiro, sobre el clima intelectual imperante en la facultad de Ciencias Sociales de Uruguay, el profesor Nicolás Trajtenberg ha llegado a sufrir la estigmatización y la descalificación de quienes no adhieren a las corrientes de la izquierda identitaria hegemónica. Cualquiera que se atreva a desafiar el canon —marxismo cultural, feminismo de género y políticas identitarias en general— es tachado de sexista, racista, homófobo, islamófobo o «neoliberal» —incluso fascista, llegado el caso— porque, cuando se va escaso de argumentos, no hay mejor recurso que la descalificación ad hominem, previa alegación de ofensa. La advertencia para los futuros investigadores es clara: hay temas «sensibles» que no conviene abordar. No decir en público lo que se piensa en privado por temor al descrédito o el estigma es una decisión bastante corriente. Esto erosiona la libertad académica y de expresión en general, el progreso del conocimiento y hasta algunos principios básicos del orden democrático. Todo hallazgo científico —tanto de las ciencias naturales como de las sociales— debería ser impugnado, contradicho o cuestionado. ¿Por qué no refutar a Carl, a Paglia, a Gottfredson y a Sullivan? ¿Qué mal podría derivarse de confrontar ideas rivales?
Los ya célebres «espacios seguros» que reclaman los estudiantes en los campus anglosajones no refieren solo al acoso sexual o a que las autoridades eliminen «murales ofensivos». Un «espacio seguro» es también aquel en el que el educando se halla «a resguardo de las ideas que le hacen mal» (sic). Por tanto, esas ideas se suprimen.
Corolario
La idea de ficción, que madura en la Europa medieval con la eclosión de la novela, se ha quebrantado de forma grave en el siglo XXI, lo cual atenta contra su sentido de existencia. Hoy, si esa ficción quiere dar lucha por su libertad —en el debido marco del respeto y de lo que se supone se debe interpretar por humor o estereotipo—, deberá enfrentarse a dudosas adaptaciones, modificaciones, y formar parte de listas negras o escraches. Hace un tiempo anduvo circulando en las redes sociales un listado de «las diez canciones más misóginas de la música uruguaya» (sic). En el podio se hallaba el tema La hermana de la coneja (Jaime Roos/ Raúl Castro), pero las más cuestionadas siguen siendo las letras de tangos. «El tango no ha ofrecido una imagen de mujer autónoma y de avanzada, sino que tiene un claro componente machista y paternalista en sus letras, pero queremos otro tango» (sic), reclamó la senadora uruguaya Constanza Moreira, volviendo a confundir ficción con literalidad y testimonio histórico con ofensa y culpa social.
Varios observadores han advertido que en la historia contemporánea, quienes mejor han aplicado la lógica de estas acciones censoras, han sido aquellos regímenes donde universidad pública, partido y Estado son uno solo.
En suma, cuando las estructuras de poder aspiran a la prolongación inerte de sus dogmas, el artista y su obra terminan impugnados o directamente eliminados. A ese artista entonces se le teme, como se le temió a Masaccio, a Klimt, a Bellmer, a Manet, a Zola y a Onetti. Varios de ellos, expatriados o encarcelados. El humor, el arte, la libertad de expresarse fundada en la lengua «convencional» y —sobre todo— en la capacidad de simbolizar, se arrojan a la censura. Así como el Ku Klux Klan ordenó una fogata con discos de los Beatles en Texas en 1966, los nuevos emisarios del oscurantismo procuran arrojar a una nueva hoguera las obras que no se ajustan a los parámetros de sus agendas progresistas.
En consecuencia, la censura contra un arte que no se aviene a sus esquemas siembra el desprecio por el arte y la cultura, elimina el diálogo, fomenta la intolerancia y promueve la violencia. Será el triunfo de una literalidad plana bajo el cercenamiento a las libertades. Será, en nombre de la ofensa, el triunfo del fascismo.
submitted by Enchilada_McMustang to uruguay [link] [comments]


2019.04.10 16:09 alforo_ Las cloacas y fusilamiento de la prensa critica

En estos días se habla de la corrupción suficientemente generalizada del periodismo en nuestro país. La podredumbre de la ética periiodística es regla más que excepción y además rentable: regalos diversos del Poder a cambio de silencio de "affaires" evidentes,o bien miedo a decir las verdades por si acaso llovían despidos; sobornos y concomitancias con el poder, etcétera. Todo este escándalo ha estallado a raíz de unas ilegales investigaciones, de una policía secreta al político de Podemos Pablo Iglesias.... Lo que se dado en llamar "las cloacas del Estado". El asunto concierne sobre todo al Partido Popular. En el momento en que se dio la orden de hacer el juego sucio. el ministerio del Interior estaba dirigido por Jorge Fernandez. un insólito ministro del Opus Dei que prendía medallas a la Viigen María.El presidente era Mariano Rajoy. Los esbirros de la trama pretendían sacar a relucir cosas que llevarían al ojo del huracán al movimiento político Podemos. La lenidad del periodismo patrio o cínico no es nada nuevo, en este país cuya manera de ejercer la profesión. Los círculos del poder siempre procuran esrar al quite y compensar la laxitud informativa. Eso, añadido al inaudito fenómeno la compra literal de los medios más conocidos e influyentes en materia de opinión pública. Luego, personajes espías de la catadura del comisario Villlarejo, con su visera y portafolios huyendo de los reporteros de a pie, no son propios de un país coherente con la democracia. Son más bien inefables viñetas de sobrepasado cómic. En este menesteroso país la pésima memoria e una manera normal de estar en el mundo. El sliencio siempre es rentable.Así pues, el escándalo de los servicios de "inteligencia", y utilización mendaz de las cloacas, no es algo nuevo en la sopa hedionda del país. En su momento, por las mismas cloacas pululó un GAL,Hubo el presidente Felipe González /PSOE), y un aventado Barrionuevo, un siniestro cuartel de Intxaurrondo y un esperpéntico inspector Amedo; Y a sus órdenes, los consiguientes fontaneros mercenariosn a sueldo del torturado secuestro y el inefable pistolón disuasorio en la frontera del p Y para la Prensa con memoria y que no se dejaba "alquilar,",.llegaba puntual el interminable pedrisco y el suicidio mortuorio. Ese fue el caso de LA REALIDAD:
Fue un lunes cuando me enteré de que ya no podríamos seguir ,publicando el periódico. Una de las interminables querellas del PP había dado en la diana. Una jueza ávida de sentencias llamativas, Laura Cuevas, encontró que habíamos menoscabado gravemente el honor de un jerifalte de la derecha, con varios cargos públicos y provinciales. En 24 horas me encontré sin cabecera y sin el mobiliario de redacción. Embargo preventivo.Como director de la publicación, solo pude despedirme de los lectores y del personal de la redacción.
Los periodistas que trabajamos en el semanal "LA REALIDAD, único periódico semanal cántabro crítico que salía a los quioscos cada lunes, fuimos objeto de una una auténtica cacería por parte del PP de esta región, cuyo presidente era el senador Golnzalo Piñeiro olvidemos que en Cantabria el amo absoluto era entonces Emiilio Botín.
Nuestra desgracia y cierre por sentencia judicial de 120.000 euros, fue publicar que un alto cargo de se partido hizo un viaje a Suiza para recabar fondos, cara la elecciones que le ganó Aznar. El acoso fue constante asfixiante, nos expulsaban de las ruedas de prensa, hubo amenazas y querellas constantes pero, efectivamente, antes ya se quiso "alquilar" la independencia del periódico, mediante emisarios de la mafias del urbanismo salvaje especulativo. Efectivamente, uno de los capos de las contratas públicas se jactaba de que públicamente de que "a los periodistas se les compraba o se les destruía".
Así que tiene razón David Jiménez cuando cuenta estas corrupciones del sistema en su libro. Eso ocurría en las altas esferas de Madrid y también en provincias. LA REALIDAD la hundieron por no querer quebrar yo el secreto profesional, desvelando mis fuentes de información respecto al viaje a Suiza de marras..Luego ya estalló el escándalo a nivel estatal: Bárcenas había sido senador.por Cantabria en ese tiempo. Lo fue hasta que estalló el caso Gürtel. Lo incluyeron en las listas electorales Francisco Alvarez Cascos y Gonzalo PIñeiro; en sus famosos"Papeles " , donde se refleja el manejo de fondos cuyo destinatario era el PP cántabro.Entre otros muchos, ,naturalmente..
David Jiiménez y Pascual Serrano desvelan ahora lo que era un secreto a voces dentro de la profesión. El ataque desaforado a Pablo Iglesias y Podemos ha puesto el dedo en la llaga. urge depurar las aguas malolientes del oficio periodístico en España. Recuperar la ética "distraída" por las malas costumbres y poner la verdad por delante de los intereses bancarios y demás "lobbys" económicos que manejan el Poder sin freno alguno. http://www.patxibarrondo.com/textos/index.php?id=696
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2019.04.01 19:54 CharoMariposa El derecho a abogado de los entrevistados!...jajaja

01/04/2019 Las asociaciones de la prensa, preocupadas a partes iguales por la deontología del oficio y porque no les falten tertulias a sus directivos, ya están tardando en redactar un estatuto de los entrevistados, de manera que se les reconozcan, al menos, prerrogativas similares a las de los imputados en procesos penales, incluyendo la presencia de su abogado cuando acudan a determinados platós de televisión. El primer punto de esta carta otorgada sería reconocer el derecho de todo interrogado a proclamar sus verdades -un concepto tan subjetivo que algunos pueden interpretar como mentiras- sin que ello implique su fusilamiento al amanecer. El segundo mandamiento debería recoger la obligación del periodista de abstenerse cuando sus propios intereses le impidan cumplir requisitos mínimos de objetividad e imparcialidad. Una cosa es el periodismo incisivo y otro el inquisitorial, muy dañino cuando el propio Torquemada está en el ajo.
Viene esto a cuento de la entrevista de anoche a Pablo Iglesias en La Sexta, que llegó a adquirir tintes de reyerta a cuenta de la supuesta trama policial urdida contra el líder de Podemos en connivencia con determinados medios de comunicación y las presiones a las que se ven sometidos los periodistas por parte de las grandes empresas y de los propios políticos. El asunto a priori no debería haber generado grandes disputas. Parece comprobado que ciertas estructuras del Estado espiaron a Iglesias y conspiraron contra él para desacreditarle, lo que el afectado interpreta –y está en su derecho de hacerlo lleve o no razón- como un intento de los poderosos por impedir que llegue al Gobierno.
Para ejecutar el plan, se usaron terminales mediáticas que, a juicio de Iglesias, forman parte activa e indisoluble de las cloacas del Estado. ¿Su solución? Impedir que estos poderosos, tal que los bancos, Florentino Pérez o Telefónica, controlen accionarialmente los medios y personalmente a los periodistas. El de Podemos está convencido de dos cosas: de que el acoso continúa pese al cambio de Gobierno y de que, junto a esta campaña de desprestigio basada en noticias falsas, se ha desatado además otra de invisibilización a cargo del duopolio televisivo, que le ha puesto la cruz y hasta la raya.
No pretende uno, que es un pobre juntaletras que apenas llega a final de mes, enmendar la plana a la estrella de la televisión inventora de la repregunta, que antes de Ana Pastor al parecer no existía. Pero su reacción pareció bastante desproporcionada. Por un lado, se empeñó en demostrar que Atresmedia, propietaria de La Sexta, Antena 3, Neox, Nova, Mega, Onda Cero, Europa FM, entre otros, y controlada por el Grupo Planeta, propietario de un sinfín de editoriales y del diario La Razón, es una benefactora de la libertad de expresión y, quizás por ello, quiere ejercerla ella sola. Como prueba del nueve expuso que Iglesias se convirtió en habitual de su parrilla antes de que encabezara un proyecto político respaldado por cinco millones de electorales. Y debió hacerlo sin importar que Iglesias fuera en aquel tiempo la gallina de los huevos de oro en lo que a cuotas de audiencia se refiere.
Por otro, quiso poner contra las cuerdas al entrevistado afeándole su intención de querer pactar con el mismo Gobierno que no ha hecho lo suficiente para higienizar y desinfectar las cloacas. Al tiempo, le reprochó ser el primero en presionar a los medios de comunicación, como si fuera lo mismo ser objeto de falsos informes policiales y víctima del robo de información personal que protestar airadamente por el tratamiento y los titulares de algunas informaciones relacionadas con Podemos.
Pastor siempre trabaja en medios independientes porque, si no lo fueran, alguien como ella entregada al sacerdocio del periodismo se limitaría a hacer un blog. La Sexta es tan independiente como antes lo era RTVE cuando gozaba de su magisterio. Por dudarlo, Cospedal casi sale con los pies por delante en uno de Los Desayunos. De hecho, es tan independiente que nadie va a decirle a quien mantener en su firmamento de colaboradores aunque sean indeseables, sobre todo si están bendecidos por el share.
Hay que pensar que Pastor tuvo un mal día o concluir, en su defecto, que reaccionó en defensa propia ante lo que pensaba que era un ataque contra su cónyuge, Antonio García Ferreras, exempleado de Florentino Pérez y principal valedor del Individuo al que Iglesias considera parte de la trama criminal que actúa contra él. De ahí la conveniencia de instaurar la abstención de los periodistas en determinadas circunstancias.
El mejor parado de la refriega fue otro periodista, David Jiménez, breve ex responsable de El Mundo y autor de ‘El director’, un libro que promete desnudar las miserias inconfesables del periodismo y en el que se dan cuenta de las ‘presiones’ de la que son objeto tipos intachables como él por parte de las grandes multinacionales y del propio Iglesias. Reconforta saber que siempre habrá compañeros dispuestos a cantar las verdades del barquero y hacer glosa de lo obvio una vez abandonado el cargo y cobrado el finiquito. Para las nuevas generaciones de periodistas habría sido de la mayor importancia haber dedicado un capítulo a explicar cómo la práctica del tenis puede ser vital en la promoción profesional. Quizás en la segunda parte.
https://blogs.publico.es/escudie2019/04/01/el-derecho-a-abogado-de-los-entrevistados/
submitted by CharoMariposa to podemos [link] [comments]


2019.01.31 21:57 Mbegonia La fabricación de Juan Guaidó: el laboratorio de cambio de régimen de EE. UU. Creó al líder del golpe de Venezuela

"

El favorito de Washington ha pasado años al frente de una violenta campaña de desestabilización, escriben Dan Cohen y Max Blumenthal de Grayzone.

Traducido de: https://consortiumnews.com/2019/01/29/the-making-of-juan-guaido-us-regime-change-laboratory-created-venezuelas-coup-leade

Por Dan Cohen y Max Blumenthal

B ntes de la fatídica fecha del 22 de enero, menos de 1 de cada 5 venezolanos habían oído de Juan Guaidó. Hace solo unos meses, el hombre de 35 años era un personaje oscuro en un grupo de extrema derecha políticamente marginal estrechamente asociado con actos espantosos de violencia callejera. Incluso en su propio partido, Guaidó había sido una figura de nivel medio en la Asamblea Nacional dominada por la oposición, que ahora se encuentra bajo desacato de acuerdo con la constitución de Venezuela.
Pero después de una sola llamada telefónica del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, Guaidó se proclamó a sí mismo como presidente de Venezuela. Ungido como el líder de su país por Washington, un habitante del fondo político anteriormente desconocido fue trasladado al escenario internacional como el líder de la nación seleccionado por los Estados Unidos con las reservas de petróleo más grandes del mundo.
Haciendo eco del consenso de Washington, el comité editorial de The New York Times calificó a Guaidó como un "rival creíble" del presidente Nicolás Maduro con un "estilo y visión refrescantes de hacer avanzar al país". El comité editorial de Bloomberg News lo aplaudió por buscar "el restablecimiento de la democracia" ”Y The Wall Street Journal lo declaró “ un nuevo líder democrático ”. Mientras tanto, Canadá, numerosas naciones europeas, Israel y el bloque de gobiernos latinoamericanos de derecha conocido como el Grupo de Lima reconocieron a Guaidó como el líder legítimo de Venezuela.
📷
Si bien Guaidó parecía haberse materializado de la nada, fue, de hecho, el producto de más de una década de asidua preparación por parte de las fábricas de cambio de régimen de la élite del gobierno de los Estados Unidos. Junto a un grupo de activistas estudiantiles de derecha, Guaidó fue cultivado para socavar el gobierno de orientación socialista de Venezuela, desestabilizar el país y un día tomar el poder. Aunque ha sido una figura menor en la política venezolana, había pasado años demostrando en silencio su valía en los pasillos del poder de Washington.
"Juan Guaidó es un personaje que se ha creado para esta circunstancia", dijo a la zona gris , Marco Teruggi, sociólogo argentino y cronista principal de la política venezolana . "Es la lógica de un laboratorio: Guaidó es como una mezcla de varios elementos que crean un personaje que, con toda honestidad, oscila entre risa y preocupación".
Diego Sequera, periodista y escritor venezolano de la agencia de investigación, Misión Verdad , estuvo de acuerdo: "Guaidó es más popular fuera de Venezuela que en el interior, especialmente en los círculos de élite de la Ivy League y Washington", comentó Sequera a Grayzone . "Es un personaje conocido allí, es predeciblemente de derecha y se considera leal al programa".
Mientras Guaidó se vende hoy como la cara de la restauración democrática, pasó su carrera en la facción más violenta del partido de oposición más radical de Venezuela, posicionándose a la vanguardia de una campaña de desestabilización tras otra. Su partido ha sido ampliamente desacreditado dentro de Venezuela, y es en parte responsable de fragmentar una oposición muy debilitada.
"'Estos líderes radicales no tienen más del 20 por ciento en las encuestas de opinión", escribió Luis Vicente León, el principal encuestador de Venezuela. Según León, el partido de Guaidó permanece aislado porque la mayoría de la población no quiere la guerra. "Lo que quieren es una solución".
Pero esta es precisamente la razón por la que Guaidó fue seleccionado por Washington: no se espera que conduzca a Venezuela hacia la democracia, sino que derrumbe a un país que durante las últimas dos décadas ha sido un baluarte de resistencia a la hegemonía estadounidense. Su improbable ascenso señala la culminación de un proyecto de dos décadas para destruir un robusto experimento socialista.
Apuntando a la 'troika de la tiranía'
Desde la elección de Hugo Chávez en 1998, Estados Unidos ha luchado para restablecer el control sobre Venezuela y cuenta con vastas reservas de petróleo. Los programas socialistas de Chávez pueden haber redistribuido la riqueza del país y ayudado a sacar a millones de personas de la pobreza, pero también le ganaron un objetivo en la espalda. En 2002, la oposición de derecha de Venezuela lo derrocó brevemente con el apoyo y reconocimiento de Estados Unidos, antes de que el ejército restableciera su presidencia luego de una movilización popular masiva. A lo largo de las administraciones de los presidentes de Estados Unidos, George W. Bush y Barack Obama, Chávez sobrevivió a numerososcomplots de asesinato antes de sucumbir al cáncer en 2013. Su sucesor, Nicolás Maduro, sobrevivió tres intentos de su vida.
La administración Trump de inmediato elevó a Venezuela a la cima de la lista de objetivos de cambio de régimen de Washington, calificándolo de líder de una "troika de tiranía". " El año pasado, el equipo de seguridad nacional de Trump intentó reclutar a miembros del ejército militar para montar una junta militar, pero ese esfuerzo fracasó. Según el gobierno venezolano, EE. UU. También participó en un complot con el nombre en clave de Operación Constitución para capturar a Maduro en el palacio presidencial de Miraflores, y otro llamado Operación Armagedón para asesinarlo en un desfile militar en julio de 2017. Poco más de un año después, exiliado opositor Los líderes intentaron y no pudieron matar a Maduro con bombas de aviones no tripulados durante un desfile militar en Caracas.
Más de una década antes de estas intrigas, un grupo de estudiantes de la oposición de derecha fue seleccionado y preparado personalmente por una élite, academia de capacitación para el cambio de régimen financiada por Estados Unidos para derrocar al gobierno de Venezuela y restaurar el orden neoliberal.
Entrenamiento para la insurrección
El 5 de octubre de 2005, con la popularidad de Chávez en su apogeo y su gobierno planeando programas socialistas, cinco “líderes estudiantiles” venezolanos llegaron a Belgrado, Serbia, para comenzar a entrenarse para una insurrección.
Los estudiantes habían llegado de Venezuela por cortesía del Centro de Acción y Estrategias No Violentas Aplicadas, o LONA. Este grupo se financia en gran parte a través de National Endowment for Democracy , un recorte de la CIA que funciona como el brazo principal del gobierno de los Estados Unidos para promover el cambio de régimen; y filiales como el Instituto Republicano Internacional y el Instituto Nacional Demócrata para Asuntos Internacionales. De acuerdo con los correos electrónicosinternos filtrados de Stratfor, una firma de inteligencia conocida como "la CIA en la sombra", "[CANVAS] también puede haber recibido financiamiento y capacitación de la CIA durante la lucha anti-Milosevic de 1999/2000".
CANVAS es una escisión de Otpor, un grupo de protesta serbio fundado por Srdja Popovic en 1998 en la Universidad de Belgrado. Otpor, que significa "resistencia" en serbio, fue el grupo estudiantil que ganó fama internacional, y promoción a nivel de Hollywood , al movilizar las protestas que eventualmente derrocaron a Slobodan Milosevic. Esta pequeña célula de especialistas en cambio de régimen operaba de acuerdo con las teorías del difunto Gene Sharp , el "Clausewitz de la lucha no violenta". Sharp había trabajado con un ex analista de la Agencia de Inteligencia de la Defensa, el Coronel Robert Helvey , para concebir un plan estratégico. esa protesta armada como una forma de guerra híbrida, apuntando a los estados que resistieron la dominación unipolar de Washington.
Otpor recibió el apoyo del National Endowment for Democracy, USAID y el Instituto Albert Einstein de Sharp.Sinisa Sikman, una de las principales capacitadoras de Otpor, dijo una vez que el grupo incluso recibió financiamiento directo de la CIA.Según un correo electrónico filtrado de un empleado de Stratfor, después de llevar a Milosevic fuera del poder, "los niños que dirigían OTPOR crecieron, adquirieron trajes y diseñaron CANVAS ... o en otras palabras, un grupo de" exportar-una-revolución "que sembró las semillas para Un número de revoluciones de color. "Todavía están enganchados a la financiación de los Estados Unidos y, básicamente, recorren el mundo tratando de derrocar a dictadores y gobiernos autocráticos (a los que no les gustan a los Estados Unidos)".
Stratfor reveló que CANVAS "dirigió su atención a Venezuela" en 2005 luego de entrenar a movimientos de oposición que lideraron las operaciones de cambio de régimen pro-OTAN en Europa del Este.
Al monitorear el programa de capacitación CANVAS, Stratfor describió su agenda insurrecta en un lenguaje sorprendentemente contundente: "El éxito no está garantizado, y los movimientos estudiantiles son solo el comienzo de lo que podría ser un esfuerzo de un año para desencadenar una revolución en Venezuela, pero Los propios entrenadores son las personas que se burlan del "Carnicero de los Balcanes". Tienen habilidades locas. Cuando veas a estudiantes en cinco universidades venezolanas realizar demostraciones simultáneas, sabrás que la capacitación ha terminado y que el trabajo real ha comenzado ".
e guerra perpetua de Estados Unidos y sus peligrosas repercusiones domésticas.
submitted by Mbegonia to podemos [link] [comments]


2019.01.15 16:22 lulydelmar1 "Cómo tratar a Vox en los medios y en las redes" x Pascual Serrano

La irrupción de Vox ha generado todo un debate en torno a cómo tratan o deberían tratar los fenómenos de ultraderecha los medios e incluso cómo debemos hacerlo los ciudadanos en las redes sociales. Una gran cantidad de la población considera que los medios están dando un excesivo protagonismo a un partido que hasta hace poco no tenía representación institucional, y que con esa hipertrofiada presencia mediática se le está haciendo el juego que ha acabado ayudando a aumentar el número de votos. Del mismo modo, muchos analistas, como Fernando Berlín desde su programa de radio La Cafetera, consideran que cuanto más reaccionemos en las redes contra el mensaje racista y ultraderechista más se disparará su predominio, por lo que proponen directamente bloquear a sus defensores.
En mi opinión, es difícil establecer criterios indiscutibles en este asunto. Por un lado, creo que está justificada su presencia en los medios; que por primera vez en España un partido ultraderechista con claros tintes franquistas llegue a un Parlamento y con doce diputados es noticia. De hecho ha sido siempre noticia en nuestro país cuando un partido similar conseguía apoyos en Francia, Bélgica o Austria. Que ese partido sea clave para la investidura del presidente de Andalucía tampoco se puede ignorar en los informativos, así como sus exigencias para apoyar esa investidura. La discusión es si esa "noticia" se presenta dando tiempo y espacio en nuestros medios a sus líderes y portavoces para sus arengas trufadas de bulos y falsedades o se opta por documentar informaciones con las que neutralizar las mentiras en las que han basado su discurso. Quizás nuestros medios, durante mucho tiempo, han ido aceptando de forma acrítica las mentiras de los políticos y ahora nos ha explotado en las manos el resultado.
Otro elemento a tener en cuenta es plantear cuántas de las falsedades de Vox han estado legitimando los medios y muchos de sus analistas con total impunidad en tertulias y entrevistas, quizás porque eran compartidas por otros partidos que han defraudado a su electorado por diferentes razones. Llevamos meses escuchando mentiras sobre falsos porcentajes de delincuencia de emigrantes, injustificadas alarmas sociales por la llegada de refugiados, acusaciones infundadas de denuncias falsas de violencia machista, denuncias de ayudas y subvenciones inexistentes a minorías religiosas y étnicas, datos falsos sobre bondades sociales del franquismo, negaciones de crímenes y represiones que están absolutamente documentadas durante la dictadura, alarmismos sobre ruptura de España y violencias separatistas, etc. Permitir ese goteo de engaños ha supuesto un caldo de cultivo perfecto para que aparezca una organización política haciendo de todos ellos bandera y programa, y pueda tener acogida entre un sector de la población. Vox ha descubierto que los políticos podían mentir sin problema en sus discursos públicos, en las entrevistas, en los medios y no pasaba nada. ¿Por qué no mentir cinco veces más con mentiras cinco veces más gordas?
En cuanto los partidos, organizaciones de izquierda y sus militantes deben de aprender que no resulta eficaz el mensaje simplista de que viene el fascismo y vamos a combatir a la ultraderecha. Eso supone poner en la agenda su protagonismo en lugar de los problemas que acucian a la sociedad y, ojo, algunos de ellos, perfectamente identificados por la ultraderecha (corrupción, paro...). Tenemos entonces una izquierda que desplaza sus propuestas políticas por combates tan épicos como intangibles de lucha contra el fascismo, mientras la ultraderecha presenta problemas (reales o imaginados) con "soluciones" (otra cosa es que ninguna sea aceptable desde un mínimo sentido de la democracia o que no solucione nada, pero poseen la capacidad de convencer a algunos).
Otro elemento muy novedoso en el momento político y comunicacional que vive el mundo es el papel político de las redes sociales. Con un prestigio de los grandes medios por el suelo, unas posibilidades tremendas para la difusión ciudadana, una emotividad y simplificación total del mensaje político y con una impunidad total para las fake news, se dan las condiciones perfectas para que un discurso fascista avance entre los sectores de la población más desfavorecidos a través de una planificada y diseñada estrategia en redes sociales.
Las estructuras tradicionales de organización social de la izquierda no han sabido manejarse en las redes. Sindicatos, colectivos y partidos de izquierda necesitan tiempo y espacio para reflexionar y explicar, debaten entre sus militantes, procuran formarse en escuelas, necesitan espacio físicos para organizarse (fábricas, centros vecinales, locales sociales...). Todo ello ha sido dinamitado por las nuevas formas de comunicación y las redes sociales. Es verdad que Podemos ha desarrollado mucho esas formas de comunicación pero juega con desventaja frente a la ultraderecha porque lo que triunfa es el mensaje simple, que apele a las emociones arcaicas y tradicionales, que identifique enemigos de forma sencilla, preferiblemente débiles para que se sientan más empoderados los convencidos, y, por supuesto, sin importar si lo que se dice sea verdad o no, basta con que sea efectivo.
Para todo esto las redes sociales en manos de la ultraderecha son perfectas: no hay que demostrar la veracidad de nada, los mensajes son breves y escuetos, la complejidad argumental no existe; y la emoción y la ira son el mejor combustible para su difusión. Ha servido para Trump, para Salvini, para Bolsonaro. Todos ellos se han presentado víctimas de los medios de comunicación sabedores de que ya estaban desacreditados, han invertido esfuerzo y dinero en las redes en lugar de en los medios tradicionales ( Bolsonaro tiene ocho millones de seguidores en Facebook, Trump 57 millones de seguidores en Twitter; Vox, con 120.000 seguidores, es el partido más poderoso en Instagram, y tanto Bolsonaro como Vox han sido líderes en explotar las listas de difusión en WhatsApp a través de memes). Y mientras la ultraderecha actúa así, el líder de Los Verdes alemanes tira la toalla y anuncia que abandona las redes sociales.
Una vez más la eterna pregunta: ¿Qué hacer desde los medios o desde la ciudadanía a través de las redes sociales? Algunas ideas:
Es necesario recuperar en nuestras redes el argumento y el razonamiento en el debate político frente a la simplificación de la arenga y la emoción. Con el simplismo pierde la inteligencia y gana el fascismo.
Hay que exigir medidas que impidan la mentira o al menos la castiguen. La verdad nunca podrá vencer si la mentira es impune, porque la mentira no tiene límites para ser espectacular, ser más sugerente, más morbosa, más divertida, más alarmista. Una sociedad con mecanismos contra la mentira, en los medios de comunicación y en las redes sociales, no tiene por qué suponer una censura.
A título individual no deberíamos dejar pasar ni una sola mentira en nuestras redes. No me refiero a reaccionar con indignación y rabia, pero sí a desmontar el bulo con rigor y precisión. Pero también esto hay que hacerlo con inteligencia. Explicaba en un brillante hilo del periodista Javier Salas que si nos ponemos a desmentir la afirmación de Vox de que los emigrantes son un problema ya estamos introduciendo esa idea a la gente de partida. Como dice Salas, darle espacio al discurso de Le Pen, aunque sea para desmontar sus mentiras, no funciona. Estás dejando que se hable de "lo suyo", que es lo que quieren. Salas propone que hagamos caso a George Lakoff, "primero, empezar titulando con la verdad. Después, contar la trola (o la cifra discutible). E inmediatamente después, explicar que es una patraña y por qué".
La izquierda no debería renunciar a seguir difundiendo su propio programa de propuestas, no debería desplazarlo para colocarse al rebufo de la ultraderecha creciente y dejar que ella imponga la agenda. Igualmente debe llamar la atención sobre la gravedad de que amplios sectores inconformistas de izquierda adopten en sus discursos comunicacionales la abstención como forma de rebeldía. Es esa abstención la que ha permitido la victoria de Trump en Estados Unidos, la de un "Sí" al Brexit en el Reino Unido de mano de la derecha o la llegada de Vox al Parlamento andaluz. Es absurdo indignarse en Twitter y Facebook cuando la ultraderecha llega a las instituciones gracias a los votos y creer al mismo tiempo que el voto es inútil o aceptar con complacencia la abstención como gesto de inconformismo.
Por último, no olvidemos responsabilizar también a los gobernantes actuales del avance de la ultraderecha. Si la opción a Trump era una candidata que como Secretaria de Estado llevaba a EEUU a la guerra contra Libia o Siria, si e n Italia las política laborales de los gobiernos anteriores no fueron mejores que las del gobierno en el que participa la ultraderechista Liga Norte de Salvini, y si en España bajo un gobierno socialista los banqueros se jubilan con 110 millones entre finiquito y plan de pensiones, es normal que muchos no muevan un dedo para defender el modelo vigente y no les preocupe lo que venga, aunque pueda ser peor.
submitted by lulydelmar1 to podemos [link] [comments]


2018.12.07 02:21 prensasur MÉXICO: INTERESES PRIVADOS CORROEN LA IMPARTICIÓN DE JUSTICIA, EL CASO CARLOS AGUSTÍN AHUMADA KURTZ

Que en México los intereses políticos determinan en gran medida la conducción de procesos judiciales y las condiciones de reclusión penitenciaria es fácilmente ilustrado con numerosos ejemplos recientes. Baste recordar el caso del empresario Carlos Ahumada, quien después de denunciar la extorsión de que era víctima por parte de altos funcionarios del gobierno de la ciudad de México tuvo que enfrentar cinco causas penales presentadas en su contra por consigna de los denunciados. Que Ahumada era, de hecho, un preso político de las autoridades capitalinas fue reconocido en su momento por diversos analistas de reconocido prestigio en los medios nacionales. Su eventual exoneración de todos los cargos dejó en claro que en efecto se había tratado de una represalia sin fundamento legal. Quedó de manifiesto una vez más que los grupos de poder corrompen a su arbitrio la impartición de la justicia, anteponiendo sus intereses privados al interés general de la sociedad que dicen servir desde los cargos públicos que ocupan.
Ahumada permaneció recluido en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte desde 2004 hasta 2007, fecha en que recuperó la libertad. Durante ese periodo, fue mantenido en el área de máxima seguridad, sometido a vigilancia las 24 horas del día, con equipo de video y con custodios apostados en la puerta de la celda; las visitas que podía recibir eran monitoreadas al detalle por la dirección de la cárcel, la cual autorizaba o denegaba el acceso de manera arbitraria, como lo constataron además de los familiares y amigos de Ahumada, los periodistas que intentaron obtener permiso para entrevistarlo.
Así es la seguridad penitenciaria en México: si el reo es un preso político que enfrenta causas fabricadas por la autoridad, puede darse por descontado que no habrá descuidos ni omisiones en la vigilancia, el protocolo será observado a pie juntillas, no habrá relajamiento alguno en la cadena de mando y todo será supervisado puntualmente y de manera personal por los funcionarios de mayor rango. En este caso queda claro, que la Justicia se desvía ante el encargo político, ante la consigna, no es que el aparato de seguridad sea tan deficiente como se nos hace creer, sino que sólo funciona con precisión de relojería cuando sirve a poderosos intereses particulares.
El abuso de las prerrogativas y los dispositivos del aparato judicial para hostigar e intimidar a Carlos Ahumada no cesó luego de su excarcelación. El mismo día de su liberación, unos treinta policías judiciales y diez patrullas ya estaban apostados al acecho. Apenas hubo traspasado el umbral del reclusorio, se lanzaron sobre él, lo alzaron en vilo y se lo llevaron con lujo de violencia a las oficinas de la Fiscalía Central de Investigación para Asuntos Especiales, sin mediar explicación alguna. La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) había sido advertida de la posibilidad de que las autoridades no permitieran que Ahumada quedara en libertad sin un recordatorio de su encono, por lo que una delegación de la comisión estaba presente afuera del reclusorio al momento de su detención y pudo dar fe presencial de los hechos.
En la recomendación girada por la CDHDF a la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal se establece que el operativo constituyó “un abuso de poder por parte del Estado”, con “uso excesivo e irracional de la fuerza” por parte de los agentes policiacos. La comisión resaltó además el daño físico y sicológico infligido a los hijos de la víctima, menores de edad, que lo acompañaban a su salida del reclusorio y que no sólo vieron las agresiones contra su padre, sino que también recibieron golpes e insultos. La CDHDF recomendó a las autoridades ofrecer una disculpa pública a Ahumada y su familia, la cual siguen esperando.
Andado el tiempo, otro incidente se sumó a la cadena de abusos, configurando una segunda etapa en esta historia. El 28 de julio de 2013, a su regreso a la ciudad de México tras un viaje con su familia, agentes de varias corporaciones policiacas se presentaron en el aeropuerto capitalino para detenerlo y someterlo a un interrogatorio en las instalaciones de la terminal aérea. El operativo de “recepción y ubicación”, como lo llamó el director general adjunto de Asuntos Jurídicos de la Policía Federal, fue coordinado con oficiales del Instituto Nacional de Migración con antelación al arribo del empresario. Es decir, fue deliberado, no resultó del seguimiento de procedimientos de rutina. La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) investigó lo sucedido y concluyó que la retención carecía de justificación legal, toda vez que no existía ninguna orden de arresto contra Ahumada, y que los agentes habían procedido en contravención del reglamento, vulnerando así los “derechos humanos a la seguridad jurídica, a la legalidad y a la libertad” del empresario. La recomendación que la CNDH giró a las autoridades involucradas para sancionar a los responsables y establecer medidas para evitar la repetición de operativos semejantes cayó en oídos sordos. Cuando las autoridades aceptan servir a poderosos intereses particulares, se saben protegidas contra amonestaciones de papel.
El origen de estos hechos es perfectamente rastreable. Días antes del incidente en el aeropuerto, por un conducto privado Ahumada había hecho del conocimiento de Rosario Robles, secretaria de Desarrollo Social del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, su intención de actuar por la vía legal para hacer efectivo un pagaré firmado por Robles el primero de agosto de 2003, cuando era presidenta nacional y presidenta del consejo nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), por la cantidad de 400 millones de pesos. El monto corresponde al préstamo hecho por Ahumada a ese instituto político y la fecha de vencimiento fue acordada para el primero de agosto de 2011. La retención ilegal en la terminal aérea fue la corroboración de que Robles y el gabinete de seguridad del gobierno federal habían recibido el mensaje.
El 15 de agosto de 2014, los abogados de Ahumada interpusieron la demanda en Argentina, para exigir el pago de lo adeudado o el embargo de bienes de Robles y del PRD para cubrir el pagaré firmado por Robles el primero de agosto de 2003, cuando era presidenta nacional y presidenta del consejo nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Un mes más tarde, ante la petición de la justicia argentina, apegada a derecho y en cumplimiento de los tratados internacionales, la juez Edith Alarcón, del Juzgado Undécimo de Distrito en Materia Civil del Distrito Federal, resolvió dar curso al exhorto y proceder al embargo. De inmediato se movilizó el aparato de presión para descalificar a la juez, llegando al grado de intimidarla por medio del Consejo de la Judicatura Federal para que revocara su decisión. Como la juez se negó a ceder, fue arbitrariamente removida de su cargo y asignada al Tribunal Colegiado del Vigésimo Octavo Tribunal de Circuito, en el pequeño estado de Tlaxcala. Es el abusivo recurso del exilio administrativo, como castigo y escarmiento para quienes se atreven a sostener la autonomía de poderes y el estado de derecho.
El primero de octubre de 2014, tuvo lugar en Buenos Aires otro vergonzoso episodio de abuso de poder, con ribetes de incidente internacional: un agente armado del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), el máximo órgano del gobierno mexicano en la materia, interceptó a Ahumada afuera del domicilio de éste en la capital argentina y lo amenazó con violencia para que se desistiera de la demanda por el pagaré. La asombrosa torpeza del “agente secreto” del CISEN, Raúl Hiram Valadés de la Cruz, la rápida reacción del agredido y el alboroto provocado en una zona tan transitada, contribuyeron al fracaso de la misión.
Requerido por la CNDH para explicar estos hechos, el CISEN respondió con ese cinismo que revela el desprecio que los derechos humanos y la rendición de cuentas les merecen a quienes se consideran intocables por estar al servicio de los más poderosos: se permitió afirmar que el agente, ávido de cultura, se encontraba de vacaciones en Buenos Aires cuando coincidió casualmente con Ahumada cerca de un museo. La grabación del incidente, hecha por las cámaras de seguridad pública, demostró la insolencia de esta patraña. Que el órgano de seguridad nacional del Estado mexicano sirva a particulares, dedicando recursos públicos para realizar en el extranjero un operativo de intimidación que en nada contribuye a fortalecer la defensa de la nación, debería ser materia de serio debate en el congreso y en los medios. Que además le mienta descaradamente a la Comisión Nacional de Derechos Humanos sería inadmisible en cualquier democracia auténtica. El director del CISEN, Eugenio Ímaz, es hermano de Carlos Ímaz, quien era muy cercano colaborador de Rosario Robles en 2003, cuando ésta firmó el pagaré a nombre del PRD, y estuvo directamente involucrado en el escándalo de la extorsión a Ahumada que saliera de manera tan espectacular a la luz pública en 2004. La cadena de favores, la línea de mando, la concepción patrimonialista de los recursos públicos, puestos al servicio de intereses personales, el desdén por el debido proceso y las garantías constitucionales, evidencian una grave descomposición que pone a la seguridad nacional en situación de vulnerabilidad extrema.
Es notorio que a manera de complemento de la intimidación judicial, se articula en los medios de comunicación una estrategia de golpeteo de baja intensidad en algunas columnas de opinión y en notas informativas, con la doble intención de desprestigiar a la víctima –de modo de restarle credibilidad y de hacer que sus derechos elementales parezcan indignos de ser defendidos-, subvirtiendo el orden causal e introduciendo diversos factores –sin ningún fundamento de evidencia- que contribuyen a enmarañarlo todo.
En el caso de Ahumada, cada incidente de amedrentamiento ha ido acompañado, de columnas, notas y artículos –inserciones pagadas, para efectos prácticos- cuyo propósito es “ablandar” a la opinión pública, abonando al descrédito del empresario con la reiteración de los motes calumniosos y xenofóbicos, con insinuaciones de nexos con el narcotráfico (la herramienta preferida para atacar a quien sea en el México de hoy), y ya en el frenesí del rencor personal, con acusaciones delirante (como que “le vende uranio a la pérfida China”), los desinformantes no conocen límites. Son tácticas de propaganda de probada eficacia para desviar la atención de los auténticos fines que persiguen y de los torvos intereses a los que sirven.
Los columnistas al servicio de los grupos de poder, se prestan a hostigar, calumniar y ridiculizar a quienes éstos quieran hundir o apartar del camino, a cambio de dinero, prebendas y acceso privilegiado a la información, todo lo cual les reditúa prestigio e influencia y los posiciona mejor para seguir en el juego. Los reporteros que se prestan a esparcir rumores e infundios hacen méritos a los ojos de sus amos, haciéndose notar por los poderosos dando muestras de su potencial de servilismo para futuros encargos.
El abuso de los aparatos del Estado y de los canales de difusión por grupos de poder que disponen de ellos como si de su patrimonio personal se tratara, para proteger sus intereses y acrecentar sus beneficios, deforma la esfera pública y pervierte la impartición de la justicia. Por eso es tan importante seguir de cerca estos asuntos y su cobertura en los medios, pues de aquí derivan prácticas alarmantes que amenazan con insensibilizar a los ciudadanos en torno a una cuestión decisiva de la democracia, toda vez que la defensa de los derechos humanos debe ser tarea esencial de todos para todos.
submitted by prensasur to u/prensasur [link] [comments]


2018.11.20 02:16 alforo_ La asunción a los cielos de su majestad la reina doña Letizia

El Palacio de la Zarzuela es un recinto que ordenó construir en 1627 el rey Felipe IV a modo de pabellón de caza en el marco incomparable y bucólico del monte del Pardo. Esta es la residencia oficial de los reyes eméritos don Juan Carlos y doña Sofía (que por culpa de las desavenencias del monarca ya no comparten el lecho matrimonial) y su hermana Irene -las infantas lo han abandonado al casarse con prestigiosos varones ejemplo de honorabilidad y honradez - Por lo tanto el reino de España tiene cuatro soberanos que cobran sus respectivos emolumentos, viáticos y gastos de representación a cuenta de los presupuestos generales del estado. Vaya suerte que tienen sus súbditos. La monarquía es la mejor inversión que incluso comprándola con el sistema republicano sale hasta barata.
Mientras, la familia real reside en el Pabellón del Príncipe que es un palacio al estilo renacentista de 3.000 metros cuadrados (1.771 metros cuadrados útiles) construido por el Patrimonio Nacional con un costo de 4.300.000 euros. Un verdadero castillo medieval con foso y murallas vigilado celosamente por la Guardia Real. En la fachada ondea altiva la bandera rojigualda como símbolo imperecedero de la unidad de España.
En el año 2002 el presidente de gobierno José María Aznar se la ofreció a modo de regalo al entonces Príncipe de Asturias don Felipe de Borbón (con vistas a su futuro noviazgo) El pabellón del Príncipe se encuentra en una zona aledaña a la Zarzuela rodeado de jardines de ensueño y 14.000 hectáreas de un hermoso bosque Mediterráneo donde retozan, ciervos, gamos y jabalíes. En apariencia de propiedad pública pero “afecto” al servicio y uso de su majestad el rey y de los miembros de la familia real”.
El rey recibe una cantidad global de casi 8.000.000 millones de euros de los presupuestos generales del estado destinada el sostenimiento de la familia real y que él distribuye a su libre albedrío. No olvidemos que la monarquía es inviolable y está blindada por los partidos mayoritarios PP. PSOE y Ciudadanos. Patrimonio Nacional o la Guardia Real cuentan con un presupuesto de 150 millones de euros anuales y casi 3.000 trabajadores - Teóricamente dependientes del gobierno central, pero en la práctica al servicio de la Casa Real.
En el Pabellón del Príncipe igualmente se hallan las oficinas de la Casa del Rey, el Cuarto Militar -dirigido por el almirante Juan Ruiz Casas- el jefe de protocolo y una sección donde se alojan los siervos, pajes, criadas, doncellas, camareros, amas, mucamas, mayordomos, institutrices, preceptores, ayos y palafreneros. Aparte de los miembros de los cuerpos de seguridad del estado, escoltas y edecanes. Como a doña Letizia el estamento castrense le produce cierta repulsa ha prohibido el toque de corneta, la izada y arriada de bandera y el homenaje a los caídos. Pero esto no es óbice para que la capitana general de los ejércitos luciendo sus mejores galas con peineta y mantilla amadrine los navíos de guerra, carros de combate, aviones bombarderos o participe en la jura de bandera de los agentes de la Guardia Civil.
Quizás el recinto más importante del palacio de la Zarzuela sea la cocina real donde los fogones permanecen encendidos las veinticuatro horas del día. Y esto se debe a que en cualquier momento sus altezas reales exigen los más extravagantes caprichitos gastronómicos. El responsable del mismo es José Roca, cocinero mayor del reino, y experto en complacer los paladares más exquisitos. (tanto de la familia real como los invitados VIP)
Los proveedores oficiales de la Zarzuela se esmeran en aportar los productos de primerísima calidad, biológicos y con denominación de origen certificado: el mejor pollo de corral, la selecta carne vacuno o de porcino, sobre todo, el solomillo del grupo Norteños, sin pasar por alto el cordero o cochinillo de Segovia, la pechuguita de pavo, el jamoncito serrano o de jabugo, y el pescado como es habitual de Pescaderías Coruñesas, el caviar, las angulas, los centollos, los percebes, las langostas, las parrochas, el salmón del Sella, sin olvidar las verduras y hortalizas frescas y una extensa variedad de postres: frutas tropicales, la tarta de Santiago, los casadielles, las yemas de Ávila, la crema catalana, el pastel cordobés, las ensaimadas de baleares o el arroz con leche. Entre tanto en la bodega reposan vinos incunables tanto de España como del mundo entero lo mismo que una extensa variedad de brandys, vodkas, cavas y champagne.
No sabemos lo que pensarán los obreros o los trabajadores que se levantan a las 6 de la mañana a cumplir con su dura jornada diaria ¿Tal vez se le dibujará en su rostro una sonrisa al saber que parte de sus impuestos se dedican a mantener la familia Real y a su extensa prole? Eso sin hablar del tiempo de ocio que ocupan principalmente en saraos, los fiestonones, banquetes, duelos gastronómicos, cacerías, monterías, corridas de toros, regatas o cruceros de placer.
A través de una pantalla de televisión y gracias a la magia de las ondas hertzianas la presentadora del telediario de la segunda cadena Letizia Ortiz logró cautivar al príncipe Felipe (un coloso de 1.90 de estatura dotado de una inteligencia superior) que cayó presa de un súbito encantamiento virtual. Un cuento de hadas solo comparable al romance de Romeo y Julieta.
El soberano o soberana (porque ya se ha abolido la ley Sálica) de las Españas se elige “democráticamente” en el lecho nupcial. Esto significa que si alguno de los espermatozoides del soberano fecunda con éxito el santísimo óvulo de su majestad a los nueve meses alumbrará un ser pluscuamperfecto que guie los destinos del reino.
Las actuales hijas de la pareja real son dos hermosas infantas rubias y de ojos azules, étnicamente arias, católicas y apostólicas ya que están emparentadas por un lado con los emperadores Bávaros y por el otro con don Pelayo. En este caso la corona ha recaído en la infanta Leonor, princesa de Asturias, quien, por obra y gracia del espíritu santo, será la nueva reina de España asegurando así la perpetuidad de la dinastía borbónica.
La rutina diaria de sus majestades está marcada por una apretada agenda institucional propia de tan alta investidura. El jefe de la Casa Real es el encargado de planificar cada una de las actividades oficiales y extraoficiales de Felipe VI -el Jefe de Estado y capitán general de los ejércitos- y de su consorte la reina doña Letizia.
El cirujano Antonio de la Fuente y los médicos del clínica Ruber han atendido a la reina Doña Letizia (por motivos de salud, se afirma) en los últimos 14 años. Al parecer su majestad está obsesionada con su aspecto físico (la perfección hedonista) ¿cuánto han costado estas carísimas operaciones y tratamientos? Cualquier esfuerzo es poco para elevar su autoestima y garantizar su felicidad. ¿Alguien se atreve a cuestionarla? Quien lo haga inmediatamente será acusado de antiespañol, separatista o comunista y condenado a la picota. Su alteza serenísima doña Letizia está a punto de terminar el proceso de metamorfosis y pronto los súbditos podrán presumir de tener la reina más bella del universo.
Gracias a las incontables operaciones de cirugía estética (que son un secreto de estado) la reina ha conseguido superar el canon de belleza griega. De veras que luce como una adolescente a pesar de haber cumplido 46 años. En su currículo extraoficial consta una septorrinoplastia para corregir el tabique nasal, la elevación de los parpados con silicio orgánico y tocoferol, una mentoplastia para suavizar el mentón tan prominente, el aumento de pechos con implante de silicona con el fin de realzar el busto, la eliminación de las bolsas de los ojos, el arreglo de los dientes con brackets (ortodoncia) La reina por ley y cueste lo que cueste debe ser eternamente joven y subir incorrupta al reino de los cielos. Por prescripción médica también se le han recomendado tratamientos corporales y faciales: infiltraciones de ácido hialurónico sintético para rellenar los surcos de las arrugas, las inyecciones de hidroxiapatita de calcio para realzar los pómulos, la toxina botuniloica para relajar la expresión de la frente, el botox para estirar la piel o colágeno para rejuvenecerla. Los halagos y piropos se multiplican y llueven a su paso los pétalos de rosas. Esas joyas que exhibe en los desfiles de modas le otorga un cierto halo de divinidad: la tiara de lis, el emblema de los Borbones, y regalo de Alfonso XIII a su prometida la princesa Victoria Eugenia de Battenberg, la tiara de diamantes que le ofreció Franco a la reina Sofía con motivo de su enlace matrimonial, dos pulseras de la firma Cartier, los collares de perlas finas de Tiffany Victoria, la diadema prusiana de platino, diamante y brillantes, los pendientes aguamarina y zafiros, los anillos de oro engastados con esmeraldas.
Pertenecemos a una sociedad en la que prima la imagen y el culto al cuerpo. Por lo tanto la reina Letizia está constantemente expuesta al juicio mediático que se emite a través de la prensa, la radio, la televisión o las redes sociales (tanto a nivel nacional como internacional) Esta sobreexposición bestial la soberana la afronta con coraje y valentía. Suena la marcha real y nadie puede hacerle sombra pues su majestad es el centro del universo. Tales delirios de grandeza los disimula con una sonrisa de cumplido o un gesto mayestático que define su recio carácter. Cada movimiento suyo está impregnado de glamour, y un irresistible atractivo erótico y hasta sexual que provoca un desmedido apasionamiento. Doña Letizia es la estrella de las revistas del corazón y la prensa rosa de los cinco continentes, ella es la best seller, la número uno que agota todas las ediciones, y acapara todas las portadas. ¡Letizia, Letizia! la plebeya nieta de un taxista ha sido coronada en lo más alto del Olimpo.
¿Cuál es el papel de la reina? ¿Acaso todos piensan que es meramente representativo? ¿un jarrón chino? Doña Letizia tiene que cuidar la imagen pública puesto que es el mascarón de proa de la marca España. Su belleza y sensualidad es el mejor gancho y propaganda para asegurar el éxito en los contratos, inversiones, transacciones y exportaciones que son un factor determinante para el buen funcionamiento del PIB (producto interior bruto) o la estabilidad de la prima de riesgo. Es una excelente relaciones públicas y las multinacionales españolas están de plácemes. La reina también toma decisiones ya que prudentemente le susurra al oído de su majestad Felipe VI sus preferencias en los asuntos familiares o políticos. Sus deseos se convierten en órdenes pues al fin y al cabo los acontecimientos más cruciales del reino se deciden en la cama o en los mejores restaurantes.
Nadie ha podido desvelar el patrimonio de la familia real española pero se especula que podría elevarse a unos 150.000.000 millones de euros. No hay que ser mal pensados porque todo este dinero es producto de sus abnegados servicios a la patria. La dinastía borbónica a través de la historia se ha distinguido por su proverbial honradez, jamás han ejercido de lobistas, ni han cobrado comisiones, ni se le conocen corruptelas o cuentas en paraísos fiscales como pretenden insinuar sus más encarnizados enemigos.
Algunos envidiosos sostienen que es una afrenta intolerable tamaña exhibición de opulencia y derroche por parte de la familia real. Más bien lo que deberían hacer es predicar la austeridad pues en el reino de España existen millones de marginados y empobrecidos víctimas de la crisis económica.
Los defensores de la monarquía responden que este es un estúpido argumento populista con el que intentan los antisistema destruir una de las instituciones más queridas por los súbditos españoles. La monarquía representa la unidad de España y es la garante del estado de derecho, la libertad y la democracia. Así lo decidieron los súbditos cuando en el referéndum constitucional de 1978 aprobaron con el 87% de los votos la restauración borbónica. Refrendando así la voluntad testamentaria del caudillo Francisco Franco que eligió al príncipe don Juan Carlos como su sucesor.
No quiero ni pensar si llegará a fallecer nuestra sacrosanta y serenísima reina –Dios la guarde por muchos años- seguro que al día siguiente no saldría el sol y sus criadas, amas y siervas serían enterradas vivas junto a ella en una magnánima ceremonia faraónica. El rey inconsolable perdería la razón y muchos de sus súbditos preferirían el suicidio antes que soportar la ausencia de tan augusta benefactora. El doblar de las campanas, el luto oficial indefinido, las banderas a media asta, y el desgarrador llanto de las plañideras sumirían al reino en la depresión más espantosa.
Su majestad se pasa las horas muertas en el tocador de la alcoba ensimismada frente a su espejo pronunciando el clásico conjuro: “espejito mágico espejito de oro ¿quién es la más linda? Dímelo tesoro” El genio le responde con voz impostada: “nadie en el reino es capaz de eclipsar a vuestra excelencia ¡doña Letizia es las más guapa, guapa, guapa!” Coqueta y vanidosa lanza un suspiro de alivio mientras los poetas palaciegos le cantan versos laudatorios: ¡¡Oh, gloria inmarcesible!! ¡¡oh, júbilo inmortal!! Escribirán su nombre en letras de oro en los anales de la historia, se le levantarán estatuas, bustos, se erigirán monumentos en su honor; eternamente adulada por sus súbditos que le hacen reverencias, besan sus purísimas manos y se rinden a sus pies. La revista Hola, el boletín oficial de la Casa Real, el Diez Minutos, Lecturas o Semana lanzan ediciones extraordinarias para ponderar el regreso de Sissi emperatriz resucitada.
El culto a la personalidad es una de las máximas virtudes de nuestra monarquía “constitucional” y ya comienzan a bautizarse con su nombre estadios, aeropuertos, salas de teatro, hospitales, y hasta tanatorios. Por real decreto ley la foto oficial de sus majestades debe presidir los ayuntamientos, colegios, universidades, cuarteles, estaciones de policía, edificios oficiales, embajadas, etc. Tal epidemia de narcisismo es otra prueba más de la soberbia imperial españolista.
A las famosas peluqueras Luz y Gema se les ha encomendado la heroica misión de cuidar la sedosa cabellera de su majestad. Ambas cumplen una extenuante jornada de trabajo que comienzan al toque de diana (6 de la mañana) -casi todos los días del año sin excepciones-. Son memorables sus eximias obras de arte: el moño rizado, el flequillo ladeado, la coleta sutil, el clásico recogido de bailarina, el pelo liso, ondas retro, corte bob, las mechas más claras, más oscuras, el alisamiento, la melena rizada. Pero hay algo que no han podido evitar y es que a la reina se le caiga el pelo (por culpa del excesivo uso de tintes, acondicionadores y demás menjurjes) y neutralizar la aparición de las primeras canas. El desgaste de su tupida cabellera es más que evidente y se teme-que si no se toman las medidas oportunas- en un corto periodo de tiempo, pueda quedarse calva. Para evitar tamaña tragedia que la condenaría a usar una incómoda peluca se le está aplicando un revolucionario tratamiento de choque a base de champús y lociones especiales por parte de los más prestigiosos dermatólogos de España. Se ha descubierto que su alteza real es alopécica nerviosa por lo que sus psicólogos le han recomendado la práctica del bikram yoga. Dejar su mente en blanco es la mejor terapia para que recupere el equilibrio y la armonía cósmica.
Sus asesores y estilistas encabezadas por Eva Fernández estudian cada gesto de su expresión facial y corporal. Sencillamente su majestad es una las más cotizadas “influencers” del mercado, una top model de insuperable valía que se la pelean las más importantes firmas a nivel nacional e internacional. Es necesario que doña Letizia conserve la línea con una exhaustiva dieta Perricone tan popular entre las estrellas de Hollywood. La reina está flaca, muy delgada ¡oh virgen santa! ¿Será anoréxica? O a lo mejor sufre alguna dolencia grave porque parece más un saco de huesos. ¿Quizás sea el efecto de una mala relación con Felipe VI, sus suegros o la familia real? Al fin y al cabo ella es una intrusa, una plebeya vulgar y corriente. Con razón se siente odiada por sus súbditos que la consideran una advenediza carente de rancio abolengo.
Su católica majestad siempre se le ve tan etérea y angelical. Su piel tersa y sin una arruga demuestra que está bendecida por la madre naturaleza (y las incontables sesiones en la cámara hiperbárica) De su look ultra natural se encarga el su súper maquillador Daniel Vicente: primero que todo el bálsamo para los labios antes de repasarlos con color carmín (1001 pintalabios ) y una delicada sombra de ojos Cooper (favorita de las modelos) Todos los cortesanos tienen que quedarse maravillados con sus pestañas larguísimas rizadas con rímel que resaltan sus bellísimos ojos verdes que se vuelven chispeantes al enmarcarlos con un khol negro. Y para rematar el toque pastel sobre sus parpados que da luz a sus poderosísimas cejas. Menos mal que el palacio de la Zarzuela está muy bien abastecido con la más alta gama de cosméticos: L’Oréal Paris, Vichy, Avon, Mac Mac, Nars o Chanel.
A la reina le encantan los modelos exclusivos de Inditex o Zara, los Massimo Dutti, Uterque, Designers, Remix, Felipe Prieto, Loewe, Carolina Herrera, Nina Ricci, Hugo Boss, Felipe Varela o Estella McCartney. Definitivamente su armario está muy bien abastecido pues se reserva un traje para cada ocasión según las tendencias de primavera, verano, otoño e invierno. Habría que sacar la cuenta de todos los vestidos que ha estrenado (no suele repetirlos) durante los años que lleva de reina consorte. Son tantos que incluso necesita la ayuda de una abnegada doncella que los clasifique y los mantenga a punto. La reina por su suprema elegancia es el espejo en el cual tienen que verse reflejadas las mujeres españolas. En el fondo es una feminista radical que para sobrevivir tiene que adaptarse a las veleidades del régimen monárquico (papista) patriarcal.
En el tema de los zapatos su majestad también es muy exigente ya que sus delicados pies deben calzar las mejores marcas: Blahnik, Magrit, Pura López, Mango, Prada Miu Miu, Lodi, Carolina Herrera. Su zapato fetiche es el de tacón de aguja de Magrit. En su zapatero guarda más de 500 pares de zapatos de súper lujo (a cargo de los presupuestos generales del estado, por supuesto) Sin lugar a dudas que va camino de convertirse en la nueva Imelda Marcos (esposa del dictador Ferdinand Marcos) que tenía más de 1000 pares de zapatos. Otro de sus complementos favoritos son los bolsos cuyas marcas favoritas son: Uterque, Magrit, Felipe Varela, Carolina Herrera, Lidia Faro, Roger Vivier, Malababa, Cucareliquia, Adolfo Domínguez, Ángel Schlesser, Hugo Boss, Según los periodistas de la prensa del corazón posee más de 300. Aunque son apenas un adorno porque ella no necesita ni documentos, ni tarjetas, pues una sola palabra suya basta para cumplir cualquiera de sus caprichos.
Pero en la vida de doña Letizia no todo es frivolidad ya que en su corazón prevalece el espíritu altruista y solidario. La nueva madre Teresa de Calcuta apoya incondicionalmente a las ONGs y demás organismos de ayuda humanitaria que se empeñan en redimir a los más pobres y afligidos. Con sus manos caritativas acaricia a los huérfanos y menesterosos que ante su luminosa presencia renacen de las cenizas.
En la novela “Piel de Zapa” de Balzac el argumento central es la búsqueda del elixir de la eterna juventud, mejor dicho, el deseo de la longevidad aunque sea a costa de venderle el alma al diablo. En “El retrato de Dorian Grey” el genial escritor irlandés Oscar Wilde desarrolla la tesis de que lo único que vale en la vida es la belleza, el atractivo físico y la satisfacción de los sentidos. La Reina Letizia desea mantenerse tan joven como Dorian cuando Basil lo retrató en el cuadro. Porque la figura pintada en la tela es la que envejece y no el personaje real. El mito de Dorian Grey es una hipócrita mascarada que arrastra a aquellos que caen en sus tentáculos a la cruel autodestrucción. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=249185&titular=la-asunci%F3n-a-los-cielos-de-su-majestad-la-reina-do%F1a-letizia-
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2018.11.12 10:13 adancast Londres interfiere en política de España

Londres interfiere en política de España

https://preview.redd.it/kdgbdk6s9vx11.jpg?width=673&format=pjpg&auto=webp&s=0deeb421b733b12d6fa1157387d4e72ca3f0914c
El grupo de hackers Anonymous publicó los documentos que revelan un aspecto secreto del proyecto británico Integrity Initiative creado por el gobierno del Reino Unido en 2015 para luchar contra la propaganda rusa. https://www.cyberguerrilla.org/blog/operation-integrity-initiative-british-informational-war-against-all/ Resultó que el verdadero objetivo del proyecto es controlar la política de otros países a través de una amplia red de los agentes que funciona con éxito en Europa, EE.UU. y Canadá. Desde entonces las autoridades británicas han creado los así llamados "clusteres" compuestos por famosos políticos, militares, científicos y periodistas que se encargan de promover los intereses nacionales del Reino Unido.

España no ha sido una excepción. Así, entre los documentos publicados por Anonymous hay un archivo sobre la operación especial que se llama "Moncloa". Es fácil adivinar, dado el nombre de la operación, que fue realizada por los miembros del "clúster" español que recibieron la orden de Londres de evitar el nombramiento del especialista en terrorismo yihadista y geopolítica, coronel Pedro Baños como director de Seguridad Nacional de España. Debo decir que los agentes británicos lograron cumplir la tarea asignada en tiempo recórd: ¡tardaron apenas unas horas en hacerlo! Baños fue el principal candidato para el puesto, pero la designación del coronel, quien por alguna razon inexplicable cayó en desgracia con el gobierno del Reino Unido, fue saboteada con éxito.

El mecanismo ya funciona en algunos países europeos y pronto se extenderá por toda Europa. Por lo tanto, el Reino Unido que dejó de formar parte de Europa unida tiene la oportunidad de influir directamente en la política de la UE. Lo que más asusta es la facilidad y rapidez con que un estado puede cambiar radicalmente las cosas en otro estado mediante este instrumento político. Además, los británicos pueden utilizar este "arma" poderoso en la negociación del Brexit con Bruselas que, como es sabido, es un proceso muy dificil. Nosotros, los europeos, debemos unirnos frente a la amenaza y parar la injerencia flagrante británica en los asuntos internos de nuestros países. Fue publicada una petición online solicitando transferencia de la gestión de Integrity Initiative a las autoridades de la Unión Europea o liquidación total del proyecto. Pido a todos los que no quieran ser manipulados y quieran vivir en una España independiente y soberana que firmen esta petición.
submitted by adancast to catalunya [link] [comments]


2018.11.12 09:58 adancast Londres interfiere en política de España


https://preview.redd.it/p8hjopc07vx11.jpg?width=673&format=pjpg&auto=webp&s=95d1acffa0eec6e0e9ba40d2b8817686d19d8076
El grupo de hackers Anonymous publicó los documentos que revelan un aspecto secreto del proyecto británico Integrity Initiative creado por el gobierno del Reino Unido en 2015 para luchar contra la propaganda rusa. https://www.cyberguerrilla.org/blog/operation-integrity-initiative-british-informational-war-against-all/ Resultó que el verdadero objetivo del proyecto es controlar la política de otros países a través de una amplia red de los agentes que funciona con éxito en Europa, EE.UU. y Canadá. Desde entonces las autoridades británicas han creado los así llamados "clusteres" compuestos por famosos políticos, militares, científicos y periodistas que se encargan de promover los intereses nacionales del Reino Unido.

España no ha sido una excepción. Así, entre los documentos publicados por Anonymous hay un archivo sobre la operación especial que se llama "Moncloa". Es fácil adivinar, dado el nombre de la operación, que fue realizada por los miembros del "clúster" español que recibieron la orden de Londres de evitar el nombramiento del especialista en terrorismo yihadista y geopolítica, coronel Pedro Baños como director de Seguridad Nacional de España. Debo decir que los agentes británicos lograron cumplir la tarea asignada en tiempo recórd: ¡tardaron apenas unas horas en hacerlo! Baños fue el principal candidato para el puesto, pero la designación del coronel, quien por alguna razon inexplicable cayó en desgracia con el gobierno del Reino Unido, fue saboteada con éxito.

El mecanismo ya funciona en algunos países europeos y pronto se extenderá por toda Europa. Por lo tanto, el Reino Unido que dejó de formar parte de Europa unida tiene la oportunidad de influir directamente en la política de la UE. Lo que más asusta es la facilidad y rapidez con que un estado puede cambiar radicalmente las cosas en otro estado mediante este instrumento político. Además, los británicos pueden utilizar este "arma" poderoso en la negociación del Brexit con Bruselas que, como es sabido, es un proceso muy dificil. Nosotros, los europeos, debemos unirnos frente a la amenaza y parar la injerencia flagrante británica en los asuntos internos de nuestros países. Fue publicada una petición online solicitando transferencia de la gestión de Integrity Initiative a las autoridades de la Unión Europea o liquidación total del proyecto. Pido a todos los que no quieran ser manipulados y quieran vivir en una España independiente y soberana que firmen esta petición.
submitted by adancast to noticias_en_espanol [link] [comments]


2018.11.12 09:48 adancast Londres interfiere en política de España


https://preview.redd.it/abck2ts85vx11.jpg?width=673&format=pjpg&auto=webp&s=65ef996dae8bf8d432ca36b056e2f2859a79fbf7
El grupo de hackers Anonymous publicó los documentos que revelan un aspecto secreto del proyecto británico Integrity Initiative creado por el gobierno del Reino Unido en 2015 para luchar contra la propaganda rusa. https://www.cyberguerrilla.org/blog/operation-integrity-initiative-british-informational-war-against-all/ Resultó que el verdadero objetivo del proyecto es controlar la política de otros países a través de una amplia red de los agentes que funciona con éxito en Europa, EE.UU. y Canadá. Desde entonces las autoridades británicas han creado los así llamados "clusteres" compuestos por famosos políticos, militares, científicos y periodistas que se encargan de promover los intereses nacionales del Reino Unido.

España no ha sido una excepción. Así, entre los documentos publicados por Anonymous hay un archivo sobre la operación especial que se llama "Moncloa". Es fácil adivinar, dado el nombre de la operación, que fue realizada por los miembros del "clúster" español que recibieron la orden de Londres de evitar el nombramiento del especialista en terrorismo yihadista y geopolítica, coronel Pedro Baños como director de Seguridad Nacional de España. Debo decir que los agentes británicos lograron cumplir la tarea asignada en tiempo recórd: ¡tardaron apenas unas horas en hacerlo! Baños fue el principal candidato para el puesto, pero la designación del coronel, quien por alguna razon inexplicable cayó en desgracia con el gobierno del Reino Unido, fue saboteada con éxito.

El mecanismo ya funciona en algunos países europeos y pronto se extenderá por toda Europa. Por lo tanto, el Reino Unido que dejó de formar parte de Europa unida tiene la oportunidad de influir directamente en la política de la UE. Lo que más asusta es la facilidad y rapidez con que un estado puede cambiar radicalmente las cosas en otro estado mediante este instrumento político. Además, los británicos pueden utilizar este "arma" poderoso en la negociación del Brexit con Bruselas que, como es sabido, es un proceso muy dificil. Nosotros, los europeos, debemos unirnos frente a la amenaza y parar la injerencia flagrante británica en los asuntos internos de nuestros países. Fue publicada una petición online solicitando transferencia de la gestión de Integrity Initiative a las autoridades de la Unión Europea o liquidación total del proyecto. Pido a todos los que no quieran ser manipulados y quieran vivir en una España independiente y soberana que firmen esta petición.
submitted by adancast to espanol [link] [comments]


2018.11.12 09:20 adancast Londres interfiere en política de España

Londres interfiere en política de España

https://preview.redd.it/eq6eadb60vx11.jpg?width=673&format=pjpg&auto=webp&s=d6a741f059258ecac1f978681d1115fa4c4fb254
El grupo de hackers Anonymous publicó los documentos que revelan un aspecto secreto del proyecto británico Integrity Initiative creado por el gobierno del Reino Unido en 2015 para luchar contra la propaganda rusa. https://www.cyberguerrilla.org/blog/operation-integrity-initiative-british-informational-war-against-all/ Resultó que el verdadero objetivo del proyecto es controlar la política de otros países a través de una amplia red de los agentes que funciona con éxito en Europa, EE.UU. y Canadá. Desde entonces las autoridades británicas han creado los así llamados "clusteres" compuestos por famosos políticos, militares, científicos y periodistas que se encargan de promover los intereses nacionales del Reino Unido.

España no ha sido una excepción. Así, entre los documentos publicados por Anonymous hay un archivo sobre la operación especial que se llama "Moncloa". Es fácil adivinar, dado el nombre de la operación, que fue realizada por los miembros del "clúster" español que recibieron la orden de Londres de evitar el nombramiento del especialista en terrorismo yihadista y geopolítica, coronel Pedro Baños como director de Seguridad Nacional de España. Debo decir que los agentes británicos lograron cumplir la tarea asignada en tiempo recórd: ¡tardaron apenas unas horas en hacerlo! Baños fue el principal candidato para el puesto, pero la designación del coronel, quien por alguna razon inexplicable cayó en desgracia con el gobierno del Reino Unido, fue saboteada con éxito.

El mecanismo ya funciona en algunos países europeos y pronto se extenderá por toda Europa. Por lo tanto, el Reino Unido que dejó de formar parte de Europa unida tiene la oportunidad de influir directamente en la política de la UE. Lo que más asusta es la facilidad y rapidez con que un estado puede cambiar radicalmente las cosas en otro estado mediante este instrumento político. Además, los británicos pueden utilizar este "arma" poderoso en la negociación del Brexit con Bruselas que, como es sabido, es un proceso muy dificil. Nosotros, los europeos, debemos unirnos frente a la amenaza y parar la injerencia flagrante británica en los asuntos internos de nuestros países. Fue publicada una petición online solicitando transferencia de la gestión de Integrity Initiative a las autoridades de la Unión Europea o liquidación total del proyecto. Pido a todos los que no quieran ser manipulados y quieran vivir en una España independiente y soberana que firmen esta petición.
submitted by adancast to es [link] [comments]


2018.08.29 02:59 lulydelmar1 Malin Björk: “El cierre de fronteras crea una Europa sin rostro humano”

23 AGOSTO, 2018 Malin Björk Por Álvaro Bravo (@AlvaroBravo4) Malin Björk es eurodiputada sueca por el Partido de la Izquierda en el Parlamento Europeo desde 2014. Además, es miembra de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior y de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género. El fenómeno de las migraciones ocupa un lugar importante en su activismo político hasta el punto de poner en riesgo su imagen política con tal de lograr que no deportaran en un avión a un hombre iraní demandante de asilo. Björk ha trabajado durante varios años para el Lobby Europeo de Mujeres en Bruselas antes de convertirse diputada del European United Left–Nordic Green Left en 2009.
¿Cuál es tu opinión acerca de la gestión actual de la Unión Europea de la inmigración?
Desde que soy eurodiputada en 2014 he visto que no hay una perspectiva de largo alcance para este tema tan complejo. No hay un debate real sobre la solidaridad con los refugiados, la necesidad de abrir fronteras, algo que sucede desde el otoño de 2015 con el movimiento de personas por la ruta de los Balcanes. Estuve allí y pude ver lo que estaba pasando en los campamentos sin que se dieran soluciones para acoger de una manera segura a los refugiados que llegaban. Cada gobierno de los países miembros de la Unión Europea tiene una posición muy diferente sobre la migración dependiendo de los partidos que estén en el gobierno. Por ejemplo, mi país, Suecia, como región rica de cinco millones de personas, no tiene problemas económicos en integrar a buena parte de los inmigrantes. Pero en lugar de este mensaje algunos políticos nacionalistas deciden utilizar la migración como algo negativo para conseguir votos.
Se genera ese problema artificial cuando muchos países de la Unión Europea incrementan los controles fronterizos de diferentes formas para intentar controlar el movimiento de la gente. Intentamos disuadirlos para que no vengan a Europa olvidando en el camino los derechos universales de movilidad, de acceso a la educación o a la salud.
¿Hay algún tipo de interés por parte de las empresas de seguridad en mantener esas fronteras?¿Existen lobbies en Bruselas que ejerzan presión en el Parlamento para que los estados legislen en su provecho?
¡Por supuesto que existen compañías privadas que actúan en su propio beneficio en las actividades del control migratorio! Hay una relación entre las operaciones militares -que buscan crear ese perímetro de seguridad en torno a Europa- y el poder público. Sobre todo porque se ofrecen fondos comunitarios para la investigación de tecnologías de seguridad y defensa. Este es un hecho que no deja de sorprenderme. Esto supone límites para las personas inmigrantes, límites para la libertad de movimiento, límites para recibir personas. En este contexto se utiliza la sospecha permanente de que existan posibles terroristas, donde se sacrifican libertades y derechos por la seguridad. Me siento profundamente decepcionada por la influencia del lobby de las armas y de las empresas de seguridad en políticas que deberían ser de corte humanitario.
Los países mediterráneos son considerados como la frontera sur de Europa. ¿Estás de acuerdo con la definición que hacen algunos medios ingleses del papel del Gobierno español como ‘gatekeeper’?
Si tú eres un partido nacionalista con una mentalidad xenófoba puedes presentarte ante tus votantes como un ‘gatekeeper’, un controlador de fronteras que actúa con mano dura. Hay muchos estados que quieren venderse así porque consiguen votos. Durante mi viaje a Melilla escuché que una empresa había recibido contratos para construir la valla. Lo que realmente da miedo es que la población reciba estos mensajes como positivos.
En cambio, otro discurso político que ha cobrado fuerza en europa es delegar responsabilidades a otros países: “vamos dejar que la gente se mueva a diferentes países y los responsables para la regulación van a ser países del norte de África”. El Partido Demócrata italiano permitió el movimiento en sus fronteras, una decisión que puedo entender, sin que existieran unas medidas decentes comunes. Esta decisión causó un gran descontento en otros países europeos con un discurso más duro en contra de la inmigración, y ahora, tras la victoria de la Liga Norte, hay un cambio en las políticas italianas al cerrar los puertos, agitar la xenofobia e impedir la llegada de personas.
Esto permite a los Estados europeos delegar las políticas migratorias y externalizar las fronteras a países como Libia, que ha sufrido una guerra civil, donde muchos de los derechos humanos no son respetados, como ya denunciaste en el mismo Parlamento Europeo.
Cuando estuve en Melilla hace un par de años pude comprobar cómo este lugar es casi como una prisión, algo horrible. Allí hablé con el alcalde de la ciudad quién me dijo que estaba orgulloso del papel de las fuerzas de seguridad impidiendo la llegada de personas del África subsahariana. Él estaba convencido de que hacían un buen trabajo en la frontera cuando no es aceptable controlar la migración con métodos contrarios a cualquier legalidad. Por eso, es importante contar historias sobre las concertinas en Melilla, sobre quiénes esperan en campamentos, sobre los amigos que pierden en el camino y sobre los abusos cometidos por los policías. Durante el viaje conocí a una senegalesa que vivía en la parte marroquí de las montañas que llevaba dos meses esperando para poder cruzar la frontera. Me contaba que durante el viaje había sufrido abusos sexuales por parte de sus compañeros. Esto es una consecuencia directa de las políticas migratorias erróneas de la Unión Europea hacia las personas.
Este año organizasteis el foro ‘Feminismo Sin Fronteras’ en el Parlamento Europeo en el que se abordó el impacto de género de las migraciones en las mujeres. ¿Cómo afecta la inmigración a las mujeres desde una perspectiva de género?
En agosto de 2015 recorrí Grecia, Serbia y Macedonia donde vi muchos grupos de mujeres y hombres que no querían romper su familia, dejar a los niños atrás. La mayoría de estas familias buscaban conseguir el estatus de refugiados para seguir juntos mientras continuaban la ruta relativamente segura de los Balcanes. Pero cuando empezamos a cerrar las fronteras, un miembro de la familia, normalmente el hombre, continuaba el viaje solo hasta el centro de Europa para esperar el derecho a la reubicación familiar.
Estas políticas de cierre de fronteras, a pesar de no conseguir nunca su objetivo, han tenido un fuerte impacto negativo sobre las mujeres inmigrantes. Provocan que haya cambios en las rutas, que estas sean más peligrosas, que existan grupos que ayuden a moverse de manera clandestina y la explotación sexual de estas mujeres. Cuando ellas deciden dejar atrás la violencia en sus países de origen no hay nada que consiga frenar ese impulso de estar a salvo, al revés, se incrementa. Por otra parte, una reubicación familiar distinta termina en situaciones como que el padre consiga llegar a Alemania pero los hijos con sus madre se queden en Grecia. En definitiva, las medidas de cierre de fronteras tienen el efecto de crear una fortaleza Europa sin un rostro humano.
En 2014 estuviste a bordo de un avión rumbo a Irán y te avisaron de que en el mismo vuelo viajaba un hombre que iba a ser deportado desde Alemania. ¿Qué pasó después?
Estando en el aeropuerto me llamó un activista y me dijo que iban a deportar a un hombre. En ese momento decidí que no podíamos dejarle ir porque sabíamos que su familia se quedaba en Alemania. Algo debíamos hacer. A sabiendas de que el piloto tiene autoridad completa dentro de un avión y que, si decide que no van a despegar, la policía no puede impedírselo. Decidí no abrocharme el cinturón de seguridad en el momento que lo indicaban. Entonces expliqué que dentro de ese avión viajaba un hombre con una hija de pocos meses que iba a ser expulsado del país. Cuando el personal del vuelo me preguntaba porque hacía esto yo les contestaba: “él tiene su familia aquí, tiene a su hija. ¿No pensáis que lo justo es que sigan juntos?”. Ellos me exigieron que me pusiera el cinturón y me amenazaron con enviar a la policía. No entendían que siendo una política pudiera romper la ley.
Al final, por esta resistencia pacífica, no salió el vuelo esa mañana y este hombre no fue devuelto a Irán. Es el caso de una única persona, pero pienso que su vida cambió en ese momento y que también cambió la mía porque pude ver como una acción propia ayudaba directamente a unas personas. Es una sensación diferente a cuando estás elaborando un informe, en un debate parlamentario o en este despacho. En un caso de injusticia como la que presenciaba tienes que elegir que elegir cómo actúas, ¿haces algo o no haces nada?
https://blogs.publico.es/conmde/2018/08/23/malin-bjork-el-cierre-de-fronteras-crea-una-europa-sin-rostro-humano/
Un breve comentario y algunas preguntas:
La primer pregunta que me he hecho es en referencia al titulo de la nota: Acaso alguna vez ha habido una Europa con rostro humano? Si, pero no en este siglo. En el siglo pasado. Suecia si ha sido un país con rostro humano en los años 70 y 80 del siglo pasado cuando recibió a miles de perseguidos políticos de las dictaduras militares de Sudamerica, sobretodo de Chile. También de Argentina y el Uruguay. Pero no llegaban en pateras sino a través de canales legales de pedidos de asilos políticos.

Pero ese rostro humano europeo se fue desfigurando con el paso del tiempo, para luego en este siglo convertirse en una hipócrita máscara, cuando no, en una maquina de matar. La Europa sin rostro humano, existe ya hace rato y es precisamente la responsable del desastre humanitario del Mediterráneo y la responsable de que en 2 años llegaran a Alemania 2 millones de refugiados.
La UE de este siglo, nunca ha tenido rostro humano. Participó en guerras como Afganistan, Irak, Libia, Siria, Ucrania
Qué rostro humano pueden tener Aznar y Tony Blair que arrasaron con la vida de más de 1 millón de personas en Irak?
Cuando el periodista hace referencia a Libia y afirma "que ha sufrido una guerra civil" acaso se olvida que durante más de 6 meses fue bombardeada por la OTAN con toneladas de bombas?
Qué rostro humano puede tener Europa cuando ha financiado y armado a fundamentalistas en Siria junto a Qatar y los saudíes? Acaso no han puesto en riesgo la seguridad de los europeos desde Irak a la fecha?
Qué rostro humano puede tener Europa cuando ha comprado petróleo al Estado Islámico y no ha dejado de venderle armas a los saudíes e Israel que masacra Palestina?
Qué rostro humano puede tener Europa cuando ha apoyado masivamente la aniquilación económica de Grecia y que ante la "Crisis" del 2008 ha rescatado Bancos y ha dejado tirados con sus desahucios a cientos de miles de personas en España?
Esto si no es con un cambio radical en las políticas económicas en Europa y un cambio en su política exterior no tiene solución.


submitted by lulydelmar1 to podemos [link] [comments]


2018.08.13 07:43 NihilusOutis Mi opinión sobre el artículo de Benjamin Torres Gotay 'Morir en la orilla' en el Nuevo Día.

Otra columna más de quien le encanta ser leído, pero cuando alguien retasu retórica genérica y viciada de inmediato lo bloquea en Twitter.Porque así reacciona la prepotencia y la arrogancia. Tener ideales es bueno, pero cuando estos no le permiten a la persona ver la realidad tal cual es todo su análisis ser perjudica y toda opinión suya es prejuiciosa, no importa las buenas intenciones que tenga. Se puede estipular que los acuerdos con los acreedores a los que se están llegando no están aprovechando la herramienta que es proceso de quiebra que brinda PROMESA. Si es mal o buen trabajo de la Junta de Supervisión queda a la interpretación de cada persona (énfasis en 'interpretación'), pero una persona (en especial un “periodista”)debe ser capaz de aceptar dos hechos. Primero, sin PROMESA no habría proceso de quiebra y hace rato los acreedores habrían obtenido permiso de la corte para embargar cuentas de bancos y propiedades,además de imponer síndicos en las corporaciones públicas (a lo cual tienen derecho aunque Puerto Rico fuera un país soberano).Segundo, el gobierno de Ricardo Roselló ha aceptado estos acuerdos y los anuncia como logros inmensos de su parte cuando en realidad es que lo único que ha hecho el no cooperar con la Junta complicando todo innecesariamente. Lo que todos debemos admitir es que sólo ellos saben el 100% de los detalles de las negociaciones y de la data que utilizan. Por lo tanto, todo el mundo que opine sobre el asunto lo que hace es especular ya sean periodistas, analistas y nosotros la gente ordinaria en las redes sociales. Toda la situación por si sola es muy complicada con muchos intereses envueltos y muchos factores a considerarse. Pero lo realmente exasperante no es el bollete financiero del gobierno ni toda la ineptitud política que ya es inherente en nuestra sociedad. Lo que exaspera es la insistencia en ver todo el asunto desde el punto de vista ideológico y tribalista.Muestra de eso es la incapacidad y/o negativa de señalar al verdadero culpable del colapso... la mala administración pública.La tendencia es siempre culpar al 'otro'. Si no es malvado gobierno federal entonces es el pantano de Wall Street y sus aves de rapiña.Siempre sale alguien con el complejo de víctima y con la retórica genérica de que somos humillados y la culpa es del coloniaje y toda esa babosada. Un ejemplo es cuando Gotay dice, “Fuimos señalados por arrogantes congresistas estadounidenses como aborígenes incapaces de gobernarnos a nosotros mismos.” Dice “arrogantes congresistas” como si fuera un descubrimiento y como si los políticos locales no tuvieran la misma arrogancia (cough, Schatz, cough). También dice que nos señalan como “aborígenes”.Alguien que me muestre la transcripción de una conversación privada o en una vista congresional en la que alguien se refiera a los puertorriqueños de esa forma despectiva. No hay duda que hay mucho congresista con una opinión prejuiciada sobre la isla y sus habitantes. Pero hasta que un funcionario público federal no hable explícitamente de esa forma de los puertorriqueños, como lo ha hecho el imbécil de Trump sobre los mexicanos. Es una irresponsabilidad y mezquindad propagar ese tipo de noción con el propósito de manipular la opinión pública y adelantar una agenda ideológica. Gotay también dice que nos señalan como “incapaces de gobernarnos a nosotros mismos”. ¡Duh! ¿Y alguien duda eso? ¿Y no es eso lo que ha sido demostrado una y otra vez por las pasadas cinco décadas? ¿Acaso esa no es la razón principal del colapso gubernamental y financiero? Esa cita por si sola demuestra cómo sujetos como Gotay y los que piensan como él se niegan a aceptar la verdad irrefutable de que el colapso ocurrió por la mala administración y corrupción politiquera de todos los días. Pero no, hay que culpar a los gringos y a la colonia. Maldita sea la madre del issue colonial y la obsesión ideológica sobre el estatus que este provoca. En un artículo anterior Gotay escribió que el gobierno federal lo que quiere es humillar a los puertorriqueños. Nome explico como no se ahoga con tanto BS. Dice eso como si la gente del gobierno federal se despertara todas las mañanas y mientras bebe café esta maquinando alguna forma de cómo humillar a los aborígenes de Puerto Rico. Si suena absurdo y estúpido es porque lo es. Además,el mero hecho de que Gotay (y sujetos como él) sólo se preocupen por si la “dignidad” de los puertorriqueños es mancillada sin mencionar a los miles de residentes de la isla que no son puertorriqueños y que se ven afectados tanto o más que los“aborígenes” es evidencia de su etnocentrismo. Ese etnocentrismo se manifiesta en retóricas como la de “ellos” vs “nosotros”. Para él “ellos” son los culpables y agresores mientras que “nosotros”somos las “víctimas oprimidas”. Y el que me venga a decir estoy defendiendo a los federales le digo que no sea idiota y aprenda a leer. Los Estados Unidos han sido negligentes con su trato hacia Puerto Rico y su renuencia a abrir las puertas a una solución para el estatus ha sido una irresponsabilidad absoluta. ¿Pero la deuda pública multi billonaria de Puerto Rico? La culpa principal está en este lado del charco. La mala administración y corrupción gubernamental por parte de los políticos democráticamente electos son la causa principal de nuestros problemas inmediatos. El hecho de que PROMESA es una imposición del Congreso y que la Junta es un ente no electo por el pueblo es una realidad incomoda y desagradable. Pero es una realidad con la que hay que bregar por más verguenza que le cause a algunos que le preocupa más su ideal que la realidad práctica. Es inevitable que se siga discutiendo el issue colonial y con todas las ideologías implicadas. Todo el mundo es libre de hacer eso, pero si eso sabotea el proceso de quiebra y las protecciones que PROMESA le está brindando a Puerto Rico (aunque la Junta y el gobierno local no la aprovechen al máximo), entonces no están siendo diferentes que esos congresistas arrogantes que tanto critican y los bonistas a los que alegadamente responden. Esperar tal acción de los políticos locales es que esperarse, pero ver que periodistas,columnistas y analistas son igual de ideólogos que los políticos es decepcionante y quebranta cualquier esperanza de vivir en una sociedad que tenga un futuro positivo.
“A man cannot become a hero until he can see the root of his own downfall.” - Aristóteles
https://www.elnuevodia.com/opinion/columnas/morirenlaorilla-columna-2440757/?utm_term=Autofeed&utm_campaign=Echobox&utm_medium=Social&utm_source=Facebook#
submitted by NihilusOutis to u/NihilusOutis [link] [comments]


2018.06.02 01:04 alforo_ Municipalismo radical: el futuro que merecemos

Sólo una confederación global de ciudades rebeldes nos puede llevar hacia una nueva sociedad racional que cumpla la promesa de una sociedad más humanitaria
Soy hija de dos municipalistas veteranos. Mi madre, Beatrice Bookchin, se presentó a las elecciones del ayuntamiento de Burlington, en el estado de Vermont, hace treinta años, en 1987. Era miembro de una plataforma expresamente municipalista que pretendía construir una ciudad ecológica, una economía ética y, sobre todo, asambleas ciudadanas que cuestionaran el poder del estado nación. Mi padre es el teórico social y municipalista libertario Murray Bookchin.
Durante muchos años, la izquierda ha debatido sobre el modo de llevar a cabo nuestras ideas de igualdad, justicia económica y derechos humanos. En ese sentido, la carrera política de mi padre ilustra el razonamiento que quiero desarrollar: que el municipalismo no es solo una de las muchas maneras de hacer efectivo el cambio social, sino que es la única manera de transformar la sociedad con éxito. Tras una juventud comunista y con una educación esencialmente marxista, mi padre tuvo un dilema con los modos de pensar economicistas y reduccionistas que históricamente habían impregnado la izquierda marxista. Mi padre buscaba una idea de libertad más amplia, no sólo la liberación de una explotación económica, sino una libertad que se despojara de toda forma de opresión: de raza, clase, género, u origen étnico.
Al mismo tiempo, a principios de los años ‘60, Murray era cada vez más consciente de que el capitalismo avanzaba hacia un choque con el mundo natural. Pensaba que no se pueden abordar los problemas medioambientales a salto de mata: tan pronto protegiendo bosques de secuoyas un día como oponiéndose a una planta nuclear al día siguiente, porque la estabilidad ecológica estaba siendo atacada por el capitalismo. Es decir, la razón del beneficio económico, la filosofía del ‘crece o muere’ del capitalismo, es absolutamente contraria a la estabilidad ecológica del planeta.
Así que empezó a elaborar el concepto que él denominaba “ecología social”, que parte de la premisa de que todos los problemas ecológicos son problemas sociales. Murray opinaba que, para reconducir nuestra devastadora relación con el mundo natural, debemos cambiar las relaciones sociales desde su núcleo. No sólo debemos acabar con la opresión de clase, sino que también debemos poner fin a la dominación y a las jerarquías en todos los niveles, ya sea la dominación de hombres sobre mujeres, de heteros sobre lesbianas, gais y personas transgénero, de personas blancas sobre personas de color, o de los mayores sobre los jóvenes.
La pregunta para él era: ¿Cómo construimos una nueva sociedad igualitaria? ¿Qué tipo de organización social alternativa puede crear una sociedad en la que seres humanos verdaderamente liberados puedan prosperar y que, al mismo tiempo, cure nuestra ruptura con el mundo natural? Realmente la pregunta es: ¿qué tipo de organización política es la que puede cuestionar el poder del Estado? Y así, a finales de los años ‘60, Murray empezó a escribir sobre una forma de organización a la que denominó municipalismo libertario. Él creía que el municipalismo ofrecía una salida al punto muerto entre las tradiciones marxista y anarquista.
El municipalismo rechaza tomar el poder del Estado, que tras las experiencias del siglo XX todos sabemos que es una causa perdida, ya que el Estado -sea capitalista o socialista- y su burocracia sin rostro nunca son de veras responsables ante el pueblo. Al mismo tiempo, los activistas deben reconocer que no conseguiremos el cambio social simplemente llevando nuestras reclamaciones a las calles. Las acampadas y manifestaciones multitudinarias pueden desafiar la autoridad del Estado, pero no han logrado usurpársela. Aquellos que participan sólo en políticas de protesta o se organizan en los márgenes de la sociedad tienen que ser conscientes de que siempre habrá poder: este no se desvanece sin más. La pregunta es en manos de quién recae el poder: en la autoridad centralizada del Estado, o en el nivel local con el pueblo.
Es cada vez más evidente que nunca lograremos el cambio social radical y tan desesperadamente necesario yendo simplemente a las urnas. El cambio social no se producirá por votar al candidato que nos promete un sueldo mínimo de 15 dólares la hora, educación gratuita y baja por motivos familiares u ofrece lugares comunes sobre la justicia social. Cuando nos limitamos a votar al menos malo, conformándonos con las migajas que nos deja la socialdemocracia, somos cómplices y apoyamos la misma estructura centralizada que ha sido diseñada para mantenernos subyugados para siempre.
Al mismo tiempo, aunque muchas veces ignorada por la izquierda, hay una rica historia de democracia directa, política radical y autogobierno ciudadano: desde la antigua Atenas a la Comuna de París, desde las colectividades anarquistas de la España de 1936 a Chiapas (México), desde Barcelona y otras ciudades y pueblos españoles en los últimos años hasta Rojava, en el norte de Siria, donde el pueblo kurdo ha implementado un proyecto de autogobierno profundamente democrático, sin precedentes en Medio Oriente.
Una política municipalista es mucho más que impulsar una agenda progresista en el ayuntamiento, por importante que esto pueda ser. El municipalismo -o comunalismo, como mi padre lo llamaba- es un retorno a la política en su definición original, como un llamamiento moral basado en la racionalidad, la comunidad, la creatividad, la libre asociación y la libertad. Es una visión profundamente articulada de una democracia descentralizada y asamblearia, en la que las personas actúan unidas para diseñar un futuro racional. En un momento en el que los derechos humanos, la democracia y el bien público son atacados por gobiernos estatales cada vez más nacionalistas, autoritarios y centralizados, el municipalismo nos permite reclamar la esfera pública para el ejercicio de la ciudadanía y la libertad auténticas.
El municipalismo exige que devolvamos el poder a los ciudadanos de a pie, que reinventemos lo que significa hacer política y lo que significa ser ciudadano. La política real es lo contrario a la política parlamentaria. Comienza en la base, en las asambleas locales. Es transparente, con candidatos 100% responsables ante sus organizaciones vecinales, candidatos que son delegados más que representantes entregados al tejemaneje. Celebra el poder de las asambleas locales de transformar, y de ser transformadas, por una ciudadanía cada vez más informada. Y es festivo: en el mismo acto de hacer política nos convertimos en nuevos seres humanos, construimos una alternativa a la modernidad capitalista.
El municipalismo pregunta: ¿Qué significa ser un ser humano? ¿Qué significa vivir en libertad? ¿Cómo organizamos la sociedad de manera que promueva el apoyo mutuo, el cuidado y la cooperación? Estas preguntas y las políticas que se derivan de ellas llevan consigo un imperativo ético: vivir en armonía con el mundo natural para evitar destruir la base ecológica de la vida misma, y al mismo tiempo maximizar la libertad y la igualdad humanas.
La buena noticia es que la política se hace cada vez más visible en movimientos horizontales alrededor del mundo. En las fábricas recuperadas de Argentina, en las guerras del agua de Bolivia, en los ayuntamientos vecinales que han surgido en Italia, donde el gobierno se mostró inútil ante las necesidades de los municipios gravemente afectados por las inundaciones, una y otra vez vemos gente organizándose a nivel local para tomar el poder, para de hecho construir un contrapoder que reta a la autoridad y el poder del estado nación. Estos movimientos están tomando la idea de democracia y expresándola en su máximo potencial, creando una política que es fiel a las necesidades humanas, que promueve el compartir y la cooperación, el apoyo mutuo y la solidaridad, y que reconoce que las mujeres deben tomar posiciones de liderazgo.
Lograr esto significa llevar nuestra política a todos los rincones de nuestros barrios, haciendo lo que los conservadores de todo el mundo han hecho con tanto éxito en las últimas décadas: presentar candidatos a nivel municipal. También significa crear un programa mínimo -como acabar con los desahucios, poner fin al aumento de los alquileres y la desestabilización de nuestros barrios a causa de la gentrificación- pero también desarrollar un programa máximo en el que reconsideremos lo que la sociedad podría ser si pudiéramos construir una economía solidaria, aprovechar las nuevas tecnologías y expandir el potencial de cada ser humano para vivir en libertad y ejercer sus derechos civiles como miembro de comunidades prósperas y verdaderamente democráticas.
El siguiente paso es confederarnos, trabajar más allá de las fronteras estatales y nacionales en el desarrollo de programas que aborden cuestiones regionales e incluso internacionales. Esta es una respuesta importante a aquellos que dicen que no seremos capaces de resolver grandes problemas transnacionales actuando de manera local. De hecho, es precisamente a nivel local donde estos problemas se están resolviendo día tras día. Incluso grandes desafíos como el cambio climático se pueden gestionar a través de confederaciones de comunidades que envíen delegados a tratar asuntos regionales y globales. Necesitamos crear instituciones políticas permanentes a nivel local, no simplemente mediante líderes políticos que articulen una agenda de justicia social, sino mediante instituciones que sean directamente democráticas, igualitarias, transparentes, totalmente responsables, anticapitalistas, con conciencia ecológica y que den voz a las aspiraciones de las personas. Requerirá tiempo y educación la formación de asambleas municipales como un poder que contrarreste el poder del estado nación, pero es nuestra única esperanza de convertirnos en los nuevos seres humanos necesarios para crear una nueva sociedad.
Este es nuestro momento. Alrededor del mundo las personas no quieren sólo sobrevivir, sino vivir. Si queremos transitar desde la espiral mortal que décadas de neoliberalismo nos han impuesto hasta una nueva sociedad racional que cumpla la promesa de una sociedad más humanitaria, debemos crear una red global de ciudades y pueblos audaces. No merecemos menos.
Debbie Bookchin escritora, periodista laureada y coeditora de The Next Revolution: Popular Assemblies and the Promise of Direct Democracy (Verso, 2014), una colección de ensayos de Murray Bookchin.
Fuente original: http://roarmag.org/magazine/debbie-bookchin-municipalism-rebel-cities/ Traducción: ADELA BRIANSÓ JUNQUERA
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


PERIODISTAS COLABORANDO CON LA CIA ¿YA NO EXISTE?: RUBÉN LUENGAS Denuncia BAR ESPAÑA Crímenes de Pedofilia con altos cargos ... Humberto Moreira: Sergio Aguayo y otras peleas con periodistas, políticos y empresarios ¿Qué políticos, medios y periodistas españoles tienen lazos con el siniestro multimillonario Soros? JAVIER MILEI SE CRUZA CON DIPUTADA MACRISTA / VEAN COMO MIENTE, TODO LOS POLÍTICOS MIENTEN Asuntos Públicos - YouTube El Duende Preguntón ¿Por que los políticos se van de vacaciones? ... El empujón Tras el puñetazo a Rajoy... Otras agresiones a políticos

Sindicato condena despido de periodistas por asuntos políticos

  1. PERIODISTAS COLABORANDO CON LA CIA ¿YA NO EXISTE?: RUBÉN LUENGAS
  2. Denuncia BAR ESPAÑA Crímenes de Pedofilia con altos cargos ...
  3. Humberto Moreira: Sergio Aguayo y otras peleas con periodistas, políticos y empresarios
  4. ¿Qué políticos, medios y periodistas españoles tienen lazos con el siniestro multimillonario Soros?
  5. JAVIER MILEI SE CRUZA CON DIPUTADA MACRISTA / VEAN COMO MIENTE, TODO LOS POLÍTICOS MIENTEN
  6. Asuntos Públicos - YouTube
  7. El Duende Preguntón ¿Por que los políticos se van de vacaciones? ... El empujón
  8. Tras el puñetazo a Rajoy... Otras agresiones a políticos
  9. Asesinado periodista que vinculaba paramilitares con ...

El periodista Rubén Luengas nos habla de la Operación Mockingbird, con la que la CIA utilizaba periodistas para influir en la gente. Carlos Loret De Mola Se Burla De AMLO En Vivo y Lo Llama Duende y Así Le Contesta El Presidente: - Duration: 13:31. El Charro Político 95,574 views Asesinaron a Clodomiro Castilla, un periodista colombiano, director y propietario de la revista El Pulso del Tiempo y corresponsal de la radio local, conocid... Humberto Moreira denunció a Sergio Aguayo en junio de 2016 luego de que el periodista y académico publicara en su columna en el diario Reforma una crítica al exgobernador de Coahuila. Agradecer a Josele Sanchez director de La Tribuna de España por la difusión,investigación de este tema, gracias x dejarme compartir y divulgar esta barbarie ... Uxía Rodríguez recuerda otras agresiones a políticos tras el puñetazo a Mariano Rajoy en Pontevedra: François Mitterrand, Erdogan, Yolanda Barcina, George W. Bush, Berlusconi, Helmut Kohl ... Perifoneo 'El Corsario' Los bailarines del Ballet Nacional del Sodre, María Noel Riccetto, Ciro Tamayo y Acaoã Theóphilo, conversan con la periodista Lucía Chilibroste, acerca de los diversos ... Javier Milei Intratables 28/08/2019 Expediente Soros.Volumen 3:¿Quién es el oscuro multimillonario que influye en tu vida y no lo sabes?. Todo sobre George Soros Necesitamos tu ayuda si quieres...